Política / 18 de mayo de 2016

Las sospechas sobre Sara Garfunkel

La madre de Nisman muestra sorprendente sangre fría en la llamada en la que anuncia la muerte de su hijo. Su participación en sociedades y cuentas en el exterior la compromete. Ver documentos

Sara Garfunkel
NOTICIAS adelantó el 8 de mayo del 2015 las pruebas contra Garfunkel.

Hoy se conoció el sorprendente audio de la llamada de Sara Garfunkel, madre del fiscal Alberto Nisman, al servicio de ambulancias.  Su voz suena tan tranquila que el operador telefónico le pregunta “¿Qué le anda pasando? [al paciente]. Garfunkel responde con calma “Yo vine a la casa de mi hijo y está muerto”.

Esa tranquilidad, que sorprendió al empleado de Swiss Medical al otro lado de la línea, sorprende hoy a todo el que escucha los audios. Y reabre las preguntas sobre la relación entre Sara Garfunkel y su hijo, y sus ribetes económicos, fiscales y hasta posiblemente judiciales.

El nombre de Garfunkel está en muchos documentos de importancia. El primero es una cuenta en el banco Merril Lynch de Nueva York, cuya titularidad compartía con compartía con su hija Sandra Nisman y el asesor informático Diego Lagomarsino, aunque Nisman era el apoderado. Además figuraba como dueña de  propiedades en Punta del Este y Buenos Aires sobre las que Nisman tenía especial interés.

En su edición del 8 de mayo de 2015, NOTICIAS mostró en exclusiva las pruebas que la pusieron en la mira de la AFIP. Entre el material están los recibos de pagos de expensas de tres lotes en un exclusivo complejo de chacras en Punta del Este y otro recibo de pago por dos departamentos y dos cocheras en el edificio One77One, que se construye sobre la calle Dorrego, frente a los estudios de Canal 9 en una de las zonas más cool de Palermo. Nisman guardaba esta documentación en la Unidad Fiscal de Investigación de la causa AMIA y además tenía otros documentos que lo mantenían informado sobre el avance de la obra en el edificio de Palermo.

Por otra parte, entre la documentación se encontraron resúmenes de cuenta de una tarjeta American Express con gastos que rondaban los 70 mil pesos. En esos resúmenes figuraba que Nisman le había dado una extensión de la tarjeta y cargaba allí gastos como obra social, seguros, Cablevisión y compras en el supermercado. Ese dato también llama la atención de los investigadores. ¿Era posible que una mujer con capacidad financiera como para tener una cuenta bancaria en Estados Unidos e invertir en propiedades en Punta del Este y Buenos Aires tuviera que usar la tarjeta a su hijo para pagar los gastos de su casa? Tan llamativo como la tranquilidad de una madre al anunciar que fue a la casa de su hijo y lo encontró muerto.

Ver documentos

 

 

Comentarios de “Las sospechas sobre Sara Garfunkel”

  1. La madre de Nisman muestra sorprendente sangre fría en la llamada en la que anuncia la muerte de su hijo. Su participación en sociedades y cuentas en el exterior la compromete. Ver documentos

    Es increible que a esta altura de los acontecimientos se siga victimizando a las víctimas, y aquì, la víctimas son el Fiscal Nisman, su madre, su ex esposa, sus hijas. No puedo creer que Noticias se sume a la infama campaña kirchnerista de matar nuevamente al Fiscal Nisman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *