Sociedad / 5 de mayo de 2016

Las tapas de NOTICIAS, entre las más provocadoras del mundo

Una investigación periodística seleccionó las cuatro newsmagazines que más se enfrentaron al poder. También incluye a Time, Der Spiegel y Veja. El ranking de las mejores tapas.

Por

Desafiar y denunciar al poder desde los medios no es tarea sencilla. Para realizarlo, es necesario contar con capacidad profesional, audacia, credibilidad y, por qué no, con un  poco de picardía. La provocación, entonces, se convierte en una herramienta fundamental de las newsmagazine para lograr identidad. Los periodistas Norberto Angeletti y Alberto Oliva investigaron los ejemplos más cabales de este tipo de periodismo en todo el mundo y el resultado fue un libro: “Revistas que provocan al poder” de Editorial Planeta.

Los autores seleccionaron las que, a su entender, son las cuatro publicaciones más importantes de todo el mundo y dentro de esa selecta lista, se encuentra NOTICIAS. El distinguido cuarteto, se completa con la pionera del género, Time; la alemana Der Spiegel y Veja en Brasil.

Angeletti y Oliva se especializan en este tipo de investigaciones y tienen otros títulos como “Time, historia ilustrada de la revista que más influye”, “Revistas que hacen e hicieron historia” e “In Vogue”. En general, estos libros se publicaron primero en el exterior, en Europa y Estados Unidos y luego llegaron a la Argentina. Salvo este último que fue editado antes en el país.

“El denominador común entre ellas es que todas usaron y usan a la provocación como su principal arma periodística. Provocan desde la información y la escritura, ayudan a reflexionar con sus ensayos e interpretaciones, impactan desde la tapa con ilustraciones que atrapan a los lectores y jaquean, irritan o hacen caer a gobernantes”, explican los autores sobre los motivos que los llevaron a elegir estos títulos.

Y agregan: “Time la elegimos porque es la que creó el segmento de revistas de información, Der Spiegel porque a la información le agregó investigación, Veja porque fue el primer ejemplo en Latinoamérica y a NOTICIAS, porque junto con Veja, es la más importante de la región”.

La obra, que será presentada el miércoles 6 de mayo en la Feria del Libro, es producto de un trabajo de investigación que demandó más de cinco años y que incluyó tanto entrevistas con los periodistas de dichos medios así como también el rastreo y búsqueda de archivo de ejemplares. El trabajo busca rescatar la idiosincrasia particular de cada publicación, sus enfrentamientos con las mafias y los gobiernos de turno, la evolución editorial y el compromiso con la información como forma de forjar credibilidad.

“Hoy, en esta era digital, no se toma en cuenta lo que generaron estas revistas. Desde Time que creó tradiciones mundiales, como es la elección de la persona destacada del año, hasta lo que logró cada publicación en su país de origen en los momentos en que fueron publicadas”, explica a NOTICIAS Norberto Angeletti, quien asegura que el libro busca resaltar también que detrás de cada uno de estos medios hay mucho trabajo, originalidad y rigurosidad periodística.

Time. Los Estados Unidos post Primera Guerra Mundial fue el punto de partida. En 1923 vio la luz el primer ejemplar de Time. La incipiente revista pateó el tablero de lo que era el periodismo y creó un nuevo paradigma derribando límites y creando nuevos vínculos tanto con el lector como con el modo en que se trataba y presentaba la información. De ahí en adelante, nada sería lo mismo.

La publicación ideada por Brit Hadden y Harry Luce, dos veinteañeros en ese entonces, sentó las bases de un modo de hacer periodismo. Una escuela que pronto se replicó en otras latitudes y cuya calidad y efectividad es tal que aún hoy continúa vigente y haciendo historia. “El segmento al que pertenecen estas revistas continúa haciendo frente a presiones políticas y sofoques económicos, amenazas de cierre o simplemente a los embates de la TV, los canales de 24 horas de noticias, la televisión por cable y el boom digital”, detallan los autores para dar cuenta de la efectividad de la fórmula planteada.

La revolución planteada por Time sedujo a los lectores por dos motivos. El primero periodístico: el modo de organizar las noticias, la sagaz escritura, la provocación en cada línea y la inclusión de minuciosas descripciones para crear imágenes mentales en la audiencia. El otro aspecto refiere a la estética. El tradicional marco rojo que rodea la portada y la imagen de un personaje en el centro de esa tapa, se convirtieron en sellos característicos que perduran hasta la actualidad. Incluso la conjunción de estos factores sumados al olfato editorial dieron lugar a otro hito: la selección de la persona del año, sitio de privilegio de alta cotización simbólica.

Der Spiegel. Time se convirtió en poco tiempo en un fenómeno y en una referencia mundial. Por eso, no fue sorpresa, que en otro país signado por la post guerra se creara, en 1947, otro producto periodístico con la misma impronta. Der Spiegel (el espejo) y a la irreverencia le agregó el periodismo de investigación como bandera. Según su fundador, Rudolf Augstein, la revista se definió como “el cañón de la democracia” y a partir de esa premisa se trabaja. Numerosos equipos de investigación destinados al tema central de cada edición convirtieron a Der Spiegel en una usina de denuncias exclusivas y el tratamiento de temas que otras publicaciones germanas omitían.

Este espíritu crítico e inconformista y los constantes trabajos de minuciosa investigación le han valido a la revista múltiples premios. Pero, más importante aún, es que desde allí fue que solidificó su credibilidad y reputación.

Veja. Para fines de la década del ’60 este fenómeno periodístico llegaría al cono sur de la mano de un ex pasante de Time, el brasilero Roberto Civita quien junto a su padre, Víctor, lanzaron Veja. “La consigna fue siempre provocar al poder y destapar ollas malolientes”, destacan Angeletti y Oliva sobre la que, en la actualidad, es la revista de información de mayor circulación de Latinoamérica.

“Brasil no puede ser más el antiguo archipiélago separado por la distancia o el espacio geográfico, la ignorancia, los prejuicios y los regionalismos: necesita información rápida y objetiva para poder elegir nuevos rumbos […] necesita, en fin, estar bien informado. Y este es el objetivo de Veja”, fue la filosofía fundacional que enunció Víctor Civita en el primer número. Y es el camino del cual la publicación nunca se ha apartado.

Veja fue testigo de todos los procesos políticos que convulsionaron Brasil y fue -y sigue siendo- parte fundamental en echar luz sobre hechos de corrupción de todos los gobiernos. En el camino para llegar a ser lo que es hoy, otro gran desafío que debió enfrentar Veja fue lograr formar un equipo de redacción que pueda plasmar el espíritu de la publicación en palabras. Tales eran las dificultades para hallar redactores que interpretaran el estilo de la publicación que la editorial lanzó un curso de seis meses donde entrenaba a los futuros redactores.

Noticias. A poco de iniciar la década del ’90, aparecería en Argentina la más nueva de las cuatro publicaciones que provocan al poder: NOTICIAS. “Con sus temáticas, buscaba ser el puente entre los lectores y el mundo moderno”, apunta Angeletti. Sin embargo, a la publicación le costó hacerse un hueco entre los lectores nacionales y las ventas iniciales no eran las esperadas. Sin embargo la perseverancia editorial dio frutos. “Logró identificar el clima de época que se estaba viviendo en el país. La revista, así, se paró frente a ese escenario, lo mostró, lo expuso, lo hizo brillar todas las semanas mientras sumaba cada vez más lectores ávidos por enterarse de lo que pasaba en la otra cara del poder”, identifican la receta los autores.

Esta posición se mantuvo inalterable a lo largo de los años. Muchas veces mostrando lo que algunos argentinos preferían no ver o incluso enfrentándose a mafias de estrechos vínculos con el gobierno. Esta intransigente posición cosecha enemigos. Sin embargo, según Angeletti y Oliva, es lo que le valió a la revista forjarse y mantener aún hoy su credibilidad e independencia.

Ver para creer. El sello distintivo de todas estas publicaciones son sus tapas. En “Revistas que provocan al poder”, se otorga un gran despliegue gráfico a recorrer la historia de las portadas y como éstas fueron un termómetro para medir un clima de época. Desde las primeras ilustraciones en blanco y negro de Time hasta los fotomontajes de la actualidad en NOTICIAS, todas entrañan un significado mucho más profundo que la presentación de un tema. Las hay satíricas, impactantes, desafiantes y más, pero todas persiguen el mismo objetivo: generar en el lector la necesidad de saber de qué se trata.

“La tapa es la carta de identidad de cada publicación. No sólo se está comunicando qué se va a ver dentro de esa edición sino que además se está planteando la forma y la interpretación”, sostiene Angeletti, quien asegura que con el surgimiento de nuevas plataformas de información para competir, como la televisión, estas cuatro publicaciones redoblaron sus esfuerzos para impactar desde sus portadas, creando y sentando las bases de una marca distintiva.

La provocación queda entonces planteada desde el inicio actuando de disparador para captar la atención del público. “Desde las primeras ediciones de Time, la tapa siempre fue un tema fundamental. Ellos incluso contrataron pintores célebres para realizarlas”, dice Angeletti. Así, además del tratamiento y la selección de temas, el impacto visual se convierte en parte fundamental del desafío al poder. De hecho, muchas de las portadas creadas en alguna de estas redacciones perduran hoy en el imaginario popular y se convierten en la mayor expresión para comprender momentos o procesos.

“Este tipo de publicaciones nunca pueden ser oficialistas. Siempre deben mantener su espíritu crítico e inconformista. Es lo que las hacen ser lo que son”, advierte el autor sobre el rasgo editorial distintivo que prima y que es condición indispensable en las cuatro revistas destacadas.

Time se enfrentó al conservadurismo de su primera época e incluso tuvo la osadía de tratar a las personas de raza negra como señores. Sin embargo, aunque siempre se mostró irreverente y desafiante y muchas veces quedó en el centro de la polémica, nunca sufrió grandes embates de los sectores de poder. Su primer gran conflicto se suscitó cuando no dudaron en mencionar, en una nota, la enfermedad que padecía el presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt. Time se defendió argumentando que no había mala intención en su publicación, sólo información. De hecho, la revista hizo pública la posición de sus lectores a través de cartas enviadas a la redacción y una exigua mayoría les daba la razón.

Las demás publicaciones no gozaron de tanta suerte y fueron atacadas con mayor ferocidad, pero los cimbronazos de los que fueron víctimas les permitieron afianzar su credibilidad y coraje editorial.

El director de Der Spiegel, Rudolf Augstein, fue encarcelado en 1962, acusado de traición a la patria luego de que el semanario publicara una investigación que salpicaba al entonces inspector de Defensa Federal, Friedrich Foertsch. Además, las fuerzas militares se metieron en la redacción a modo de amenaza. La veracidad de la investigación publicada por la revista, sumado a la falta de sustento de la acusación oficial, sólo sirvieron para reivindicar el trabajo de Der Spiegel.

Veja, por su parte, tuvo que acostumbrarse a sobrellevar la censura previa y la confiscación de ejemplares que eran el mecanismo que adoptó el gobierno brasilero para acallar la voz de una revista que vendía cada vez más ediciones. Fueron más de ocho años de celoso control. Pero en ese tortuoso camino, Veja encontró otro modo de comunicar, de informar. Así, cuando una llamada anunció el fin de la censura previa, pasó de ser “una revista de la resistencia a retomar su liderazgo como modelo independiente de prensa libre, democrática y pluralista”, aseguran Angeletti y Oliva.

Pero sería en Argentina donde se registraría el peor atentado contra la prensa. Una red mafiosa que incluía policías, políticos y empresarios amigos fue demasiado lejos. El reportero gráfico de NOTICIAS, José Luis Cabezas, había cometido la “osadía” de fotografiar al empresario más enigmático y de bajo perfil del menemismo, Alfredo Yabrán. Un año después de dicha instantánea, el fotógrafo fue asesinado por pedido del magnate entrerriano y Yabrán terminó suicidándose. El macabro hecho sólo reforzó el compromiso periodístico de la revista.

El menemismo jaqueó la revista económicamente con un aluvión de causas judiciales y, años después los Kirchner optaron por un mecanismo de censura indirecta suspendiendo la publicidad oficial para todos los medios de la Editorial Perfil, medida que se sostuvo a pesar de un fallo adverso de la Corte Suprema, que luego ordenó al Estado que haga efectivo el pago.

Reputación y futuro. “Estas cuatro revistas son producto del olfato y la capacidad de quienes trabajaron y trabajan en ellas para interpretar momentos. La misión de un editor es captar qué es lo que en este momento necesita el público y son estos cuatro ejemplos los que lo lograron con mayor acierto”, apunta Angeletti.

Las cuatro lograron asociarse a la credibilidad y el profesionalismo y una postura siempre crítica frente al poder. Tal es su status que, según Angeletti, ni siquiera el advenimiento de las nuevas tecnologías podrá socavarlo: “La reputación sigue estando asociada al papel. Y así seguirá siendo. No hay una marca asociada a la información que haya trascendido de esta manera desde internet”, advierte, al tiempo que augura un buen futuro para las editoriales ya que “el tiempo que emplea la gente para entretenerse e informarse es el mismo que antes, sólo que ahora hay más competencia, pero estas revistas saben qué es lo que hay que darle al lector y continúan haciéndolo”.

 

2 comentarios de “Las tapas de NOTICIAS, entre las más provocadoras del mundo”

  1. ¡CORRUP.CIÓN PERIODÍSTICA OFFS.HORE! Fitz Patrick: “Esto no lo pudimos ocultar” ESTO SE CONOCÍA EN NOVIEMBRE Y PODÍA INFLUÍR EN LAS ELECCIONES Y EN EL PAGO A BUITRES y hoy no es tapa de ningún diario cóm.plice del ro.bo y fug.a de dinero sucio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *