Sociedad / 17 de julio de 2016

Bullying y obesidad: el drama de Morena Rial

La hija del conductor contó las dolorosas razones que la llevaron a someterse a la operación de bypass gástrico.

Por

Es sábado por la noche y los jóvenes repiten la rutina de cada fin de semana: producirse para un evento, juntarse con amigos y salir a bailar. Eso es lo que hacía Morena Rial (17) casi religiosamente: Se paraba frente al espejo, acomodaba su rímel, le daba los últimos detalles a su cabello castaño y partía con una sonrisa con la promesa de pasar un buen momento. Pero ese sábado de abril marcaría a la hija del conductor Jorge Rial de una manera que la haría tomar una drástica decisión. En Caix, su boliche favorito de Puerto Madero, Morena vivió una situación de discriminación.

Otra vez su obesidad estaba en boca de alguien, y fue motivo suficiente para huir del lugar y encerrarse una vez más a llorar en su habitación. Cuentan allegados a la joven, que esa noche trágica fue la gota que rebasó el vaso y la llevó a estar más convencida que nunca de hacerse el bypass gástrico que finalmente se realizó el martes 12 de julio. Una cirugía que, para la joven, implicaría el fin de años de hostigamiento por parte de sus ex compañeros y extraños en las redes sociales.

Horas antes de la intervención, la joven decidió poner en palabras estos crudos momentos, y compartió un texto desde su cuenta de Instagram donde explicó los motivos de su cirugía. “Hablo desde el lugar de discriminada, de haberlo sufrido, de no saber a dónde está el límite de la maldad de esos que juzgan, critican, se ríen y es mucho más extenso que solo una maldad recibida por personas que lo hacen detrás de una computadora, en el colegio, en la calle, la discriminación existe y lastima. Mañana se lleva a cabo midecisión”, comenzaba el escrito. Y seguía: “El fin de esto es solohablar de la maldad de algunos tantos, esa discriminación que se lleva a cabo con tanta impunidad, como si señalar con el dedo, juzgar, poner un apodo, estuviera bien. Y creemos que es normal, lo volvemos normal y no debe ser así. A mí me tocó vivirla”.

El drama. “Papá, no doy más. No puedo hacer más dieta”, le dijo Morena con lágrimas en los ojos a su padre a comienzos de esteaño. De esta manera le comunicaba su decisión de someterse albypass gástrico. “Esto no fue algo estético, fue un problema de salud que es la obesidad. Y después está el otro tema, que bien lo explicó ella y que tiene que ver con la discriminación”, explicó el conductor.

Según cuentan a NOTICIAS fuentes cercanas a Morena, desde muy chica la hija de Rial tuvo que soportar las burlas en torno a una enfermedad como la obesidad, que le trajo complicaciones a su salud: insuficiencia insulínica, problemas hepáticos, dificultades para caminar y hasta la imposibilidad de hacer ejercicio en el colegio. La crueldad habría empezado en su propia casa por parte de su madre adoptiva, Silvia D’Auro. Eso, por lo menos, fue lo que contó Rial al hablar sobre la carta de su hija: “La discriminación de gente que la conocía, o que creíamos que la conocía muy bien, fue el punto inicial de todo esto. Hablo de Silvia. La peor discriminación fue esa”, relató el conductor en “Intrusos”.

En el 2014, se supo que Morena había tenido que abandonar elcolegio Escuela Argentina Modelo como consecuencia del bullying que sufría por parte de sus compañeros. El drama de la joven era tal, que la primera opción que tomó su padre fue que recibiera clases en su propia casa y rindiera libre. Mientras tanto, las preocupaciones de Morena y de la familia estaban lejos de la fiesta de 15 que se estaba organizando, y se enfocaban en su salud. El conductor instaló una clínica en su departamento de Belgrano, con un preparador físico, una nutricionista, y un equipo de médicos. Pero los 50.000 pesos que invirtió por mes no fueron suficientes para revertir los problemas de salud de su hija. Ni para frenar la discriminación a la que se enfrenta Morena, incluso en internet, donde con sólo buscar su nombre alcanza para ver el terrible bullying online que debe soportar.

Por eso, la joven habría encontrado la solución para terminar de una vez con este drama en el bypass gástrico. Una solución que, aunque drástica para algunos, por tratarse de una joven de sólo 17 años, para Morena augura la esperanza de estar sana, poder borrar las huellas del sufrimiento del pasado y ser, finalmente, feliz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *