Política / 28 de octubre de 2016

La primera dama de Brasil ya copia el “modelo Awada”

Se llama Marcela Tedeschi y el presidente interino Temer la puso al frente del programa social “Niños Felices”.

En política hay que ser pragmático. Esta regla no es propiedad exclusiva de la Argentina, sino que es for export. Y parece que Michel Temer se avivó. Azuzado por la falta de legitimidad política y una economía que está atada con alambres, el actual mandatario de Brasil recurrió a una medida desesperada que ya probó dar réditos en el campo local: promover e impulsar la figura de su esposa, la ex modelo Marcela Tedeschi. De la misma forma que Juliana Awada, su par argentina, Tedeschi aparece como la figura bonachona del gobierno brasileño, acompaña a su marido en los actos, y se destaca en especial en las acciones de ayuda social. La revista Veja tituló un artículo sobre ella “Bella, recatada y de hogar”. Incluso la primera dama del país vecino asumió la conducción de un nuevo programa social llamado “Niños Felices”. La alegría marketinera no es sólo brasileña.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *