Sociedad / 12 de Octubre de 2016

Pérez Corradi, el arrepentido más temido

La jueza Servini de Cubría lo procesó con prisión preventiva por comercialización de drogas. Se lo acusa de haber traficado efedrina en 2007 y 2008. Ver fotos

Finalmente, Ibar Esteban Pérez Corradi, el prófugo más buscado del de este último verano, está procesado: la jueza federal María Romilda Servini de Cubría dictó hoy su prisión preventiva.  Se lo acusa del delito de comercialización de efedrina, en el que buscó involucrar al ex ministro Aníbal Fernández. Pérez Corradi podría enfrentar 15 años de prisión por ingresar esa sustancia al país para la producción y venta de estupefacientes.

“La Morsa es Aníbal Fernández”, fue la frase explosiva que Ibar Pérez Corradi había dicho off the record a un funcionario del ministerio de Seguridad de la Nación cuando fue detenido en Paraguay, el 19 de junio. En julio declaró frente a la jueza Servini de Cubría, ante quien, según se publicó, habría ratificado estas declaraciones. Horas más tarde, la versión cambió: el financista había delegado la responsabilidad de la acusación en una de las víctimas.  “Forza me dijo que la Morsa era Aníbal Fernández”, habrían sido sus palabras. Sebastián Forza ya no puede ratificarlas ni rectificarlas.

Pérez Corradi, de 39 años, es conocido como “el financista de la efedrina”, detrás de la fachada de empresario farmacéutico. La Justicia lo acusó de ser el autor intelectual del Triple Crimen de General Rodríguez, que se cobró la vida de los empresarios farmacéuticos Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, involucrados en tráfico de efedrina. En su vida anterior trabajó seis años en el Banco Nación. Desde el 2012 estaba prófugo de la Justicia, hasta que fue encontrado en Paraguay en junio pasado. Documentos prueban que la Policía Federal conocía su paradero desde enero.

También está acusado por narcotráfico en Estados Unidos que pide su extradición. La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fiscal Alberto Nisman, quería hacerlo, pero la jueza Servini de Cubría lo impidió.

Desde esa primera declaración, Pérez Corradi testimonió otras nueve veces ante la justicia. Jamás se declaró culpable del Triple Crimen de General Rodríguez. Tampoco acusó directamente a ningún ex funcionario de la gestión kirchnerista. Por ahora. Aunque siempre juega con esa carta. Por eso sigue siendo el arrepentido más temido.

Otros artículos sobre Ibar Pérez Corradi y el Triple Crimen de General Rodríguez:

Pérez Corradi: la mención de Aníbal Fernández la negoció con Cambiemos

Cómo vivía Pérez Corradi en la clandestinidad

Desde enero, Policía Federal sabía dónde estaba Pérez Corradi

La ex cuñada de Pérez Corradi confiesa: “Trabajé con Scioli y Massa”

En el barro: pelea de dos juezas por un narco

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *