Tecnología / 10 de agosto de 2016

Coches autónomos: nuevos mapas con margen de error de decímetros

Las empresas que trabajan en sistemas de conducción automatizada buscan mejorar el mapeo para erradicar los accidentes.

Por

La industria automotriz ya está desarrollando la próxima generación de mapas para sistemas de conducción avanzados. Estos desarrollos buscan lograr un salto cualitativo en la información que actualmente brindan las bases de datos de los mapas digitales. Algo que supone todo un desafío con la mira puesta en las exigencias que plantean los sistemas de conducción automatizada y el cada vez más cercano vehículo autónomo.

Los mapas de nueva generación serán tan precisos que sólo tendrán un margen de error de decímetros, añadiendo muchos más datos referidos a avenidas, calles, rutas, y su estado.

Orígenes. Los sistemas de conducción automatizada se enfrentan actualmente con un problema, y es que las actuales bases de datos sobre mapas e información de vías no son lo suficientemente precisas, ni aportan toda la información requerida por los autos autónomos. Esto provoca que haya una multiplicidad de proyectos paralelos para desarrollar una nueva generación de mapas. Empresas como TomTom y Bosch buscan adelantarse a sus principales rivales. Aunque ya han colaborado en diferentes programas experimentales para conducción autónoma, el nuevo paso a dar es la creación de mapas que permitan el desembarco del coche autónomo a gran escala.

El primer punto a destacar que ofrecerán estos mapas es una elevada mejora en la precisión, pasando de metros a decímetros, este punto es uno de los factores claves para poder controlar de forma casi exacta la posición de los vehículos autonomos durante la conducción, más aún cuando se integren los servicios de comunicación Car2Car o Car-to-X que pretenden explotar este factor para alcanzar la meta de cero accidentes.

Pero las mejoras de esta nueva generación de mapas, además, servirán al vehículo para conocer mejor su entorno y su posición exacta con respecto al resto de usuarios de la vía. Nuevos datos serán integrados, añadiendo información sobre el camino, como es su radio de curvatura, su inclinación, densidad de tráfico en tiempo real, etc.
Otro agregado son soluciones que eviten tener que frenar ante un semáforo. Ya hay programas piloto para poner a punto los desarrollos, pero está cerca el momento en el que estas ayudas a la conducción sean accesibles al gran público con solo descargar una aplicación desde el smartphone o directamente sobre el sistema de entretenimiento del vehículo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *