Mundo / 25 de Septiembre de 2016

Maduro denuncia a Argentina, Brasil y Paraguay

El presidente venezolano acusó a “La Triple Alienza” por querer dejarlo afuera del Mercosur. Temer su principal blanco. El diciembre se define si queda fuera del bloque.

Por

Nicolás maduro habla en la cubrem de los No Alineados.
Nicolás maduro habla en la cumbre de los No Alineados.

Unos días antes de que Mauricio Macri, Michel Temer, y el peruano Pedro Pablo Kuczynski hicieran su debut frente a las Naciones Unidas en Nueva York, Nicolás Maduro organizó en Isla Margarita, la XVII cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL). La contra cumbre.

El meeting contó con la presencia de 122 delegaciones, pero pocos presidentes. Estaban los aliados regionales incondicionales: Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), Raúl Castro (Cuba ), y Salvador Sánchez Cerén (El Salvador). Y los jefes de estado de Irán (Hasan Rouhaní), Zimbabwe (Robert Mugabe), Palestina (Mahmud Abbas) y Corea del Norte (Kim Yong Nam, presidente del parlamento).

La convocatoria fue tildada de fracaso por medios internacionales y criticada por la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD): “esta cumbre demuestra nuestro aislamiento internacional, la ineptitud de su diplomacia y el rechazo del mundo a un régimen que es símbolo mundial de corrupción e incompetencia”, acusaron en su comunicado. Sin embargo Maduro se atrevió a calificarla como un éxito “absoluto” y “una victoria en relación a los grandes objetivos de acercamiento y unión de nuestros pueblos”. La unión latinoamericana, sin embargo, está en jaque.

Más duro en la ONU. La cumbre del MNOAL -que perdió influencia desde el fin de la guerra fría en 1989 con la caída del muro de Berlín-, debió celebrarse en Isla Margarita para evitar las manifestaciones populares –que de todos modos tuvieron lugar- contrarias al presidente venezolano, que buscaba con esta reunión, consolidar los apoyos internacionales que le permitan mantenerse firme contra quienes buscan cercarlo y destituirlo (entre otras cosas sumó nuevos acuerdos militares con Corea del Norte). “Debemos decir no al servicio de lobbys que imponen esquemas de guerra e intervenciones para cambios de Gobiernos por parte de una sola superpotencia”, marcó Maduro, embanderado una vez más como el vocero de las críticas al sistema: planteó entre otros temas la reformulación de las Naciones Unidas, la alianza para un nuevo orden económico con los Brics y otros bloques regionales, y reiteró su apoyo por la causa palestina y denunció el embargo económico de Estados Unidos contra Cuba.

El mismo discurso trasladó Maduro a la ONU, donde acusó al Gobierno “decadente” de Estados Unidos, a través de su canciller Delcy Rodríguez , de violar el espacio aéreo venezolano durante la MNOAL con uno de sus aviones espía. El mandatario aseguró que la incursión, denunciada por su ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, buscaba un “escándalo”.”Querían un escándalo. Estaban como locos, tratando de meter un avión. Salió de una unidad militar de Estados Unidos que queda en Curazao. Y desde Curazao sale a agredir a Venezuela. No lo vamos a aceptar, vamos a hacer un reclamo severo”. Y siguió: “Metieron un avión espía norteamericano, casi hasta la raya del espacio aéreo venezolano. Se activaron los mecanismos de defensa, se le alertó y se fueron. Le dije a Padrino: ‘hagamos el análisis, tengamos las pruebas y hagamos la denuncia pública contra el Gobierno decadente de Estados Unidos'”. Maduro aseguró que el Gobierno de Washington estaba “desesperado por llamar la atención” ante el éxito de la cumbre del MNOAL.

Anti Temer. Los ataques de Maduro en la ONU tuvieron también como blanco a Michel Temer. Impulsados por la delegación de Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Costa Rica abandonaron el recinto de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante el discurso del presidente brasileño (en señal de protesta por su ascensión al poder tras el “impeachment” a Dilma Rouseff).

Sin embargo, el desplante a Temer tiene más motivos que el simple apoyo a Dilma. Brasil es el principal impulso de las gestiones para expulsar a Venezuela del Mercosur. La diplomacia brasileña, seguida por Argentina, Uruguay y Paraguay, comunicó hace apenas una semana la decisión del bloque de retomar las estancadas negociaciones de libre comercio con la Unión Europea (UE) sin contar con Venezuela (que es miembro pleno del Mercosur desde 2012 y que debería ejercer en teoría ahora mismo la presidencia).

Según el nuevo gobierno del conservador Michel Temer, los cancilleres de los cuatro países volvieron a tratar el tema el domingo pasado en Nueva York, en una reunión previa a la Asamblea General de la ONU. “Aprobamos una declaración que hace una exhortación a la Unión Europea para que prosiga y dé más agilidad al proceso de negociaciones con el Mercosur”, explicó el canciller brasileño, José Serra, en un comunicado. El tema también fue abordado también en una reunión bilateral en Nueva York entre Temer y su par uruguayo, Tabaré Vázquez. Serra aseguró luego que Uruguay liderará a partir de ahora las negociaciones entre los países europeos y el Mercosur, que tendrán lugar entre el 10 y 14 de octubre en Bruselas.

Brasil ha asumido en las últimas semanas el liderazgo en las espinosas relaciones del resto de Estados del Mercosur con Venezuela, mientras que Argentina y Paraguay han adoptado una posición más discreta.Uruguay fue por su parte siempre más reticente a distanciarse del Gobierno de Caracas, aunque en los últimos días parece haberse plegado a la voluntad de los otros tres.

Perú mediador. Tratando de bajarle los decibeles a la pelea, y buscando un lugar de destaque como mediado, el presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, instó hoy al diálogo interno y ofreció la disposición de su país a contribuir a una solución de la crisis. “Hacemos (…) una firme invocación a que se inicie cuanto antes un diálogo político interno sin condicionamientos ni restricciones en un marco de pleno respeto a la Constitución”, manifestó el mandatario peruano en la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Su discurso fue su presentación como presidente, cargo que asumió en julio.”El Perú está en la mejor disposición para realizar todos los esfuerzos que ayuden a que los venezolanos alcancen una solución a sus graves problemas”, ofreció.

Kuczynski expresó gran preocupación por “la crítica situación política, económica y social” en Venezuela, donde la oposición persigue celebrar un referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro antes de que termine el año. En las manifestaciones recientes ha vuelto a haber enfrentamientos y heridos.

“La plena vigencia de la democracia en Venezuela requiere el absoluto respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales (…) así como la plena garantía del respeto a la separación y el equilibrio de poderes”, manifestó el mandatario peruano.

Meses claves. La crisis del Mercosur se agrava. Varios países fundadores amenazan con suspender en menos de tres meses a Venezuela en caso de que no cumpla con tratados internos. Una declaración conjunta de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay veta además la cuestionada presidencia pro témpore del bloque, que le corresponde desde julio a Venezuela.

La respuesta de Caracas fue de rechazó vehementemente, y atribuyó la medida a los Gobiernos conservadores de Brasil, Argentina y Paraguay, a los que califica de “triple alianza” (Uruguay matizó su posición en un comunicado posterior). “Venezuela, en ejercicio pleno de la presidencia pro témpore de Mercosur y en resguardo de sus tratados, rechaza la declaración de la ‘triple alianza'”, dijo la canciller Delcy Rodríguez desde Caracas.

El Gobierno brasileño había dado a conocer antes los detalles de la declaración acordada por los cancilleres de los cuatros países fundadores del Mercosur, en la que se da a Venezuela un plazo de menos de tres meses para cumplir con acuerdos que aceptó cuando firmó su adhesión al bloque en 2006. El plazo para implementar normas respecto a la integración económica y la defensa de los derechos humanos, así como la movilidad entre los países del Mercosur, expiró el 12 de agosto, señaló el comunicado brasileño. “El 1 de diciembre de 2016, si persiste el imcumplimiento de las obligaciones, Venezuela será suspendida del Mercosur”, advirtió. La declaración conjunta sostiene el “cese de derechos” hasta que los cuatro países fundadores “convengan” con Venezuela el restablecimiento de los mismos.

La nueva medida agrava la crisis en el seno del bloque creado en 1991 y que fue visto durante mucho tiempo como un dinámico mecanismo de integración regional. En tanto, otros foros como la Alianza del Pacífico (conformado por Chile, Colombia, México y Perú) han superado al Mercosur como instrumento de asociación económica y comercial en la región.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *