Motores / 22 de Octubre de 2016

Ford Mustang GT 5.0, caballo legendario

El emblemático modelo deportivo del óvalo ahora se ofrece en la Argentina. Mística a precio elevado.

Por

Con cincuenta y dos años cumplidos, el Ford Mustang es un modelo que a través de las generaciones se fue convirtiendo en un ícono y en uno de los mejores representantes de la cultura automovilística estadounidense.

Estéticamente tiene una fuerte inspiración en el modelo de los sesenta y, en términos de proporciones, es más bajo y ancho que su antecesor. Así, la cabina fue desplazada hacia atrás y la silueta luce más musculosa.

El interior muestra mejoras en el nivel de detalle. Basta pasar la vista por sus materiales, el velocímetro, los mandos para los programas de conducción o la placa Mustang sobre la tapa de la guantera, para imaginarse el empeño que han puesto los diseñadores de esta última generación en las terminaciones. Mantiene algunos guiños nostálgicos, pero con la actualidad tecnológica. Su diseño es bastante tradicional por la disposición del panel, los instrumentos y el volante que sigue el esquema del modelo saliente. La pantalla táctil de ocho pulgadas que preside la consola central es parte de la dotación de serie con navegador y un buen sistema de sonido.

Debajo del capó aloja un motor V8 de 5 litros con 421 caballos, que no se caracteriza por el bajo consumo, aunque en materia de prestaciones puede dejar muy satisfecho a más de un conductor que busca sensaciones. Buen sonido y una aceleración de 0 a 100 km/h de cinco segundos. La velocidad máxima alcanza los 250 km/h.

La posición de manejo es cómoda y, en general, el confort de marcha es razonable, aunque resulta incómodo acceder a las plazas traseras, que además tienen poco lugar.

En la práctica este modelo combina cierta polivalencia, ya que permite utilizarse como auto de uso diario o como un deportivo salvaje. Es un auto que se lo lleva más cómodo en las rectas que en las curvas de alta velocidad, donde su peso superior a los 1700 kg le juega en contra.

El precio es alto (95.000 dólares), sobre todo si se considera que en su país de origen cuesta casi tres veces menos, aunque quien busca un auto de este tipo, lo hará convencido de comprar una leyenda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *