Mundo / 8 de noviembre de 2016

Obama, un Superman de la imagen

El primer presidente negro de los Estados Unidos se retira tras ocho años con una agenda de pendientes, pero con un buen caudal de imagen positiva.

Por

Obama juega con el súperman Walker Earnest en la Casa Blanca.
Obama juega con el súperman Walker Earnest en la Casa Blanca.

Ocho años al frente de la primera potencia mundial requieren la fuerza del Hombre de Acero. Y aún así, el trabajo pasa facturas: Obama se va con arrugas, canas, y una  sonrisa menos natural, sin el brillo de 2008, cuando encarnó la ilusión por un cambio para EEUU y el resto del mundo, que prometió y no pudo o supo cumplir.

Los fracasos de su gestión han sido varios. Y entre los éxitos, el principal ha sido sostener su imagen siempre en alto.  Noam Chomsky aseguraba hace algunas semanas que “en lo retórico Obama ha sido muy eficaz”. Y todo es parte de un paquete mayor que se asienta en las redes sociales y en como ser retratado.

Una imagen suya es justamente la fotografía más retuiteada de la historia. En ella, bajo la leyenda “Cuatro años más”, Obama abraza a su esposa tras confirmarse su victoria frente a Mitt Romney. La imagen consiguió 3,2 millones de “Me gusta” en Facebook, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que es armada: se había tomado una semana antes, y Michelle Obama tuvo la precaución de usar el mismo vestido la noche electoral.

El mérito de la gran campaña de redes de Obama le corresponde en gran parte a David Axelrod, apodado el  “arquitecto de la imagen”, su jefe de estrategia en la campaña de 2008 que siguió encargándose de la imagen presidencial hasta ahora, y en segundo lugar a Pete Souza, el fotógrafo convertido desde hace años en la sombra del presidente: su libro “El ascenso de Obama” se mantuvo en la lista de bestsellers del New York Times durante cinco semanas.

Fue la Primera Dama, Michelle Obama, quien eligió a Souza para que los retratara, por su capacidad para ver la magia en el instante, y si no, armarla para que lo simulara, como en la foto que ilustra esta nota, tomada durante el último Halloween.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *