Personajes / 17 de noviembre de 2016

Esmeralda Mitre: “Evolucioné con lo que pasó con Darío”

Protagoniza la película “Hija única” y es parte de “Por amarte así”, la nueva novela de Telefe. Crisis, lealtades y la tilinguería.

Esmeralda Mitre: “Evolucioné con lo que pasó con Darío”
Fotos: Marcelo Escayola

Lucha por sentirse como pez en el agua durante la producción de fotos. Se prueba prendas, sandalias, stilettos, se mira al espejo, se sube a una mesa, se estira plástica en el piso. Cuando consigue fluir, festeja. De batallas internas y externas hablará ampliamente. También de la búsqueda por relajarse ante las amenazas que la rodean.
Viene de grabar “Por amarte así”, la tira que pronto estrena Telefe y que encabezan Catherine Fulop y Gabriel Corrado, y está ansiosa por la llegada al cine de “Hija única”, film de Santiago Palavecino que Esmeralda Mitre protagoniza junto a Ailín Salas y Juan Barberini. Confiesa que los últimos meses fueron una revolcada en las profundidades de su alma dada la controversia por las declaraciones de su marido, Darío Lopérfido, respecto del número de desaparecidos en la última dictadura, que detonaron su renuncia al Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. “Nadie se animó a decirme nada pero sí veo en los ojos de la gente lo que pasa. Mi mayor preocupación es que sean injustos con Darío”.
Noticias: Contó que su objetivo era recortarse individualmente. ¿Está más plantada?
Esmeralda Mitre: Estoy muchísimo más plantada porque tuve muchas crisis y alegrías, no hay evolución sin crisis. Me siento más yo misma, avancé profesionalmente y con Darío como pareja. Siento que gané muchas batallas, como salir adelante y superar desafíos.
Noticias: En vez de sentirse en el mar queriendo salir a flote, puede moverse en el agua sin amenaza.
Mitre: Exactamente. Igual siento amenazas. Estamos completamente amenazados todo el tiempo.
Noticias: ¿Por qué cosas?
Mitre: Por la envidia y el prejuicio; no yo sino todo el mundo. Hasta que en un momento, cuando viste todo eso y ganaste, tenés que parar porque como me dijo mi psiquiatra (se corrige), mi psicólogo…
Noticias: ¿Psicólogo o psiquiatra?
Mitre: Psicólogo y psiquiatra (sonríe): “Ya ganaste todas las batallas, no hay nada más que pelear, disfrutá”. Si alguien no me hacía ese espejo, quizás seguía inventando nuevas batallas. Como hay muchos frentes, elijo quién y qué se merece una. Soy suave, pero se me traicionaste puedo ser la persona más difícil.
Noticias: Eso lleva a otro concepto del que habló en relación con su pareja con Darío: la lealtad. ¿Cuál es la diferencia entre lealtad y fidelidad?
Mitre: La lealtad no se vence, la fidelidad no sé quién la inventó. Jamás le haría pasar un papelón a mi marido, jamás le haría un daño público. Sí creo, como dice Roland Barthes, que la mujer tiene la obligación de una intimidad absoluta y derecho a su secreto. El hombre también: no reviso teléfonos ni me meto en su vida. Si él llegara a estar con alguien o yo con alguien, no tiene que ver con que eso supere una relación basada en la lealtad de un amor tan profundo que es casi inexplicable.
Noticias: ¿Qué actitud no sería leal entre ustedes?
Mitre: Estar con otro por lo sexual no me parece digno, es desleal. Ahora probar con una persona que te generó un enamoramiento o te trajo una confusión es más leal que quedarse enamorada de la pareja y con dudas. Pero es innecesario decir algo que pueda doler; lo tengo que resolver y si gana mi marido, gana mi marido y si gana el otro, gana el otro. Mientras me sienta respetada, más allá de cualquier historia que pueda o no tener, vale más que cualquier cosa. Tampoco le hablo demasiado de esto porque no me interesa que sepa de mis libertades internas. Y tengo la suerte de que no lee mis notas (risas).
Noticias: Contó que su padre delegó actividades del diario. ¿Se involucró en esas tareas?
Mitre: Armé un camino personal y amo lo que hago. El diario me tira porque tengo una cosa muy de empresaria. Pero si llegara a entrar en el diario, como me quiero comer el mundo en lo mío, me querría comer el mundo en el diario y sería volver a cuando nací.
Noticias: ¿A las batallas?
Mitre: No, a cuando nací y me curé mucho. No quiero batallas familiares porque me parece que la familia es nociva, en el sentido más amable lo quiero decir. Uno no tiene familia por mandato. Uno elige a un hermano por construcción de relación, uno elige a un padre, a una madre, y si el padre o la madre te hacen daño, es obligación de uno decir adiós.
Noticias: ¿Le pasó eso?
Mitre: Con mis padres, no. Con una hermana me distancié dos años por la falsa escuadra heredada de la familia haciendo creer que uno es una cosa cuando en realidad el otro es el otro; la confusión de identidades que da un padre produce que no te coloquen en el lugar que sentís que te has colocado.
Noticias: Pero ahí está su padre como rector.
Mitre: Claro, pero si el padre no lo sabe hacer, lo tiene que hacer uno. Cuando la gente desalineada me va a hacer daño, soy una experta en alinearla. En esta etapa en la que elijo las batallas, me defiendo de la manera más amable.
Noticias: ¿Desde cuándo está en esta etapa?
Mitre: Desde este año.
Noticias: ¿Tuvo que ver con el berenjenal político de su marido?
Mitre: Viene de antes: no tengo cuentas pendientes con mi padre ni con mi madre; si ellos se van, estoy en paz. ¿Sabés lo que es eso? Me enfrenté a discusiones dolorosísimas con ellos. Dije lo que tenía para decirles y pidieron perdón y otros no y supe perdonar sola, para salvar mi alma. Respecto de lo que pasó con Darío, evolucioné mucho. Su renuncia es una pérdida para el área de Cultura, sin embargo su instinto político fue acertado. Renunciar fue por su convencimiento de que no había lugar para la verdad. Para entender por qué estábamos en ese trance, hice meditación, respiración, constelaciones familiares, una técnica que se llama Thetahealing, de todo.
Noticias: ¿Sintió el cuestionamiento social?
Mitre: Siempre me veía como delante de Darío, pese a la diferencia de edad (él le lleva 15 años), yo era el motor. Ya no estoy ni adelante ni atrás, vamos a la par. Lo sucedido me hizo más fuerte y orgullosa de estar casada con alguien que ve la política como un hecho verdadero y de entrega al prójimo y no en beneficio personal. Darío aceptó ser ministro porque Horacio (Rodríguez Larreta) se lo pidió, él no quería, fue una gran lealtad. Entonces acepta y se vuelve director del Colón ad honorem, para cuidar ese cargo porque pensó que lo otro podía no funcionar. Me dijo: “Esmeralda, cuando uno va con la verdad, a mediano plazo gana”. Tolerar la libertad de expresión no es para todos. Lo que dijo Darío lo dijeron tGraciela Fernández Meijide, Ernesto Sabato y la Conadep. Siento que el Ministerio de Cultura le quedó chico ya que era la tercera vez que lo desempeñaba. Tenía que encontrar una vuelta de tuerca, él quería educar, pero si su verdad incomodaba al jefe de Gobierno, prefirió renunciar.
Noticias: No se sintió respaldado por Rodríguez Larreta.
Mitre: Eso lo decís vos.
Noticias: Que se infiere de lo que está diciendo usted.
Mitre: Pero no lo dije. Darío tuvo un acto heroico y el instinto político de querer ser él. Habiéndose ido de esta forma y no de una políticamente correcta, él gana un 15% de votos sin estar en campaña.
Noticias: ¿Tiene intenciones de candidatearse?
Mitre: No lo sé. Le dije: “¿Te querés dedicar a la política? Te acompaño. ¿Querés dedicarte a dirigir el Colón u óperas en el mundo? ¿Querés dedicarte a no hacer nada? Con estos cuatro meses de trabajo interior que hice, supe que quiero que sigamos de la mano. Tenemos un plan mayor que tiene que ver con el educar”.
Noticias: ¿Tienen ganas de tener un hijo?
Mitre: Sí, pronto no.
Noticias: Habló de congelar óvulos.
Mitre: Sí, ya congelé. A partir de los 35 años, la mujer baja su fertilidad entonces, cuando quiera tener un hijo, tengo estos óvulos jóvenes.
Noticias: ¿Lo hizo este año?
Mitre: Este año, sí.
Noticias: También le dijo que sí a la televisión, ¿por qué?
Mitre: Como todo lo que viví fueron transiciones difíciles, dije: “Quiero hacer televisión para hacer algo suave y relajar”. Me propuse hacer una carrera seria porque entendía el prejuicio de que, por el lugar del que venía, tenía que pagar triple derecho de piso. Lo pagué y trabajé con los mejores directores. El teatro te transforma. Ahora “Hija única” no es ningún relax porque “la peli” habla de la búsqueda de la identidad y de la verdad. Santiago (Palavecino, el director) me llevó a los extremos de mí personalidad, logró mi entrega absoluta y en otros momentos su sostén en la película. Santiago se ocupa de mi ser, de mi arte, es uno de los grandes hombres de mi vida. Además es la primera vez que Netflix elige una película argentina para hacer un estreno mundial desde esa plataforma. Eso es histórico y será en febrero.
Noticias: Habla mucho del prejuicio ajeno, ¿cuáles son los suyos?
Mitre: Trato de no tenerlos pero reconozco un prejuicio contra la tilinguería, y creo que con razón.

 

Valeria García Testa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *