Política / 17 de Octubre de 2016

La difícil conversión de Andrea del Boca

Intentó acercarse al PRO, pero la Justicia la imputó por haber recibido dinero del Estado.

Por

No llegó el indulto que esperaba. Andrea del Boca, una de las actrices más comprometidas con el kirchnerismo, participó de un acto del Gobierno y se fotografió con Marcos Peña, esperando la bendición de la nueva gestión. Pero en el estudio del abogado Ricardo Monners Sans y en la fiscalía de Federico Delgado, se cocinaba a fuego lento pero incesante la imputación que comenzó a arrinconar a la actriz.

El miércoles 12 estalló el escándalo y Del Boca ahora es investigada por la Justicia, junto al ex ministro de Planificación, Julio De Vido, por haber recibido 36 millones de pesos para hacer la novela “Mamá corazón” que todavía no salió al aire. El proyecto consistía en la realización de 25 capítulos que fueron protagonizados y dirigidos por la actriz y producido por “a+A Group”.

Días antes del revés judicial, entrevistada por Jorge Rial en su programa de televisión “Intrusos”, había hecho su último movimiento para alejarse del kirchnerismo y terminar la reconversión: “Nunca fui amiga de Cristina. No fui a su casa ni ella vino a la mía. Y siempre lo dije, soy peronista. No está mal, no es un pecado”, manifestó la mujer cuyo sueldo era de 367.000 pesos por mes, retribución que no ganan ni siquiera los actores que protagonizan las novelas del prime time de la TV local.

Negocio familiar. La actriz no estaba sola en el proyecto. Su padre, Nicolás, fue el encargado de codirigir la novela junto a Andrea. Pero también Anna Chiara Biasotti, su hija, tuvo su oportunidad. La joven de 15 años cobró durante el rodaje la suma de 98.000 pesos por mes. Al fin y al cabo, negocios son negocios.

“Nosotros no evaluamos el criterio artístico del proyecto de Del Boca, sino que tenemos que ver si se gastó el dinero de manera legal”, explicó el fiscal Federico Delgado, quien ya pidió al juez Federal Sebastián Casanello que cite como testigos a todos los que trabajaron en el proyecto.

El actor Marcelo Mazzarello fue co-protagonista de la novela. Antes de ser citado por la Justicia aseguró en una entrevista por TV: “Está declarado un dinero que yo no cobré”. Es que, según el pliego, su sueldo también era de 98.000 pesos, sin embargo su remuneración real habría sido la mitad. Entre otras irregularidades, había una parte del presupuesto para pagarle a un community manager, pero la novela nunca llegó a la pantalla chica, por lo que no hubo nada que publicitar en las redes sociales.

¿Qué pasó con esa plata? La Justicia será la encargada de determinarlo y Andrea del Boca tendrá que defenderse ante Delgado y Casanello. Fue en vano su intento de despegarse del kirchnerismo. La amistad con Aníbal Fernández, la relación con De Vido y Cristina y los negocios en los que se involucró son manchas que no se tapan, ni siquiera con las fotos junto al nuevo gobierno.

 

3 comentarios de “La difícil conversión de Andrea del Boca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *