Personajes / 26 de Octubre de 2016

Norberto Angeletti: “En este gobierno casi no hay políticos”

El periodista habla del libro “Revistas que provocan al poder”, donde retrata el funcionamiento de Time, Der Spiegel, Veja y NOTICIAS. La web y el papel, kirchnerismo y macrismo.

Norberto Angeletti tiene a sus robustos “hijos” desparramados en la mesa ratona del living de su casa. Son centenares de páginas de investigación, cuatro libros en ediciones cuidadísimas, en las que, junto a Alberto Oliva, surfea y bucea por  las revistas de aquí y de allá. En el último, “Revistas que provocan al poder”, desgrana los casos de la estadounidense Time, de la alemana Der Spiegel, de la brasileña Veja y de NOTICIAS. Hablar con él es una invitación a la película completa de los mayores éxitos editoriales.
Noticias: ¿Por qué el interés en las revistas?
Norberto Angeletti: Porque siempre trabajé en revistas y porque con Alberto Oliva queríamos volcar nuestra experiencia de cómo es un cierre, de cómo se trabaja. Siempre me llamó la atención que los chicos de escuelas de periodismo que empezaban en la redacción no sabían lo que era una pauta ni un sumario. Así que pensamos en hacer algo que ayude, pero también nos preguntamos quién iba a querer leernos, entonces lo hicimos a través de los grandes títulos. Durante años, investigamos cómo nació la idea, cómo se llevó adelante, cuáles fueron los grandes acontecimientos que cubrieron. Así hicimos el primer libro, “Revistas que hicieron y hacen historia”, en el que investigamos a Time y Der Spiegel, Life y Paris Match; The National Geographic y Reader´s Digest y Hola y People. Lo editamos en 2002 en España y, en 2004, la Universidad de Florida se interesó en publicarlo en inglés.
Noticias: Que se diera esa posibilidad, ¿fue por una iniciativa de ustedes?
Angeletti: Sí, nos movimos. Hubo que traducirlo al inglés y someterlo a la evaluación de un jurado que la UF nombra para aprobar cada publicación que hace esa universidad.
Noticias: Después hicieron “In Vogue” y tuvieron contacto directo con la mítica Anna Wintour, ¿cierto?
Angeletti: Claro, empezamos a investigar Vogue y era muy grande. Cuando fuimos a ver a Wintour, nos dijo que le interesaba pero que Vogue tenía que salir sola. Al mes se hacía la feria del libro en Nueva York y lo presentamos con dos o tres capítulos del libro ya diseñados, buscando editor. Nos acompañó una persona que había trabajado en Vogue y nos cruzamos con el gerente editorial de Rizzoli en Nueva York, quien lo saluda al de Vogue porque lo conocía y me pregunta qué tengo en las manos. Mira el material y nos dice: “¡Este libro es mío!”. Fue una gran experiencia trabajar con una editorial estadounidense.
Noticias: ¿Es muy distinto?
Angeletti: Entregás los textos y pasan a una editora que corrige cosas como, el libro decía: “Cuando sale Vogue en 1892, casi todos los integrantes de la alta sociedad neoyorquina eran suscriptores”. La editora decía: “En 1982, se consideraba alta sociedad a todos los que tuvieran más de dos millones de dólares, ¿están seguros que…?”. Cada cita la tenés que acompañar con la hoja del libro del que se trate o, si es un reportaje, con la desgrabación para que la editora pueda comprobar, y en algunos casos llamar al entrevistado para ver si está de acuerdo con esa declaración. La edición lleva seis meses más y se chequean datos, fechas, declaraciones.
Noticias: En “Revistas que provocan al poder” es interesante el relato de la negociación de los creadores de Veja con los quiosqueros para poder distribuirla por suscripción.
Angeletti: Sí, es genial. Le buscaron la vuelta porque si no se moría la revista.
Noticias: ¿Las revistas siguen teniendo futuro?
Ante la pregunta, Ageletti cuenta un chiste: un señor camina por la calle, ve un negocio que vende cerebros, entra y pregunta por qué hay unos de 300, otros de 700 y otros de 1.500 pesos. El vendedor argumenta: el más barato es un cerebro baqueteado, perteneció a una persona que toda su vida había leído diarios, revistas y libros; el de 700 pesos empezó a ver cable y TV y leía de vez en cuando; y el más caro lo era porque no tenía uso, había sido de quien sólo se dedicaba a navegar por Internet. El remate le produce una carcajada.
Angeletti: Hay una gran polémica y están todos los agoreros diciendo que el papel no existe más. Que ahora hay menos tiempo dedicado a la lectura de gráfica, puede ser. Pero lo que se estuvo haciendo y se está haciendo es algo increíble para los negocios: invierten plata en un nuevo negocio que no es negocio (lo digital). Entre el 80 y el 95% de los ingresos de las empresas periodísticas sigue siendo del papel, pero toda la inversión se vuelca en ver cómo hacemos con lo digital y nada en defender lo que es el negocio en sí, el papel.
Noticias: Es interesante el caso de  Der Spiegel que, según se ve en el libro, se propone ser líder en todas las plataformas.
Angeletti: Exactamente, pero la cabeza es la revista. Muchas veces ocurre en la web que eso de “la noticia ya” hace que se cometan muchísimos errores, que una revista con prestigio no puede cometer, necesita chequear y rechequear.
Noticias: En ese sentido, impacta Time con su equipo de chequeadores de datos o Der Spiegel y sus 70 investigadores al servicio de editores y redactores. ¡Qué diferencia en relación con Latinoamérica!
Angeletti: Están en otros países, otras posibilidades, otros precios de las páginas de publicidad. El otro tema es que no se invierte de la misma manera. Hace unos tres años que Time tomó la decisión de no invertir más en lo digital. Ellos vendían cuatro millones de ejemplares y llegaron a 1.500.000. Dijeron: “Basta, somos la revista, defendamos la revista”. Ellos se plantean tomar de la tecnología lo que les sirva, no estar dependiendo de la tecnología. Tienen desarrollados los sistemas para saber de qué se está hablando en las redes sociales en todo momento, por ejemplo.
Noticias: Es un alimento de contenidos.
Angeletti: Claro, porque dicen: “Esta semana tenemos que ir por este lado con la tapa”. Ahí es donde utilizan la tecnología, no están subordinados a ella.
Noticias: En el libro se ve como las tapas de Time, Der Spiegel o Veja son de mucha provocación. Las tapas de NOTICIAS han sido cuestionadas y tildadas por el kirchnerismo de misóginas o golpistas.
Angeletti: Sí, todas interpretan mucho la noticia.
Noticias: ¿Qué pasa en esas otras sociedades? ¿También se las cuestiona tanto?
Angeletti: Newsweek sacó una tapa de Obama con los labios pintados de rojo porque aprobaba la ley a favor de los gays y lo llamaron “el presidente gay”. Hoy necesitás provocar y sacudir a los lectores para que te compren, pero es habitual en el periodismo tener que provocar.
Noticias: ¿Al lector argentino le sigue interesando la política?
Angeletti: En este momento no interesa mucho la política sino a los periodistas que hacen política. Hace tres meses se está hablando de la elección de 2017 y no le interesa a nadie.
Noticias: ¿Cuál es el legado que dejó en el periodismo los doce años del kirchnerismo en el poder?
Angeletti: Cuando sacamos “Revistas que provocan al poder” lo hacemos para dejar una huella de que el periodismo es el que investiga, el que duda de lo que le dicen, desde una mirada crítica. Cuando el periodista no es crítico y no tiene esa concepción de estar desconfiando de lo que pasa, no hace periodismo. El periodismo militante va a desaparecer.
Noticias: ¿Existe todavía una fascinación periodística por el kirchnerismo?
Angeletti: El kirchnerismo sigue dando noticias por el lado de la delincuencia, empieza a salir toda la corrupción. También hay mucha gente que ese enoja cuando hay crítica a este gobierno. Todavía estamos en un romance entre la sociedad y el nuevo gobierno, no sé cuánto dura ese romance porque, desde el ’83, es el gobierno que menos cantidad de políticos tiene.
Noticias: Política sin políticos, es raro.
Angeletti: Es raro pero lo que no fue raro nos llevó para abajo. Que nadie diga “yo no fui”. Muchachos, mandó la corrupción más que nunca. Yo pago los impuestos de Suecia y tengo estos servicios… Adminístrenme bien.
Noticias: Usted vivió dos robos muy traumáticos y eso lo llevó a dejar su casa en Banfield para mudarse al centro. ¿Qué opina de los casos de justicia por mano propia y del tratamiento de los medios al tema?
Angeletti: El tratamiento de los medios me parece fuera de lugar. No se explica que desde hace tiempo, existen dos países y en uno habitan más de 10 millones de pobres y más de dos en la indigencia, en el cual las balas, la droga y los atropellos son cosa de todos los días. Esa es la verdadera grieta, no la política. En los medios pensamos con mentalidad de clase media: trabajar, estudiar, esforzarnos, progresar. Pero no nos damos cuenta de que hay un 30 por ciento de ese país que creció sin reglas, sin Estado, sin escuela, sin leyes y sólo preparados para subsistir. ¿Eso justifica el crimen? No. ¿La solución es hacer justicia por mano propia? No. Me pregunto: ¿No habrá que crear un nuevo Servicio Obligatorio, no militar, sino social? En el cual, además de disciplina y respeto, se prepare a los jóvenes que no trabajan ni estudian en oficios, en la cultura del trabajo, en conductas sociales y solidarias. Se llegó a una situación extrema y se necesitan decisiones audaces y extremas. Aunque nos equivoquemos y haya que corregir rumbos. Pero algo hay que hacer.
Noticias: ¿Tuvo intención de tener una revista propia?
Angeletti: No (contesta rápido).
Noticias: ¿No?
Angeletti: La realidad demuestra que no podés. Una cosa es el periodismo y otra ser empresario.

 

Valeria García Testa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *