Sociedad / 23 de julio de 2016

Lanata le consiguió una entrevista con Macri a su novia-fan

Ella tiene 28 años, es antikirchnerista militante y trabaja para el diario ABC de Madrid. De vacaciones en Buenos Aires, logró “puentear” a la corresponsal española.

No es solamente un periodista. En la última década, Jorge Lanata se convirtió en una especie de celebrity vernácula que combina todos los condimentos necesarios para el show televisivo: masividad, polémica y drama personal. Todos quieren conocer la intimidad del conductor y más todavía si acaba de iniciar una relación amorosa. La novia en cuestión es Josefina Giancaterino Stegmann, una joven de 28 años que primero lo idolatró y luego lo conquistó.
En mayo se confirmó que Lanata se había separado de su esposa, Sara Stewart Brown. Por esos días abandonó el piso que compartían en Avenida del Libertador y comenzó una etapa de soltería que le duró bastante poco. El fin de semana pasado, el conductor de “Periodismo Para Todos” fue fotografiado en un restaurante junto a “Jochi” (como le dicen sus íntimos) en Punta del Este. La reciente pareja se hospedó en el hotel L’Auberge y a la vuelta Jorge invitó a sus suegros al programa.

Admiradora enamorada. Josefina es argentina pero a los 18 años abandonó el país tras enamorarse de un director de teatro de España. La joven se casó en Islas Canarias pero al poco tiempo se divorció. Instalada en Madrid, estudió Periodismo en la Universidad Complutense y desde hace más de tres años trabaja en el diario ABC.
Fue a través de su trabajo que conoció a Lanata: en diciembre de 2015 lo entrevistó y retrató el momento con una foto en su cuenta de Instagram. “Admiración y agradecimiento es poco. Gracias al mejor periodista por tanta generosidad. La humildad de los grandes”, decía al pie de la imagen.
Es que Josefina podría definirse como una especie de “fan” virtual del periodista. En marzo publicó en Twitter: “Bravo a los periodistas valientes que nos salvaron de los chorros” y felicitó al equipo de “PPT”, semanas más tarde agradeció la labor profesional del propio Lanata y pocos días después difundió una petición de Change.org en la que se le pedía a la Defensoría de la Ciudad de Buenos Aires y a la Legislatura que declararan a Lanata ciudadano ilustre.
Esta incipiente relación le sirvió a Josefina para dar un salto en su carrera profesional: hace poco más de dos semanas entrevistó a Mauricio Macri. Según pudo saber NOTICIAS, fue el propio Lanata quien llamó al Presidente para gestionar la nota.
La entrevista ya había sido solicitada a la Casa Rosada y se esperaba que fuera Carmen de Carlos –la corresponsal del diario ABC en Argentina– quien la hiciera. “Como hubo un llamado personal, se saltearon todos los protocolos y Josefina la consiguió”, cuentan fuentes cercanas a ese medio.
La “desprolijidad” con la que la joven consiguió entrevistar a Macri generó algunas molestias entre sus compañeros: “Ella había ido a la Argentina de vacaciones, no tenía ninguna obligación laboral. Hizo la entrevista sin consultar y la mandó”, afirman y agregan: “Se está abriendo un lugar en los medios a los codazos. Quiere ser famosa”.
Consultados por NOTICIAS, ni Lanata ni Josefina quisieron hacer declaraciones. Es que el célebre conductor, a pesar de lo que él mismo genera, prefiere preservar su intimidad. Por su parte, ella ya volvió a España y se encuentra realizando unos cursos de verano en la Universidad de Santander.

Mismo estilo. Lanata no sería ni la primera ni la última persona en repetir un patrón entre sus historias amorosas. Sin embargo, las similitudes entre Sara y Josefina van más allá de lo físico. Las dos eran muy jóvenes cuando lo conocieron (Sara tenía 21), los primeros contactos fueron gracias al trabajo en los medios y ambas compartían una profunda admiración por el periodista. Entre otras coincidencias, las dos tienen pasión por el running y compiten en maratones.
La relación entre Sara y Lanata comenzó a fines de los ’90 y su historia copó la atención de toda la Argentina el año pasado, cuando ella decidió donar un riñón y someterse al primer trasplante cruzado de riñón de América Latina. Por aquellos días, desde el entorno del conductor agradecían el gesto de “Kiwi” (como la apodó el periodista) y subrayaban el amor incondicional que le tenía. De hecho, la influencia de ella habría sido tal que se la señala como quien lo ayudó a salir de las adicciones.
En las casi dos décadas que compartieron tuvieron una hija, Lola, y a pesar de haber tenido varias idas y vueltas siempre mantuvieron el perfil bajo. Los rumores de la separación se confirmaron en mayo. Fiel a su estilo, Sara, también ahora, prefirió no hacer declaraciones y sólo se limitó a contarle a NOTICIAS: “Lo único que puedo decir es que estamos todos re bien”.

Flechazo anti K. Antes de conocerlo, Josefina era parte de esa audiencia ignota que celebraba cada informe de “Periodismo Para Todos”. Es que la joven es una ferviente antikirchnerista, al punto que celebró el fin del gobierno de Cristina. De hecho, el 9 de diciembre tuiteó: “Voy a despedir a esta impresentable a la española. Con las doce uvas! #chaucalabaza”.
Así como alguna vez abandonó su país natal siguiendo un amor, quizás ahora que encara una nueva relación, Josefina vuelva a cargar sus valijas y se instale en Argentina. Si su pareja la pudo ayudar a conseguir una entrevista, quizás le pueda abrir alguna puerta laboral. 

 

7 comentarios de “Lanata le consiguió una entrevista con Macri a su novia-fan”

  1. EL OSCURO PASADO DE LANATA
    FUENTE:
    http://www.canalz.tv/canalz/videos.asp?id=351&titulo=Jorge-Lanata-Su-oscuro-pasado-con-Gorriaran-Merlo

    Jorge Lanata comenzó su ascendente carrera en 1.988 cuando fundó el diario Página 12.
    El dinero financiar este primer proyecto periodístico de Lanata, se lo dio el ex líder guerrillero del ERP y del MTP, señalado de ser un doble agente.
    “Entre nuestros proyectos, el principal era el de la creación de Página/12…” aseguró Gorriarán en su libro de Memorias.
    También lo reconoció públicamente el propio Lanata, quien además, brindando detalles señaló que el sponsoreo de Gorriaran Merlo a Pagina 12 fue de Un millón de dólares.
    Sobre este vínculo el actual periodista estrella del Clarín textualmente manifestó:
    “Aunque vos no lo creas, no nos condicionaron para nada. Solo nos pedían publicar alguna columna firmada por alguien del MTP. No era una cosa orgánica. Ni yo le preguntaba qué tenía que hacer ni ellos me decían cómo hacerlo.”
    ¿Cuál fue el oscuro objetivo que tuvo este diario de Lanata financiado por Gorriarán Merlo?
    La respuesta en la segunda parte del informe.
    SEGUNDA PARTE
    Desde que se fundó, Pagina 12 tuvo una línea de abierta confrontación con los carapintadas liderados por los coroneles Aldo Rico y Mohamed Alí Seineldín.
    En este marco, la función de este diario de Lanata, bancado con los dólares de Gorriarán Merlo, de los cuales el ex guerrillero nunca pudo explicar de dónde venían, fue hacerle el coco a algunos militantes del (MTP) Movimiento Todos Por La Patria.
    El copamiento de la Tablada, donde murieron calcinadas 39 personas, fue pergeñado por Gorriaran Merlo.
    Gorriaran, junto a su esposa Ana María Sívori, fueron los únicos que lograron escapar con vida del lugar.
    Incluso, el día del ataque, fue visto por un camarógrafo de Canal 13, Carlos Reyes, a cuatro cuadras del cuartel, en un jeep, con ropa de militar junto a otros tres militares.
    Las consecuencias directas del frustrado copamiento de La Tablada fueron:
    El adelantamiento de la caída del gobierno de Raúl Alfonsín quien tres meses después del ataque a la Tablada perdió las elecciones frente a Carlos Menem, y luego, deslegitimado ante la sociedad debió renunciar.

    La desaparición electoral de la izquierda argentina y la derechización del voto argentino a favor de los candidatos Carlos Menem o en su defecto Eduardo Angeloz.
    Y lo principal: Acabar con los juicios contra los militares, y proclamar los indultos. Impunidad que Menem comenzó a consagrar en octubre de 1989, a pocos días de asumir su mandato.
    Respecto a este inexplicable ataque, es muy interesante ver tapa del diario Página 12, del 22 de enero de 1989, el día anterior al copamiento de La Tablada, y cuyo diseño era exclusividad de Lanata.
    Esta tapa tenía un sugerente título que abarcaba toda la página y dice: “Mas Vale Prevenir que Curar”.
    Por encima una volanta que decía: “Reunida en Mar del Plata para dar los últimos toques a su campaña, la conducción peronista tampoco descarta una remezón militar”.
    Y abajo, casi al pie de la página, una nota de Lanata titulada “Vale todo”.
    Además, en su interior, el diario tenía la nota sobre el posible levantamiento, sin firma que se titulaba: “Con uno Ojo en los cuarteles” y donde se aseguraba que el peronismo tenía información sobre posibles rebotes por el descontento militar”
    Como antecedente de este ataque al cuartel de La Tablada, Gorriarán Merlo tiene en su haber el fallido copamiento del cuartel de Azul, provincia de Buenos Aires realizado en 1974.
    Este fue el primer gran ataque de las fuerzas guerrilleras del ERP al gobierno democrático de Juan Peron, bajo las órdenes directas de Gorriarán Merlo, quien luego de no poder tomar el cuartel, inexplicablemente ordenó un repliegue, sin darle aviso al grupo de contención que los acompañaba, quienes luego fueron detenidos y desparecidos.
    A su vez, como secuela política del copamiento de Azul, todos los gobiernos peronistas de izquierda de ese entonces fueron derrocados, entre ellos el de Ricardo Obregón Cano y Atilio López.
    Con lo cual la historia de La Tablada fue un “déjà vu” del cual Gorriarán nuevamente salió airoso.
    Estuvo prófugo 6 años, hasta que en 1996, la SIDE, gracias a información suministrada por su ex esposa Ana Sívori, lo capturó en Mexico, donde el ex guerrillero estaba oculto, con una nueva y joven esposa de origen hondureño.
    Mientras tanto Lanata, ya sin los dólares del prófugo Gorriarán, en 1993 decidió vender Página 12 al Grupo Clarín cosa que jamás informó a sus fieles lectores.
    “La semana de la venta o a la siguiente, llamé a Magnetto, hice una cita y lo fui a ver a Clarín. Le dije que no era nada personal, pero que si yo quería trabajar en Clarín, entraba a Clarín. Pero yo me iba de Página” dijo textualmente Lanata sobre este asunto. “A partir de eso, y durante casi un año, todos los jueves me reuní con Magnetto para hablar del diario. Es algo que nadie puede desmentir, porque yo estaba ahí. Nos reuníamos en una oficina en la calle Alem, en un piso 12 o 14, en una especie de fundación. No había nadie, me habría un tipo, adentro estaba Magnetto, tomaba un café con él, hablábamos de boludeces, del diario, de política, del país” añadió Jorge Lanata. Triste historia del periodista más visto en la televisión cordobesa. No es un adalid de la verdad o un traidor, sino un simple mercenario.

    1. Cuanta incoherencia y pavada hay que leer, increible a lo que pueden llegar los medios y lo peor creer semejante estupidez!

  2. El gordo lanata tuvo las mujeres mas lindas y finas de la argentina muchos apellidos ingleses stewart brown chediek telpuk etc…me gustaba mas sara stewart la maratonista que le donò el riñon y le banco todas

  3. El gordo lanata tuvo las mujeres mas lindas y finas de la argentina muchos apellidos ingleses chediek telpuk etc…me gustaba mas sara stewart la maratonista que le donò el riñon y le banco todas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *