Política / 7 de agosto de 2016

Macri se bajó a último momento de un megashow de El arte de vivir

Iba a ser el único jefe de Estado extranjero en hablar junto al polémico gurú Ravi Shankar en la India. La excusa que puso para zafar.

Macri y Sri Sri Ravi Shankar en el evento que organizaron juntos en Buenos Aires, en el 2012.
Macri y Sri Sri Ravi Shankar en el evento que organizaron juntos en Buenos Aires, en el 2012.

Para equilibrar la mente y el alma, Mauricio Macri no sólo recurre a la psicología. También es parte de “El arte de vivir”, la ONG creada por el mediático gurú indio Sri Sri Ravi Shankar, el guía espiritual de moda en el jet set. Tan involucrado está con esta organización que en marzo pasado estuvo invitado al “Festival mundial de la cultura”, que organizaba Ravi Shankar en la India. Pero no sólo como asistente, sino como orador. De hecho, iba a ser el único jefe de Estado que diera un discurso, además del mandatario local, Pranab Mukherjee. Finalmente debió bajarse porque tuvo que abocarse a los preparativos para la llegada del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que arribaría al país una semana después de aquel evento.
El primer acercamiento oficial con “El arte de vivir” se dio en mayo del 2008, cuando el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires firmó un convenio con la fundación para reducir la violencia en barrios y escuelas, y para apaciguar el estrés de los empleados públicos. Luego llegaría el primer encuentro de espiritualidad de Latinoamérica, en el 2012, cuando la ciudad fue sede de “Fe y Vida”. La estrella del evento fue, por supuesto, Ravi Shankar, quien meditó junto a miles de personas.
El Presidente no está solo en esta moda new age. Gabriela Michetti y Sergio Bergman formaban parte de la fundación aún antes de que Macri se acercara. Y lo mismo sucede en su entorno más íntimo: su esposa, Juliana Awada, también realizó los cursos que enseñan a respirar.

 

2 comentarios de “Macri se bajó a último momento de un megashow de El arte de vivir”

  1. Tu comentario te auto descalifica al mostrar un rencor fanatizado e ignorancia supina al denostar a un defensor de la patria donde vives y no mereces.

  2. A este ma.c.ri cho.r.ro of.fshore no hay que dest.itu.irlo, sino mandarlo de nuevo a que se lo fu.men los porteños o cordobeses que lo pusieron en el gobierno o a los salteños que desde Guemes gustan de m.or.ir de un ti.ro en el cu.l.o

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *