Restaurante / 21 de Octubre de 2016

Ohsawa: abundancia y sabor, sin culpa

Cocina macrobiótica. Honduras 5900, Palermo. 4772-0022. Martes a domingo de 10.30 a 20.30. Reservas. Efectivo y débito Visa. Precio promedio: $ 200.

Por

“No existen los alimentos feos, existen los malos cocineros: cualquier producto bien cocinado es sabroso”, dice Perla Palacci, precursora de la macrobiótica en Argentina.
Ella misma practica este tipo de alimentación desde 1973 y hoy, a un paso de cumplir 80 años, le sobró fuerza para abrir el tercer Ohsawa de su vida, en el barrio de Palermo. Parte de la “militancia” de Perla tiene que ver con enseñar a cocinar, algo fundamental para sostener una alimentación de estas características. “La comida debe seducir con los colores y sabores”, continúa, mientras acerca a la mesa un colorido wrap de remolacha, con nueces caramelizadas, kale y tofu.
La base de la macrobiótica es platos balanceados: proteína, arroz integral o cereal yvegetales más una sopa. En Ohsawa, las proteínas incluyen tofu o seitán (“la carne vegetariana”, hecha con gluten de trigo), pescado (empanado con harina de arroz) y pollo de campo. Los platos balanceados incluyen arepas de trigo o mijo, arroz yamani y vegetales frescos en ensalada. Todo se cocina con sal marina, agua filtrada y productos orgánicos. Los platos son abundantes, todo está bien cocinado y condimentado así que el nivel de satisfacción es alto (además de altamente saludable, lo cual duplica el placer).
Los postres están elaborados sin manteca, azúcar, ni harinas refinadas y, creer o reventar, son deliciosos. La torta Ohsawa, de calabaza, manzana, medallones de durazno, pasas (con apenas un poco de sémola para aglutinar), no tiene un gramo de azúcar agregada, lo cual potencia el sabor de las frutas. También hay mousse de cacao elaborada con agar agar y cake húmeda de zanahoria (con harina integral y chantilly de soja).Para acompañarlas en cualquier momento del día puede optar por un té bancha o un café con leche (dos “transgresiones” de la macrobiótica tradicional, de marcas especialmente seleccionadas).
Ohsawa es luminoso, calmo y abre todo el día. Tiene un almacén donde comprar todos los productos que ellos utilizan y enseñan a prepararlos en sus clases de cocina. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *