Restaurante / 2 de septiembre de 2016

Low 646, el regreso del night club porteño

Sucre 646, Bajo Belgrano. 4783-5435. Cocina contemporánea. Mart. a sáb. de 20.30 a 0.30. Reservas. Tarjetas. Menú 7 pasos: $ 1.500 (con maridaje de vinos $ 2.000). Precio promedio a la carta: $ 700.

Por

El nuevo Low 646 –Low por el Bajo Belgrano y 646 por el número de la calle– le da nueva vida a un rubro largamente olvidado, el del club nocturno. Con reminiscencias de Mau Mau y el Amado Mio –el nightclub donde canta Rita Hayworth en “Gilda”, ubicado curiosamente en Buenos Aires– este concepto invita a comer, beber y próximamente bailar en un mismo espacio.

En Low hay una music designer que acompaña los diferentes momentos de la noche con la música de las épocas que corren. La luz es baja y la ambientación una cruza de art nouveau con lujo menemista. Como corresponde, la barra está justo en la entrada (hay otra al aire libre, en la terraza del primer piso) donde se ofrecen tragos con nombres de metales y piedras preciosas. Rubí (Jameson, Martini bitter, dulce de ananá y frutillas), Dulce Ámbar (Bacardi 8 años, licor de hierbas, lemoncello, Martini Bitter) y Silver Bullet (Chivas Regal, gin London dry, menta y ginger beer) fueron diseñados por la bartender Antonella Bertón, especialmente para el glamour de la casa.

La cocina sigue la misma línea de preciosismo. Las porciones son pequeñas y sofisticadas en su elaboración y presentación, como dicta el estilo del chef Alejandro Goñi –aunque en estos días se lo suele ver en una versión más relajada, con su food truck de Cocina Inquieta. Si quiere apreciar la propuesta gastronómica en todo su esplendor pida el menú de 7 pasos que empieza con un queso de almendras con helado de apio y merengue de zanahoria, sigue con un cochinillo cocido a baja temperatura con azafrán mendocino en láminas, y esponja y salsa de mandarinas (entre otros 5 pasos) y concluye con un orgásmico Love de chocolate, una esfera de chocolate negro con cremoso de chocolate blanco, bavaroise de cacao, biscuit húmedo chocolate, crumble de cacao y reducción de chocolate.

Low está hecho para la previa. Un par de tragos, un sushi o una picada On Fire (vieiras gratinadas, pulpo al grill, langostinos al curry y tiradito de salmón) y la noche está lista para empezar. Hay que esperar el calor, la terraza promete.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *