Política / 20 de agosto de 2016

Las causas con las que Stolbizer quiere meter presa a Cristina

Cuáles son las investigaciones que más complican a la ex presidenta. De los hoteles de El Calafate a la asociación ilícita.

Por

Stolbizer con la tapa de NOTICIAS que refleja la tormenta judicial de CFK.
Stolbizer con la tapa de NOTICIAS que refleja la tormenta judicial de CFK.

Cristina Kirchner la eligió de contrincante. A principio de julio de este año le dedicó una catarata de tuits y luego la demandó por “daños y perjuicios”, aunque no era la primera vez que respondía así ante una denuncia judicial.
“No puede ser casualidad”, le señala Margarita Stolbizer a NOTICIAS. Cuando en el 2014 la diputada la denunció por lavado de dinero en la causa relacionada a los hoteles K que se conoce como “Hotesur” y que lleva adelante el juez Julián Ercolini, la respuesta del kirchnerismo fue contrademandar a Stolbizer por enriquecimiento ilícito. Cuando este año denunció el enriquecimiento ilícito de la ex mandataria en la otra causa hotelera “Los Sauces”, que cayó en el juzgado de Claudio Bonadio, CFK también respondió con dos demandas: tráfico ilegal de información de AFIP y daños y perjuicios.
“Es ridículo”, califica la diputada a la primera denuncia que recibió del kirchnerismo. En su declaración jurada apenas tiene un departamento en Morón (que funciona como estudio jurídico de su marido), su casa familiar de Castelar (en la que vive desde 1991), una camioneta Volkswagen Tiguan del 2011 (que cuesta alrededor de $ 450.000) y un Renault Megane de 1999. “Me acusaban de que no había declarado una cadenita de oro que me había regalado mi marido y que encima tiempo después me robaron, y un anillo de oro de compromiso de mi mamá. Por supuesto que fue desestimada”, completa.
La segunda saga de denuncias trajo consigo la mediación del 8 de agosto, en la que finalmente no se cruzó con Cristina Kirchner, no hubo acuerdo y por la que pronto, según el abogado de la ex presidenta, Gregorio Dalbón, se iniciará el juicio. Lo que sí hubo fueron agresiones. Los militantes kirchneristas que se habían juntado en la puerta del estudio jurídico donde se realizó la conciliación obligatoria se amontonaron alrededor del vehículo de la custodia que la transportaba junto a su abogada, Silvina Martínez, a los insultos y golpes.
“Cristina explotó ante una situación que la dejó en evidencia. Ella nunca había sido denunciada tan directamente como hicimos nosotros con estas dos causas”, argumenta Stolbizer. Y agrega: “La obligamos a tener que explicar la procedencia de las sumas millonarias de dólares. Se le derrumbó el relato”.
Son dos de las causas judiciales que más complican a la expresidenta. En “Hotesur”, el juez Ercolini investiga presuntas irregularidades societarias que configurarían un lavado de dinero entre los hoteles de la familia Kirchner y empresas de Lázaro Báez, por el alquiler de habitaciones que nunca se usaron. Por ahora Cristina está imputada, junto a su hijo y el empresario de la construcción, entre otros. En “Los Sauces”, causa iniciada en marzo, el juez Bonadio imputó a la ex jefa de Estado por un presunto enriquecimiento ilícito a raíz del alquiler de los inmuebles de esa sociedad, cuyo titular era su hijo Máximo, a los empresarios Báez y Cristobal López.
Desde el entorno de Stolbizer no dudan sobre si habrá condena o no. Confían tanto en el sustento de sus causas que lo único que estudian con atención es qué sanción tendrá la ex presidenta. Como en ambos casos las penas de prisión que podrían corresponderle a la ex funcionaria son relativamente bajas (el máximo estipulado por el Código Penal es de seis años para el enriquecimiento ilícito), Stolbizer teme que Cristina pueda conseguir una condena excarcelable, es decir, de menos de tres años.
Pero en su entorno resaltan un detalle: “Esos delitos comprenden además inhabilitación para ejercer cargos públicos. Si la Justicia comprueba la corrupción y la condena, sería importante que no vuelva a la función pública”, comentan allegados a la diputada denunciante.
El panorama se vuelve más oscuro para CFK con el pedido de indagatoria del fiscal Pollicita, solicitado el martes 16 de agosto al juez Ercolini, por fraude en la obra pública a favor de Báez. Por primera vez podría acusarse a Cristina de haber sido la jefa de una asociación ilícita y la pena podría ser de hasta 10 años de prisión.

 

Comentarios de “Las causas con las que Stolbizer quiere meter presa a Cristina”

  1. Trece años esp.iando con las herramientas más sofisticadas al anterior gob.ierno y no lograron prob.ar ni un pu..t. ro.bo de ga.ll.inas. Si querés go.r.il.a vend.epat.r.ia te esperamos una década más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *