Costumbres / 20 de octubre de 2016

Jean Paul Gaultier: un rebelde de la moda en Buenos Aires

Clase magistral y gran cena para homenajear al gran provocador francés. Cuáles fueron sus aportes a la historia fashion.

Por

Jean Paul Gaultier

El niño terrible de las pasarelas está en Buenos Aires y el ambiente de la moda vive una revolución.  Alrededor de 700 personas asistieron hoy a la masterclass que dio en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, moderada por Ana Torrejón. La conferencia se realizó, a pedido de él, en la universidad pública y en el mismo acto recibió el Doctorado Honoris Causa.

Por la noche, una gran cena en el Café de los Angelitos, reunirá a celebrities, periodismo especializado y empresarios para homenajear al visitante.

Este francés de 64 años fue uno de los primeros creadores que aprovechó el espacio y la difusión que tenía la Alta Costura de su país, para insuflar en sus diseños un mensaje social. Por ejemplo, vistió con faldas a los varones. Utilizó modelos de todas las edades y etnias. Investigó en la silueta femenina y en prendas icónicas como el corsé y los corpiños. Hoy marcan un hito en la historia de la moda, las colecciones con las que vistió a Madonna en los años ’90.

Su carrera es variada y siempre exitosa. Hizo vestuario para cine y teatro.  Tuvo exposiciones memorables como la del Met en Nueva York. En 2010 renunció a su puesto como creativo de Hermés donde reposicionó la línea de indumentaria de la tradicional marca de los pañuelos. Actualmente diseña para La perla, la histórica etiqueta de ropa interior.

Sus fragancias se cuentan entre los más exitosos de la industria. ¿Quién no recuerda el torso de maniquí encerrado en una lata que perfumó y sigue perfumando a hombres y mujeres de varias generaciones?

Cuando hoy le preguntaron qué era mejor en la moda, si trabajar en grandes grupos o ser independiente, contestó: “Si uno no tiene dinero puede permitirse ser más libre y creativo. Pero, si querés fama y dinero y trabajás para una gran corporación, terminás siendo responsable de muchas personas y ahí aparece la autocensura. Si tu pasión te lleva a hacer ropa creativa, no te metas en un grupo. Pero también podés hacer las dos cosas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *