Sociedad / 16 de agosto de 2016

El dilema de Vidal: ¿pactar o no pactar con la Bonaerense?

El ex secretario de Ejecución Penal, Juan Manuel Casolati, analiza cómo se consigue la gobernabilidad en una de las provincias más conflictivas.

Vidal ordenó que la subsecretaría de Violencia de Género entreviste a las ex de Bressi.
Vidal ordenó que la subsecretaría de Violencia de Género entreviste a las ex de Bressi.

Hemos oído incansablemente a la gobernadora, María Eugenia Vidal, repetir una y otra vez el rechazo a la recepción de la cuantiosas cajas de recaudación ilegal, nacidas al amparo de la estructura de la policía Bonaerense.

Personalmente, creo en la honestidad de su Gobierno y de las buenas intenciones que la animan; sin embargo, no basta con el rechazo; es menester luchar contra dichas estructuras de ilegalidad cimentadas en los ultimos años y protegidas y utilizadas por la política para financiar sus campañas proselitistas.

Es un primer paso no pactar con la ilegalidad; pero, si se mantienen dichas estructuras para sostener la gobernabilidad de los territorios, se termina pactando una vez más, y se afianzan las acciones mafiosas de la Policía Bonaerense.

La policía regula y administra el delito; recauda para unos y otros; la gobernadora debe persistir en el rechazo de las cajas ilegales, pero también debe romper con el pacto de gobernabilidad mediante el que el gobernante de turno, termina pactando con el delito a cambio de tolerables niveles de conflictividad en las barriadas más pobres.

De lo contrario, queda a medio camino. No es receptora del dinero sucio manchado de sangre y narcotráfico, pero es pieza clave para sostener un sistema de ilegalidades que se empodera del poder y de la vida de los ciudadanos. La gobernabilidad de los territorios más oscuros de la provincia se logrará si la máxima autoridad no pacta. Es decir, si rechaza las cajas pero también lucha contra ellas. Y se anima a sostener la gobernabilidad a través de la estricta legalidad del sistema.

*Ex secretario de Ejecución Penal.

 

Comentarios de “El dilema de Vidal: ¿pactar o no pactar con la Bonaerense?”

  1. No son policias son delincuentes, administrar la delincuencia es sinonimo de mafia. Si Vidal lo acepta su gestion no continuara como hasta ahora. En la Argentina no hay registro historico de un presidente constitucional apedreado. No todos podemos vivir en una base aerea. No es prudente poner efectivos y funcionarios recomendados por otro pais como ocurrio en la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *