Cultura / 3 de noviembre de 2016

Outlander, un fenómeno de público que pasa del libro a la pantalla

Entrevista con Diana Gabaldon, autora de este éxito en librerías y en TV. Popularidad planetaria y su amistad con George R.R. Martin.

Por

La historia empieza cuando Claire Beauchamp, una joven enfermera inglesa, se reencuentra con su marido después de la Segunda Guerra Mundial. Ambos estuvieron separados durante el conflicto. Para revivir su amor deciden pasar unos días en Inverness, Escocia. Allí comienza, para Claire, un periplo que durará décadas. Mágicamente viajará en el tiempo a 1743 y vivirá junto al ejército escocés las instancias fundamentales de su lucha por la sucesión del trono inglés. También se enamorará de un guerrero unos años más joven, James Fraser, y ese romance será el resorte básico que moverá la trama a través de los siglos.
Así es el argumento inicial de “Outlander”, la serie que hoy prepara su tercera temporada (las dos primeras pueden verse en la app de Fox) y acaba de ser sumada a Netflix. Una historia romántica y de aventuras que cada día gana más fanáticos en el mundo.
Curiosamente, es la serie preferida de George R. R. Martin, el autor de “Juego de Tronos”. Tanto, que en las nominaciones de los últimos Emmys, el escritor declaró que era un robo que no se hubiera alzado con todos los premios. Es que la creadora de la historia, la que escribió los libros sobre los que se basa la serie, es una de sus grandes amigas (ver recuadro). Se llama Diana Gabaldon, nació en Arizona y nunca esperó dedicar su vida a la literatura. Por el contrario, estudió zoología y ciencias ambientales. Un día, para entretenerse, empezó a escribir una novela histórica. La trama impuso su realidad y se transformó en una saga mágica. Hoy, la original “Outlander”, que quiere decir “Forastera”, lleva publicados 8 tomos (la mayoría editados por Salamandra en castellano), varios libros laterales (guías, cuentos, etc.) y un “spin off”, una saga que se desprende de la principal y tiene como protagonista a Lord John, personaje secundario de “Forastera”.
En el show de TV, creado por Ronal D. Moore, los protagonistas son los muy bellos Caitriona Balfe y Sam Haughan. El vestuario, la reconstrucción histórica, los bellos paisajes de Escocia y el atractivo de un romance atravesado por el tiempo son un cóctel imbatible. El mismo que proponen los libros, que ya ocuparon varias veces el ranking de los más vendidos de The New York Times. Su peculiaridad, al igual que en “Juego de Tronos”, reside en el hecho de ser una historia que nació en la literatura pero “explotó” en la TV y el streaming.
De esta peculiar experiencia, del éxito y de su amigo George R.R. Martin, Diana Gabaldon dialogó vía mail con NOTICIAS.
Noticias: ¿Cómo la afecta el hecho de tener lectores en todo el planeta?
Diana Gabaldon: Me emociona. Mi única reserva es la traducción. Sé que es excelente en varios idiomas. Pero sé también de casos en los que la editorial ha cortado los libros (N. de la R.: cada tomo tiene entre 600 y 1000 páginas) y me preocupa lo que están ofreciendo a esos lectores.
Noticias: La saga tiene hasta ahora 8 tomos. ¿Cuántos más planea escribir?
Gabaldon: Yo creo que habrá dos libros más (9 y 10) en la serie principal. Sé que habrá un tomo 9 porque lo estoy escribiendo ahora. Su título será “Go Tell the Bees that I am Gone” (“Diles a las abejas que me fui /que estoy muerto”). El título proviene de una creencia popular entre los criadores de abejas, que aconseja tenerlas informadas sobre las idas y vueltas de la comunidad. También escribiré un libro precuela sobre los padres del protagonista, Jamie Fraser.
Noticias: ¿Por qué la gente ama las historias de amor?
Gabaldon: ¿Tal vez porque la raza humana moriría si no nos gustaran?
Noticias: ¿Por qué Claire es una viajera del tiempo?
Gabaldon: No fue “mi” idea. Yo estaba escribiendo una novela histórica tradicional basada en el levantamiento jacobita de 1745, cuando pensé que debía introducir un personaje femenino. Tenía que ser inglesa, para asegurar el conflicto (lo aseguró). El tercer día de trabajo la conduje a un territorio lleno de escoceses a ver qué pasaba. Uno se paró y dijo: “Mi nombre es Dougal Mackenzie. ¿Quién vendría a ser usted?”. Ella respondió (sin que yo lo pensara) “Claire Elizabeth Beauchamp, ¿y quién demonios es usted?”. “No sonás como una persona histórica”, pensé. Peleé con Claire durante unas pocas páginas, tratando de ponerla en su lugar –una mujer del siglo XVIII– pero no lo lograba. “OK –dije–. No voy a pelear con vos todo el libro. Sé moderna y ya veré cómo llegaste ahí después”. Por lo tanto, es culpa de Claire que sea una viajera del tiempo.
Noticias: ¿Cuál es la mayor crítica que recibió y el mayor elogio?
Gabaldon: La verdad, no lo recuerdo. Sí recuerdo ciertas cartas, por las historias que me contaron. La mujer que me escribió en el papel que dan en la carnicería, explicándome que estaba en el gimnasio de una escuela adonde había sido evacuada durante el paso del huracán Andrew. Ella había rescatado sólo una cosa, un ejemplar de “Viajera”. El sargento del ejército estacionado en Iraq que me contó que todos los días, sentado sobre un tanque, les leía a sus soldados un capítulo de mi libro. ¿Críticas? Para la gente a la que no le gustó lo que escribo tengo un modelo de carta. Dice: Querido X, no todos los libros son para todos los lectores. Espero que disfrutes cualquier cosa que leas a continuación. Afectuosamente, Diana Gabaldon. 

 

Comentarios de “Outlander, un fenómeno de público que pasa del libro a la pantalla”

  1. Pareciera ser que la mezcla de géneros literarios es una nueva tendencias. Personalmente me gustan dos así: la saga “Forastera” (Outlander) de Diana Gabaldon y la novela “La bandola del café” de Maynor Cruz Batres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *