Personajes / 17 de agosto de 2016

Mike Amigorena: “Todavía vivo de lo que me dejó Mónica Antonópulos”

De regreso como galán, lanzó disco solista, se prepara para el Colón y una tira de Pol-ka. Aburrimiento productivo y soltería procesada.

Mike Amigorena: "Todavía vivo de lo que me dejó Mónica Antonópulos"
Fotos: Juan Ferrari.

Puede volver a viajar en subte porque nadie lo reconoce. Pero los dos años fuera de la pantalla, que lo catapultó a la fama instantánea en “Los exitosos Pells” y lo afirmó como galán con su piloto de “Guapas”, no lo volvieron invisible. Con sus atuendos extravagantes, Mike, ese chico imposible y de amores intermitentes que vino de Mendoza a hacer carrera, se guardó para emerger sin caretas. Dos películas para el mercado caribeño, proyectos especiales en el Teatro Colón (“El gato con botas” y “Perfect Lives” de Robert Ashley), humor y romanticismo para su regreso a la TV (“Quiero vivir a tu lado” de Pol-ka con Paola Krum) y con el corazón puesto en su sueño más ambicioso; la música. Convertido en una suerte de cantautor romántico, mutó polleras por esmoquin y está listo para salir a conquistar corazones con su disco solista “Amántico”, un relato perfecto de su extraña forma de amar.
Noticias: ¿Cómo es esto de volver a través de la música?
Mike Amigorena: Nací y lo primero que viví fue la música. Tenía tres años y mi mamá me decía que nombraba John, Paul, George y Ringo.
Noticias: ¿Qué música escuchaba?
Amigorena: Lo que estoy haciendo: Tom Jones, Sandro, Jerry Matthis, Julio Iglesias, Camilo Sesto, Nino Bravo. De mi papá a D’Arienzo y de mi mamá, Armando Manzanero. Después me incliné por la música electrónica con Mox y Ambulancia, pero mi infancia fue la canción prolija. “Amántico” es el resultado de una vida musical.
Noticias: ¿Le da vértigo ser solista?
Amigorena: Toda la vida quise hacer esto. Estoy listo para poner la cara y mi nombre. Es mi primer disco solista, con canciones originales mías. Le canto a la mujer.
Noticias: Salió muy decidido.
Amigorena: Sony me lo propuso y salí con los botines de punta. Sabía lo que quería: comunicar lo que soy. Empecé pintándome la cara y usando pollera para taparme, por pudor. Este look es clásico y está relacionado con la madurez en cuanto a la seguridad en uno mismo. Este soy yo.
Noticias: “Amántico” es intenso. No se queda en el romanticismo. ¿Es así en el amor?
Amigorena: Soy así. Una canción dice: “Es por amor cuando me voy, me da placer volverte a ver. No es que no haya amor, pero no puedo vivir sin él”. Nunca pude sostener una relación como se estila. Amo a la distancia, deseo a la otra parte. No me banco el contacto constante.
Noticias: Sin embargo ha tenido relaciones largas.
Amigorena: Sí. Desde chico, veía a mis padres (ahora mi papá murió) y no concebía estar tan juntos en esa relación eterna. Estaban cumpliendo las Bodas de Oro ¡y diez años más! No es una zoncera. No tengo una minita, otra y listo. Respeto el vínculo y la manera en que lo respeto es dejándolo. No ponerle rótulos y convivir sin estar bajo el mismo techo.
Noticias: Así los hijos se complican.
Amigorena: Los hijos no tienen nada que ver. Esto es conquista, caricia. El hijo es otro mundo. No estoy reservado a que no me pase, pero tiene que venir buscado. En primer lugar estar casado, que por ahora ni ahí, y después disfrutarlo.
Noticias: “Los exitosos Pells”, “Guapas”, el estrellato y de repente se salió del ruedo. Por dos años estuvo desaparecido. ¿Qué pasó?
Amigorena: Me guardé porque no tenía nada que decir, estaba aburrido y al mismo tiempo pleno de mí. Me fascina hacer mucho y desaparecer para cargarme, ser creativo, original, preciso y sustancioso. No puedo ser como esos tipos que saltan de un trabajo al otro y pum, pum. No entiendo a esas personas que mueren de amor y al otro día se enganchan con otro. ¡Wow, cómo hacés!
Noticias: ¿O sea que después de Mónica Antonópulos no está buscando novia?
Amigorena: ¡Por favor! ¡Todavía estoy viviendo de lo que me dejó Mónica! Estuve casi tres años con ella. Experimenté una familia, había una criatura, un amor. Por eso ahora no puedo estar con nadie salvo que sea de esas cosas incontrolables donde te cruzás con el amor de tu vida. No estoy para joder. No tengo más esa inconciencia de picotear de un lado al otro.
Noticias: ¿Encontró su madurez?
Amigorena: Claramente. Estos dos años fueron de reflexión, autocrítica, bajar el copete y dejar que le toque a otro. No tenía ganas de hacer nada hasta hace unos meses, cuando me empecé a sentir otro.
Noticias: Fue como un autoaislamiento.
Amigorena: Sí y la pasé bien y mal. No quería actuar, me ofrecían trabajos, decía que no y después sentía que no tenía trabajo. Cada elección que tomás tiene una cárcel.
Noticias: ¿Le agarraba culpa por el tiempo perdido?
Amigorena: ¿Perder el día? ¡Nunca jamás! A veces me aterraba. “No estoy haciendo nada, estoy solo”, pensaba. El presente inmediato te aterra. Pero son momentos, son diez minutos.
Noticias: ¿Sentía que tenía que bajar un cambio?
Amigorena: Totalmente. La fama te pasa factura. Te alaban por un camino recorrido porque hay mucho trabajo, pero eso no significa que siempre sea así. No tenés el genio de la botella. Empezás a creer que cualquier cosa que hacés garpa. Y cuando ya no garpa, tenés que aprender a bajarte. La impermanencia, como dice la canción “A veces” que abre mi disco. Desde chico soy así, iba al jardín y le decían a mi mamá: “Hay días que es excelente y otros molesta y se aburre”. Por suerte aprendí a aburrirme sin torturarme.
Noticias: ¿De qué se aburre?
Amigorena: De mí.
Noticias: ¿Y qué le divierte?
Amigorena: Me divierto mucho solo. ¿Qué me da placer? Aprender piano, hacer nada, ir a comer solo a un restaurante. Ser dueño de mi vida es el placer más grande.
Noticias: ¿Qué costado está mostrando en este momento?
Amigorena: El del agradecimiento porque es más de lo que quiero. Es una recompensa. Hace dos años decidí que no iba a estar más arriba, que me iba a quedar en casa y tuvo sus consecuencias. Buenas y malas porque se te van a la cabeza y la culpa la tenés vos. No podés culpar a nadie más.
Noticias: ¿Qué lo llevó a no desmoronarse?
Amigorena: El psicólogo, Mónica (Antonópulos), mi familia, yo mismo y la soledad. Pienso y crezco mucho en soledad. Como crecés también con otros.
Noticias: Escribió algunas canciones de su disco, ¿de dónde vino la inspiración?
Amigorena: Es la borra que queda de toda mi vida romántica. Es conflictivo, hasta cínico o contradictorio porque a veces para amar necesito está solo. Es tener distancia para extrañarte, para que verte sea un programa. Admiro al que está con alguien desde hace mucho tiempo porque lo encuentro imposible.
Noticias: ¿Es un cantante melódico?
Amigorena: Soy un cantor, más universal, más multi genérico. Soy un tipo que canta Tom Jones, una chacarera, un bolero. Quiero que cuando vayas a ver un recital de Mike Amigorena vayas a ver no sólo “Amántico”. Ese es mi sueño.
Noticias: Salió con una estética de galán de los años 50, ¿le gusta ese look?
Amigorena: Sí, pero conste que soy cero fashionista. Vivo de jogging.
Noticias: No le creo. Siempre se lo ve súperproducido.
Amigorena: Hay producción cuando voy a un lugar, pero no estoy vestido así todo el día. Es un gusto ponerme el pañuelito o estar así lookeado, pero para las fotos, si no, la joggineta.
Noticias: En sus shows también baila.
Amigorena: Hago algo de Sandro aunque lo mío no es tan de cadera, sino un movimiento como de bambú. También hay cositas sutiles de Michael Jackson. Mucha piernita… ¡y hasta hago el moon walk!
Noticias: Galán, cantante y bailarín, ¡paquete completo! ¿Está listo para bancarse la histeria femenina?
Amigorena: Le pongo el pecho a las tangas. Estoy preparado para el público sin control y las nenas de Mike… ¡Después veré como sobrevivo!

 

Gabriela Picasso
Fotos: Juan Ferrari.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *