Ver fotos">
Costumbres / 14 de Octubre de 2016

Autoclásica 2016: Antiguas joyas de garaje

Más de 52.000 personas recorrieron durante cuatro días la 16ª edición de Autoclásica, en los jardines del Hipódromo de San Isidro. Los ejemplares premiados. Ver fotos

Por

Organizada, como es habitual, por el Club de Automóviles Clásicos de Argentina, del 7 al 10 de octubre tuvo lugar la décimosexta edición de Autoclásica, el mayor festival de motos y automóviles clásicos de Sudamérica.
Este año, la muestra presentó una renovada propuesta que permitió revivir la historia a través de la exhibición de más de 900 vehículos entre automóviles, motos, colectivos, lanchas y vehículos militares de todas las épocas, en estado original, y de categoría internacional cuidadosamente seleccionados, con una antigüedad de más de 30 años.

 

Muestra

Entre los 600 automóviles de diferentes marcas que se pudieron ver, se destacó la celebración de los 50 años de la presentación en el mercado argentino del Torino. El stand contó con dos de los tres históricos Torinos 380W que corrieron en el mítico circuito Nürburgring en 1969.
Jaguar, conocida por sus lujosas berlinas y deportivos, tuvo varios automóviles en un espacio destacado donde mostró la historia de la distinguida marca británica. Por su parte, BMW festejó sus 100 años de vida con una exposición tanto de autos como motocicletas, desde los modelos más antiguos a los más modernos, Renault envió desde su museo de Francia, y por primera vez a toda la región, dos ejemplares construidos especialmente para romper récords de velocidad: el Etoile Filant (1956, 308,9 km/h.) y el Dauphine Gordini (1961, 140 km/h).
A su vez, se celebraron los 100 años del nacimiento de Juan Gálvez, múltiple campeón del Turismo de Carretera, los 50 años de la presentación del Lamborghini Miura, el verdadero padre de los superdeportivos modernos, y el Chevrolet Camaro festejó su medio siglo de vida, en su stand se pudieron apreciar ejemplares que mostraban la genética de un provocador con mucha historia.
Los autos del Gran Turismo Europeo tuvieron su espacio donde se pudo apreciar a los que compitieron entre la década del ’50 y del ’70. Menos veloces, pero tan esplendorosos como los demás, una selección de increíbles automóviles veteranos (de más de 100 años) de varias marcas, desplegaron su elegancia y su prestancia para mostrar el germen que dio origen a la industria automotriz.
En cuanto a camiones, se pudo revivir la historia de Scania en estos 40 años de presencia en el país a través del primer camión modelo L111 del año 1976 fabricado en Argentina.

 

Turismo

El Ministerio de Turismo de la Nación presentó la mítica Ruta 40, la tradicional carretera argentina que va de la Quiaca a Ushuaia y todos los años es recorrida por cientos de fanáticos de los fierros.
La historia del automovilismo deportivo tuvo su lugar en la “Carpa de Competición”, donde se apreciaron más de 30 vehículos, de categorías como la Fórmula 1 y Turismo Carretera de los años ´70 y ´80; donde se destacaban el Chevrolet de Roberto Mouras, y autos de Grand Prix que fueron conducidos por Juan Manuel Fangio y José Froilán González.
Además aportó la adrenalina a la fiesta. En un circuito especial se realizaron las pruebas dinámicas que permitieron al público disfrutar de los vehículos en funcionamiento.
Para los fanáticos de las dos ruedas, el “Barrio de las Motos” fue el espacio donde se pudieron ver más de 300 ejemplares de calle y de competición.
Hubo stands de 41 clubes y museos, que agrupan a coleccionistas de Argentina y países limítrofes, además de automotrices como, Mercedes-Benz, Scania, Harley Davidson, Morgan y Bogward que está estudiando volver al país con autos del segmento premium.
Como en cada edición de Autoclásica, un riguroso jurado evaluó a los automóviles y motos exhibidos para premiar al mejor de cada una de las categorías de FIVA y consagrar finalmente al esperado “Best of Show 2016”. A su vez, se otorgó el premio especial “Germán Sopeña” elegido por los periodistas acreditados que visitaron la muestra. También se entregó un Premio especial Autoclásica al “Étoile Filante”, dado que este tipo de vehículo no entra en ninguna de las categorías y como reconocimiento a su venida a nuestro país. Y por supuesto no podía faltar el ya clásico “Autojumble” y “Motojumble”, para adquirir las piezas para concretar sus restauraciones.
Este año, FIVA (Federación Internacional de Vehículos Ancianos) –la organización más importante del mundo que congrega a diferentes clubes de todo el mundo– designó a la muestra argentina como uno de los 8 eventos más destacados e importantes del mundo sobre autos clásicos. Sin lugar a dudas esta muestra constituye una oportunidad inigualable para revivir la historia de la industria automotriz y celebrar la preservación de su patrimonio. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *