Mundo / 23 de octubre de 2016

Reino Unido y la Unión Europea: desencuentros por la resolución del Brexit

La Unión Europea reclama una salida rápida, pero la primera ministra Theresa May no muestra apuro.

Por

La nueva líder del Partido Conservador, Theresa May
La nueva líder del Partido Conservador, Theresa May.

La primera ministra británica, Theresa May sufre las presiones ante su negativa a desvelar su estrategia de cara a las inminentes conversaciones para la salida del país de la Unión Europea (UE). El opositor partido laborista quiere plantearle 170 preguntas sobre la forma en que la jefa de Gobierno quiere negociar, sobre todo en lo que respecta a temas controvertidos como el comercio y la migración.

Dicurso optimista. En sus últimos discursos, Theresa May, insistió con que la votación que se hizo el 23 de junio y que apoyó la salida de la Unión Europea, refleja un sentimiento “profundo y justificado” de que la economía actual sólo sirve a la elite y no “a la gente corriente de la clase trabajadora”, dijo. “No fue sólo un voto para cambiar la relación de Reino Unido con la Unión Europea, sino un llamamiento para cambiar definitivamente nuestro país de forma que funcione”, señaló. Según la primera ministra británica, abandonar la Unión Europea “proporcionará la oportunidad de remodelar el país, y llevar el poder otra vez a casa”. “Este es el momento de nuestra generación, de escribir un nuevo futuro, y tomar las decisiones en el Reino Unido”, dijo May durante el congreso anual del Partido Conservador, hace una semana. La nueva “dama de hierro” de la política británica instó a los miembros del partido y a una audiencia más amplia, que incluya  “a los que votaron a favor y en contra del Brexit”. “Vengan conmigo y haremos ese cambio”, instó.

 

En el parlamento

Tras escuchar el discurso, el líder de los Laboristas, Jeremy Corbyn, dijo que los líderes del partido conservador “han caído en una nueva cota mínima (en el Parlamento) por avivar las llamas de la xenofobia y el odio” en el país. Muchos diputados de la oposición han criticado que los conservadores se hayan centrado en la inmigración y que hayan planteado pedir a las empresas que comuniquen al Gobierno todos los empleados extranjeros que tienen. El líder del Partido Demócrata Liberal, Tim Farron, dijo que los conservadores intentan ocupar el centro de la política británica prometiendo una igualdad social y económica, lo que supone “el divorcio definitivo de la actuación de su partido”. Por su parte, la colíder del partido Verde, Caroline Lucas, manifestó que con su discurso, May ha mostrado ser “una maestra en el doble lenguaje”. May “predica justicia con un millón de personas que recurren a los bancos de alimentos” y asegura que el Reino Unido volverá “a tener el poder, pero todavía no ha ganado unas elecciones como líder”, dijo Lucas.

 

 

Brexit duro

El Tesoro británico advierte en un documento publicado por el diario “The Times”, que la salida del Reino Unido del mercado único de la Unión Europea (UE), el llamado “Brexit duro”, puede traer consigo una contracción del producto interior bruto (PIB) de hasta un 9,5 por ciento durante los próximos 15 años.  El porcentaje corresponde a una pérdida de ingresos fiscales por 66.000 millones de libras (73.000 millones de euros o 82.000 millones de dólares) al año. Según “The Times”, con el documento encargado en abril pasado por el entonces ministro de Hacienda, George Osborne, y filtrado a la prensa, el Tesoro pretende convencer a los miembros del gabinete de los daños potenciales que causaría un “Brexit duro”. El documento sostiene que tanto el volumen comercial como las inversiones extranjeras directas podrían caer alredor de un 20 por ciento.
Por lo pronto, después de la intervención de May en el congreso de su partido, la cotización de la libra esterlina cayó a un mínimo histórico. La publicación de los nuevos pronósticos pesimistas hizo hoy que la libra cayera por debajo de los 1,23 dólares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *