Política / 23 de mayo de 2016

Así se renueva la ex SIDE en medio del ajuste

La nueva gestión empezó a arreglar y redecorar el edificio. Cómo lo encontraron: baños destrozados, paredes con agujeros y pisos rotos.

Por

El edificio donde funciona la ex SIDE y que está siendo reparado.
El edificio donde funciona la ex SIDE y que está siendo reparado.

En la ex SIDE se viven tiempos de cambios estructurales. El viejo edificio donde hoy funciona la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sobre la calle 25 de Mayo está sufriendo una serie de modificaciones, cambios y refacciones ordenadas por su titular, Gustavo Arribas. Muebles nuevos, equipamiento de Inteligencia, pintura y arreglos de paredes, entre otros cambios, mantienen entretenidos a los agentes que por estos días se mueven en el lugar. “Encontramos un edificio destruido, casi inhabitable”, deslizan quienes están al tanto del recambio.
Los trabajos comenzaron hace un mes en el quinto piso donde tiene su oficina Arribas que no tuvo otra opción que mudarse a una oficina del cuarto hasta que termine todo. Una empresa de mudanzas de primera línea es la encargada de sacar los muebles viejos y en mal estado, los estantes, bibliotecas, mesas y todo tipo de mobiliario que será cambiado por nuevos elementos más operativos y modernos.
Secreto. Desde que asumió en la AFI, Arribas empezó a diagramar un cambio dentro del edificio. El estado de abandono en que encontraron las instalaciones las nuevas autoridades era impactante. Agujeros en las paredes que oficiaban de intercomunicadores entre pasillos, falta de mantenimiento, baños destrozados, pérdidas en las canillas, persianas que no se podían bajar ni subir, aires acondicionados y sistemas de calefacción sin funcionar y pisos levantados, entre otros daños. Pero el mobiliario no es lo único que está dañado. Los sistemas de teléfonos y tecnológicos son vetustos para la central del espionaje.
No fue fácil arrancar con los trabajos de remodelación, sobre todo porque el presidente Mauricio Macri había bajado la orden de que sean austeros con los gastos. Arribas es amigo personal del Presidente. Se conocieron a principos de los ’80 en una gira que organizaron los ex alumnos del Newman para jugar al fútbol en los Estados Unidos. Arribas, que no había ido al colegio con Macri, fue invitado al viaje por su dotes futbolísticos. Desde ahí entablaron una gran confianza. Quizá esa buena relación fue la que ablandó al Presidente para que el jefe de la AFI destinara algunos fondos a reparar el edificio de inteligencia.
Los auditores que se encargaron de relevar el estado del edificio constataron que el daño era tan grande porque arrastraba años de falta de mantenimiento básico. Otro de los puntos que los dejaron perplejos fue que el despacho que ocupaba el ex director de Operaciones, Antonio “Jaime” Stiuso, estaba reventado como si hubiera sufrido un saqueo. Todo estaba revuelto, los aparatos como teléfonos y dispositivos habían sido arrancados y no había documentación. Stiuso había sido echado del Gobierno de Cristina Kirchner tras un fuerte enfrentamiento con la ex presidenta y luego de dar una entrevista a NOTICIAS a fines del 2014.
Arribas, de profesión contador, se dedicó antes de llegar a la ex SIDE al negocio de compra y venta de jugadores de fútbol. De gustos refinados y con un estilo de bon vivant, no se sentía demasiado cómodo con la estética derruida y abandonada de la AFI. Los arquitectos que trabajan en la remodelación recibieron la orden de que la nueva estética sea moderna y funcional. Arribas, además, les pidió que tomaran todas las precauciones para lograr un edificio hiperseguro a prueba de todo. “Como la CIA”, fue el mensaje que les hicieron llegar.
Más cambios. Además de perfeccionar el edificio de la calle 25 de Mayo ubicado frente a la Casa Rosada, Arribas tiene un plan para mejorar la Escuela Nacional de Inteligencia (ENI), la institución que se dedica a formar a los futuros espías de la AFI. El edificio ubicado en el barrio de Recoleta sobre la calle Libertad 1235 también está destrozado. Desde la AFI planean invertir 6 millones de pesos (unos 400.000 dólares) para remodelar parte del predio y ponerlo en condiciones. Las aulas e instalaciones estaban casi abandonas tras el paso de la gestión K.
Arribas y la subdirectora de la AFI Silvia Majdalani quieren darle un rol relevante a la Escuela. Entre otras medidas, arrancaron una serie de reuniones con varias universidades estatales y privadas para que los ayuden a captar a los alumnos con mejores promedios y carreras afines a la Inteligencia para becarlos y capacitarlos en el área.
Además de las reparaciones edilicias, en la AFI están terminando de hacer un relevamiento del material que heredaron para realizar tareas de espionaje. Quieren saber qué les dejó la aneterior gestión que no se caracterizó por armar algo similar a un inventario. En la ex SIDE los secretos siempre fueron ley.

 

2 comentarios de “Así se renueva la ex SIDE en medio del ajuste”

  1. El viejo truco de paralizar el Estado para que te sobren empleados se lo van a tener que meter en cul. Gor.Ila. En EEUU, tu país modelo, cuando se despide a alguien, ese alguien va al despacho del jefe y le pe.ga un tir.o en la cab.eza. ¡AGRADECÉ QUE SEAMOS UN EJEMPLO DE PACIENCIA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *