Opinión / 26 de Noviembre de 2016

Magneto y Magnetto: el triunfo de los antihéroes

El libro de memorias que publica el hombre fuerte de Clarín sobre su guerra con los K es un manual de ganadores atípico. El goce sin festejo.

Por

Magneto es un mutante con poderes suprahumanos, cuya destreza característica es la de crear y controlar campos magnéticos. Sobreviviente y ambicioso, su objetivo eterno es conquistar el mundo para -según su mirada suprema- mejorarlo. Héroe para unos, villano para otros. Siempre especial, dominando desde arriba las fuerzas del destino colectivo. Así es el personaje creado por Marvel Comics, el Magneto con una sola “t”.
Muy parecido lo imaginó el matrimonio Kirchner y sus relatores al otro Magnetto, con doble “t”. El personaje se impuso: fue el nombre maldito de la década. El enemigo perfecto. Tan perfecto, que les ganó.
Ahora, con la Argentina en vilo por una transición interminable hacia el futuro, publica su testimonio de la guerra nacional que lo tuvo como protagonista. Ya había hablado antes para dos periodistas que escribieron sendos libros sobre Clarín y su legendario CEO, en plena “Grieta”. Pero faltaba contar lo mejor: el triunfo. Y Magnetto quería explicarlo con sus propias palabras.
“Así lo viví” es el manual de un ganador. Pero no de un típico ganador a la criolla, el telúrico gozador maradoniano del éxito, con fiesta y cantitos. La victoria -y la derrota K- contada por Magnetto es ascética, casi filosófica, en la que hasta las alegrías “nos las permitíamos muy poco”, para no “bajar la guardia”. Maestro sensei del poder real, da una clase magistral sobre cómo le ganó a todo: al miedo, al rencor anti K, al cáncer, a los militantes anticlarinistas, a los tibios y pactistas en el propio Grupo, y hasta a los competidores de la prensa gráfica (¿La Nación y Perfil?) que terminaron siguiendo su profética apuesta por las empresas multimedia. Así goza su posguerra: una estatua que sueña con adversarios a su altura. “Hoy grandes son Google y Facebook”, concede.

*Editor ejecutivo de NOTICIAS

 

Seguí a Silvio en Twitter: @SantamarinaSilv

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *