Política, Sitios Externos / 20 de noviembre de 2016

La huerta aérea de La Rosada

Por qué decidieron reemplazar el helipuerto por cultivo de alimentos. Moda y simbología.

Por

Equipo. Los trabajadores del plan Prohuerta junto a Fernando de Andreis y María Berdasco y Ana Volpato, quienes llevarán adelante el proyecto.

Ya no habrá lugar para helicópteros de urgencia. La terraza de la Casa Rosada que vio la huida aérea de Isabel Perón en los setentas y de Fernando de la Rúa durante la caída de la Alianza ya no podrá servir de plataforma de escape. El gobierno nacional planea convertirla en una huerta.

La obra, que se inscribe dentro del plan integral para refaccionar y poner en valor el histórico edificio, estará terminada en pocos meses y se agregará a otra que ya funciona en un inmueble presidencial, la Quinta de Olivos. De hecho, el techo verde de la Rosada estará a cargo de los mismos horticultores. La azotea de Balcarce 50 convertirá su pasado de helipuerto por un futuro verde.

De acuerdo al plan del gobierno, los cultivos servirán para alimentar a las casi 700 personas que diariamente utilizan el comedor de la Casa Rosada. El chef de la Rosada, Dante Liporace, se muestra optimista. “Me preguntaron si me serviría tener una huerta propia y yo dije que por supuesto que sí. Nos viene muy bien porque tenemos algunos menús que tienen muchos vegetales. Así que lo vamos a aprovechar”, detalló a NOTICIAS.

Las jardineras de Macri. El promotor de la huerta en la Rosada es ni más ni menos que el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, un entusiasta de la movida de huertas urbanas. “Por un lado estamos haciendo una reducción de gastos, al autoabastecernos de ciertos vegetales. Y por el otro, elevamos la vara involucrándonos en un proceso que trae múltiples beneficios para los que vivimos en la ciudad y trabajamos en Casa Rosada”, asegura.

Dos mujeres serán las encargadas de cambiar la fisonomía de la terraza de la Rosada y volverla verde. Ana María Volpato y María Esther Berdasco, actuales funcionarias nacionales, tendrán a su cargo la obra de convertir el abandonado helipuerto en algo más agradable.

Volpato es una vieja conocedora de la gestión pública. Acompañó a Carolina Stanley durante su labor en la Ciudad y pegó el salto a Nación junto a ella. Sin embargo, su carrera política comenzó antes. De acuerdo a sus registros de Anses, ya había formado parte del Ministerio de Desarrollo Social en el 2000 y también trabajó en el Gobierno de la Ciudad en 2002, mucho antes de que el Pro llegara a la gestión.

Desde su puesto como subsecretaria de políticas alimentarias de la Nación ella es la encargada de coordinar desde el gobierno el programa “Pro Huerta”, surgido de un convenio entre el Estado y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Precisamente este programa es el que llevará adelante la conversión de la azotea de la casa de gobierno, replicando lo que hicieron en Olivos.

La arquitecta María Esther Berdasco, por su parte, será la encargada de supervisar la obra. La profesional forma parte del gobierno desde marzo de este año, cuando ingresó al área de Coordinación de Proyectos Integrales. Al igual que Volpato, Berdasco ya trabajaba con el Pro cuando Macri era aún alcalde porteño. Según su currículum, desde 2014 oficiaba como asesora de “facility management” del gobierno de la ciudad.

De acuerdo a lo que explican desde Cambiemos, Berdasco no sólo supervisará la creación de la huerta, sino que además controlará también otras obras que el gobierno planea para el emblemático edificio. “El techo verde es parte de un proyecto más grande para revalorizar toda la Casa Rosada”, plan que también incluirá modificaciones de oficinas y despachos interiores.

Por el momento, el primer paso que decidió dar el gobierno es borrar las huellas del helipuerto de la Rosada que remite a épocas fatídicas. Una declaración de principios. Por el aprovechamiento del espacio, pero en especial, por lo que los helicópteros en el techo de la Rosada significan.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *