Showbiz / 5 de mayo de 2016

Cómo es la nueva TV para los chicos

Los canales infantiles tienen que reinventarse para mantener a su audiencia. Los desafíos que significan YouTube y Netflix.

Por

Plataformas. Los contenidos tradicionales se renuevan.
Plataformas. Los contenidos tradicionales se renuevan.

Los más chicos nacieron en la era del “video on demand” y ven sus series favoritas en el momento en el que lo desean y con el dispositivo que tienen a mano, ya sea su propia tableta, el smartphone del padre o la consola de videojuegos del hermano mayor. Ni siquiera hace falta que sepan leer: hoy niños de dos años ya saben cómo desbloquear un teléfono, encontrar la app de YouTube y ponerse a ver los videos que les gustan. Se trata de una verdadera revolución que desafía a la manera tradicional en la que hasta ahora los canales infantiles pensaron no sólo sus producciones, sino también su propio lugar en la vida de los niños.

“No quedan dudas de que estamos viviendo un cambio cultural profundo. Hoy podemos ver lo que queremos ver, cuando lo queremos ver, las veces que deseemos y en el gadget que nos quede mejor”, le explicó a NOTICIAS Andy Yeatman, director global de contenidos infantiles de Netflix. Desde hace varios años, la popular plataforma de streaming apostó por los más chicos ofreciendo un amplio menú de producciones originales que pueden no tener el mismo nivel de repercusión que “House of Cards”, pero comparten los mismos estándares de calidad y talento.

Pero las señales tradicionales también reaccionaron a estos cambios en su audiencia, reinventándose. “Yo no diría que los servicios de streaming o las apps son una amenaza para nosotros, sino que representan un desafío. Pero una de las ventajas que tenemos en Cartoon Network, es que más que una señal infantil somos una experiencia de entretenimiento multiplataforma.  Entonces se trata de estar atentos a la dinámica de consumo de contenidos de los chicos”, reveló Pablo Zuccarino, VP y Gerente de Cartoon Network América.

Demanda en crecimiento. Los canales de cable se enfrentan así, a nuevos jugadores que compiten por el interés y la atención de su audiencia. Además de Netflix, en donde algunas señales tienen sus títulos, hoy la plataforma más popular es YouTube, que en el último tiempo también se mostró muy interesada en el público infantil y lanzó su versión Kids, una app pensada para los más chicos.

Esta flamante aplicación, que se puede descargar de forma gratuita,  se basa en tres pilares fundamentales: un diseño simple y efectivo para los dedos pequeños de los chicos; contenido filtrado y clasificado para niños entre 2 y 8 años y el foco puesto en el control parental, con diferentes opciones para personalizar aún más la experiencia de uso.

En las redes. Hoy los creadores de contenidos deben también planear cómo avanzar sobre redes como Facebook, así como también tener juegos propios y apps exclusivas. En ese sentido, Disney Junior es todo un ejemplo, con un asombroso crecimiento en plataformas digitales. “Nos dirigimos a un target que está compuesto por niños de 2 a 7 años pero también por sus familias. En DisneyLatino.com se pueden encontrar juegos, actividades y audiolibros de las propiedades del canal, para que los niños se puedan divertir; mientras que en Facebook, los padres pueden enterarse de las novedades de programación, shows en vivo y de todo aquello que se puede encontrar en Disney Latino o lo relacionado a Disney Junior”, explicó Cecilia Mendonça. La señal también cuenta con un canal propio en YouTube y la app Disney Junior Play, que se descarga de manera gratuita en iOS y Android. Cartoon Network camina por el mismo sendero y es líder en el segmento de gaming, con una veintena de títulos que son sucesos globales y con apps como TV Everywhere Cartoon Network GO.

Con tantos cambios ocurridos en los últimos cinco años, muchos se preguntan qué pasará a lo largo de la próxima década, ¿cómo será el entretenimiento infantil en 2025? “Nosotros creemos que hay una tendencia que se mantendrá: la búsqueda de mayor calidad”, concluyó Yeatman.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *