Política / 26 de Septiembre de 2016

Cobos lo hizo de nuevo: abandonó a otra Cristina

Se trata de su mujer, tocaya de CFK. La relación del vice con una nutricionista de 38 años a la que le consiguió un cargo en el Congreso.

Por

Cobos con Cristina Cerruti, su esposa durante 36 años.

El inicio de la primavera ya no viene cargado de amor. Porque en la semana en que las plantas vuelven a florecer se marchitaron muchas parejas. En el espectáculo local anunciaron su separación Adrián Suar y Griselda Siciliani, en el ámbito internacional Brad Pitt y Angelina Jolie. Y en la política doméstica fue el turno del ex vicepresidente y actual senador Julio César Cleto Cobos y Cristina Cerutti, su esposa durante 36 años y la madre de sus tres hijos.
Pero el anuncio del divorcio no estuvo exento de polémica, porque la noticia llegó acompañada de rumores de nueva pareja, embarazo, una desmentida a medias y luego un silencio absoluto de las partes. Mientras tanto, fue comentario obligado en la interna radical: “Otra vez traicionó a una Cristina”, decían con ironía, recordando aquel episodio del voto “no positivo” durante la discusión de la ley 125, cuando perjudicó al gobierno de CFK.
El lunes 19 de septiembre, tras una versión difundida por el periodista Jorge Rial, donde hablaba del posible embarazo de una joven de 30 años, el ex vicepresidente hizo un descargo a través de Twitter en el que negó que volvería a ser padre, pero confirmó que “hace meses atravesamos con mi esposa un proceso de separación”. Luego de esa publicación, llenó sus redes de mensajes referidos a su trabajo, como para dejar atrás el episodio que lo tuvo en el centro de la atención pública.
Vestigios de ese proceso de separación quedaron en Facebook, donde Cerutti compartió sugerentes mensajes que dejaban traslucir el fin de la pareja: “Nunca te arrepientas de dar todo por alguien. Aunque no lo valoren, el día de mañana tú lo olvidarás y volverás a darlo todo. Sin embargo ese alguien te recordará cada vez que alguien le falle”, publicó el 5 de mayo, entre tantas otras frases.
Según pudo averiguar NOTICIAS, Cobos se fue de la casa familiar hace poco más de tres meses a vivir a un departamento de la capital mendocina. Pero en su entorno remarcan que la separación sería en tan buenos términos que ambos, ingenieros de profesión, continúan dirigiendo juntos la obra de construcción de la casa de una de sus hijas. Mientras tanto, se aprontan para ser abuelos por tercera vez, porque a fines de octubre nacería el primer nieto varón de la familia.

Nueva novia

Pero el senador no estaría solo. Si bien no lo confirmó, se cuidó de no negar una nueva relación. Sí rechazó, categóricamente, que volvería a ser padre. “Jamás respondemos a los rumores”, aseguró su vocero, dejando la puerta abierta.
La nueva pareja sería Natalia Obon, una nutricionista y estudiante de abogacía de 38 años, que en enero de 2016 fue nombrada en el Senado de la Nación parte del “cuerpo de asesores de comisión” de Cobos, como “planta temporaria”, en la categoría A-3 y con un sueldo de 30.000 pesos. “Es una gran compañera de trabajo que labura todo el día a la par nuestra”, confirmó un colega para dejar en claro que no se trata de un “ñoqui”. En Twitter, la mujer se dedica casi exclusivamente a mostrar las actividades que realiza su jefe.
No es el primer empleo público de Obon, que entre septiembre de 2014 y enero de 2016 trabajó para el gobierno provincial de Mendoza. En su historial laboral de AFIP y ANSES apenas aparece un trabajo más en relación de dependencia, de dos meses, en Apando, una asociación civil de padres de niños down, el resto del tiempo trabajó como monotributista en su profesión. NOTICIAS intentó comunicarse con la mujer, pero al igual que el resto de las partes prefirió el silencio.
Mientras tanto, Cobos participó de la sesión del Senado donde se aprobó el proyecto de ley que establece el régimen de contratación público-privada, que ahora pasará a la Cámara de Diputados. “El espíritu de esta ley permite la asociación entre el sector público y privado, pero el fin es hacer más rápido las obras”, explicó el senador al cierre de la sesión. El jueves 22 volvió a Mendoza para cumplir con diversas reuniones.
Tras la separación, Cobos dejó de compartir una de las pocas cosas que tenían en común con su alter ego mendocino y radical, Ernesto Sanz. Sus esposas se llaman Cristina. “Pero esta es la Cristina buena” decían casi como un latiguillo ambos políticos comparándolas con la ex presidenta Fernández de Kirchner. Ahora que se acabó su pareja, el hombre del voto “no positivo” deberá evaluar cuán buena sigue siendo su Cristina.

 

2 comentarios de “Cobos lo hizo de nuevo: abandonó a otra Cristina”

  1. Noticias se precia de manejar “buena” información, nada para decir de los asuntillos de la michetti?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *