Mundo / 2 de septiembre de 2016

El PT brasileño arma su “resistencia” al estilo K

Después de 13 años en el poder, el PT brasilero pasa a ser oposición. Promete resistir al gobierno de Temer y volver en 2018. Discurso parecido al del kirchnerismo.

Por

Cristina manifestó públicamente su apoyo a Dilma.
Cristina manifestó públicamente su apoyo a Dilma.

Apenas se conoció la noticia de la destitución de Dilma Rousseff, sus partidarios salieron a las calles para manifestarse en contra de Temer y brindar su apoyo a la ex mandataria. Hubo focos en Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia y Belo Horizonte. “No descansaremos hasta que vuelva al poder”, declamaron algunos miembros del PT, el partido que, como el kirchnerismo en Argentina, lideró Brasil durante la última década, con gran apoyo popular.

“Una vez más en nuestra historia, las élites pisotean el voto popular abriendo camino a la imposición de un gobierno ilegítimo”, se leyó en el comunicado que firmó el presidente del partido, Rui Falcão. “No descansaremos ni un minuto hasta que la presidenta vuelva al mando del Estado, como es la voluntad soberana y constitucional del pueblo brasileño. No al golpe. Fuera Temer”, agregó. Un mensaje que vuelve a equipararse al de la resistencia K en nuestro país, y que hace pensar posibles estallidos que potencien la grieta brasileña.

El partido, que concluyó esta semana un ciclo de 13 años en el gobierno, ya dejó en claro que apostará por dos estrategias para atacar al presidente Michel Temer: “oposición firme” en el Congreso, y “denuncia del golpe” en ámbitos nacionales e internacionales, impugnando el impeachment por legítimo.

En esa línea, el primer aliado internacional del PT resultó la ex presidenta, Cristina Kirchner, que se refirió a la destitución de Dilma acusando un un “golpe institucional”. “América del Sur otra vez laboratorio de la derecha más extrema. Nuestro corazón junto al pueblo brasileño, Dilma, Lula y los compañeros del PT. Se consumó en Brasil el golpe institucional: Nueva forma de violentar la soberanía popular”, manifestó Cristina a través de su cuenta de Twitter.

Minutos más tarde, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó con dureza el proceso de juicio político que terminó anticipadamente con la presidencia de Dilma. Desde su cuenta en Twitter, Correa acusó al juicio político que terminó con la presidencia de Rouseff de ser “una apología al abuso y la traición” y el regreso a “las horas más oscuras de nuestra América”. “Toda nuestra solidaridad con la compañera Dilma, con Lula, y con todo el pueblo brasileño”, escribió Correa. El presidente de Ecuador anunció además que activará a su representante diplomático en Brasil para oficializar su posición: una “flagrante subversión del orden democrático en Brasil, un golpe de Estado solapado”. “Políticos adversarios y otras fuerzas de oposición se confabularon contra la democracia para desestabilizar al Gobierno y remover de su cargo de forma ilegítima a la Presidenta Dilma Rousseff”, agregó el texto oficial.

“Ante estos hechos excepcionales, el Gobierno del Ecuador ha decidido llamar a consultas al encargado de negocios ante la República Federativa de Brasil”, anunció la Cancillería ecuatoriana en Brasil alineándose horas más tarde.

Correa ya había atacado el proceso parlamentario contra Rousseff, a la que consideró una aliada regional, el mismo status que siempre otorgó a su antecesor en el cargo, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. “El espurio procedimiento de destitución llevado adelante en instancia legislativa, que culminó con la decisión de este día, no cumplió con el requisito fundamental de probar que la mandataria haya cometido delitos de responsabilidad”, escribió la Cancillería. Por eso, “el Gobierno del Ecuador no puede soslayar el hecho de que un número importante de los decisores en el proceso de juicio político a la Presidenta están siendo investigados por graves actos de corrupción”.

 

Comentarios de “El PT brasileño arma su “resistencia” al estilo K”

  1. Dilma defendió incansablemente a su mentor el expresidente Lula Da Silva y para estos casos mi vieja tenía unas palabras que bien podría ser utilizadas en este caso: “Si hablás muy bien de un ladrón o lo defendés, no queda más remedio que pensar que vos también sos ladrón/a”. A buen entendedor pocas palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *