Costumbres / 28 de Octubre de 2016

Blanco fashion, la última tendencia para el pelo

Las canas están de moda: Lionel Messi, Norberto Oyarbide y Jorge Rial las adoptaron, copiando a celebrities internacionales. Cómo lograr este look extremo. Ver fotos

Por

No es rubio. No es color manteca. No es el platinado habitual. Se trata de un gris ultra claro con destellos violáceos, que es la tonalidad de moda entre varones y mujeres jóvenes y transgresores.
Lo curioso es que dos argentinos maduros y muy famosos, casi al mismo tiempo, decidieron sumarse a la tendencia. El primero fue Norberto Oyarbide. El mismo día en que el fiscal Campagnoli pasó a la justicia federal la investigación por enriquecimiento ilícito contra el ex juez, Oyarbide se sentó en la peluquería en la que siempre se hace las manos y pidió consejos para cambiarse el look. Su coiffeur, Petrona Solís, contó que lo que él buscaba era un estilo parecido al de Messi, que hacía poco se había sumado a la movida del gris. Y no era el único. Desde el músico de hip hop J. Balvin hasta Lady Gaga, Rihanna y Nicole Richie, este año fueron muchos los que adoptaron el gris como estilo “trendy”.
Con muy pocos días de diferencia, un Jorge Rial reconciliado con Agustina Kämpfer, y a punto de cumplir 55 años, se mostró en su cuenta de Instagram con el siguiente comentario: “Y se vino el cambio. Las nieves del tiempo platearon mi sien. Cerca de los 55. Buen momento para hacer lo que me da la gana. Y lo estoy haciendo”.
Si un nuevo look puede simbolizar una flamante etapa de libertad personal, tanto Oyarbide como Rial podrían haber estrellado sus buenas intenciones contra un amarillo patito, convirtiendo su heroica revolución interior en una “fashion emergency”.
Sin embargo, ambos salieron airosos de su peculiar estrategia “anti canas”. Como un fóbico a las alturas que se cura tirándose en paracaídas, en lugar que tapar el pelo blanco, lo pusieron de relieve decolorando también el poco cabello oscuro que les quedaba. Puede gustar o no, pero el resultado es digno.

 

Cómo lograrlo

En tiempos de Luis XV, la pelucas grises se impusieron como elemento fashion. Los nobles las empolvaban para que su color ceniciento quedara más acentuado. Dicen los historiadores, que esta moda atribuía a la vejez la cualidad de la belleza e implicaba, entre líneas, un respeto por la madurez. ¿Será el caso de los jóvenes que hoy se tiñen de gris? ¿Y cómo interpretar la aceptación salvaje de sus años en los cincuentones que resaltan sus canas?
Por lo pronto, la adquisición del look tiene sus dificultades. “Llegar al gris no es fácil y no a todos les queda bien”, explica la especialista Bebe Sanders. Para lograr este estilo, hay que decolorar el pelo hasta volverlo blanco, y luego aplicarle una pátina plateada. “Es lo que más se asemeja a las canas, pero no las copia”, concluye Sanders. El pelo tiene que estar en buen estado porque el aclarado lo estropea. Y otra dificultad: hay que retocar el plateado muy seguido porque cuando se “lava” el color queda en primer plano el amarillo patito de la decoloración.
Antes de que eso suceda, tanto Oyarbide como Rial, disfrutan de sus canas reales e inventadas y del look entre respetable y bizarro que supieron conseguir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *