Personajes / 28 de diciembre de 2016

Entrevista a Alessandra Rampolla: “¿Dónde está la diosa erótica a los 42?”

La sexóloga prepara “Escuela para suegras” en Fox Life. Crisis internas, transformaciones y meditación.

Alessandra Rampolla puede pronunciar palabras como “clítoris”, “pene”, “eyaculación”, “calentura” o “masturbación”, lo que quiera, que su forma dulzona sazonará una mezcla perfecta de seducción hot, expertise y amabilidad de exportación. Por eso, no teme mostrarse sin maquillaje y verse radiante, con ropa deportiva, antes de arrancar “Escuela para suegras”, con Santiago del Moro y Jey Mammon en Fox Life. Una vuelta de tuerca a la “Escuela para maridos” con el que ganó un Martín Fierro 2016 por “Mejor reality”.
La que hablará sentada en su cama no es la sexóloga mimada de los medios sino la mujer que hace yoga y meditación, la que lleva un peso saludable desde que se sometió a una cirugía bariátrica hace ocho años, la que hace meses que no está en pareja y hace años deseó fuertemente ser madre. La misma que viene enfocándose en cambios profundos.

Noticias: ¿Qué tiempo le queda para hacer su vida en medio de continuos viajes y de las exigencias laborales?
Alessandra Rampolla: Es raro porque yo vivo en Puerto Rico, pero mis programas nunca se han visto acá como en otros países de Latinoamérica.

Noticias: Eso es increíble.
Rampolla: Y es de mis mayores bendiciones poder vivir en mi patria con mucho más anonimato del que vivo en otras partes del mundo porque, cuando por fin freno en casa, me da la posibilidad de tener una vida cotidiana normalita.

Por detrás de ella, y por arriba de las almohadas blancas, pasa Lola Milagros, su perra maltipoo. “¡Conoce a mi bebé!”, invita. Con su mascota baja a la playa dos veces al día y se hipnotiza mirando el ir y venir de las olas.

Noticias: Viene de estar en pareja durante muchos años, ¿cuándo se separó?
Rampolla: En febrero. Este ha sido un año de muchos cambios, de redirección de vida. Me es muy importante encontrar congruencia entre pensamientos, acciones, vivencias, experiencias y el mundo que me armo en mi vida real.

Noticias: ¿De qué se compone ese mundo hoy, porque desde afuera pareciera una continuidad con un éxito profesional indudable?
Rampolla: Pienso que todas las personas creamos nuestras experiencias y entorno de acuerdo a lo que nos hace falta aprender y solucionar en la vida. A veces tenemos pensamientos y y la vida y la experiencia previa hacen que terminemos viviendo cosas que no concuerdan con lo que realmente queremos. Cuán valientes podemos ser para animarnos a vivir la vida que decimos que queremos tener. Yo estoy en ese proceso de encontrarme a mí. Vengo incorporando lo que es la meditación. Llevo tres años pero ahora lo hago de un modo más intenso y sumo la práctica del yoga.

Noticias: Pasa de experta a aprendiz.
Rampolla: Por supuesto, el conocimiento profesional está y no deja de existir pero la evolución como mujer tiene que estar en movimiento. Yo nunca he tenido 42 años, nunca he estado soltera a los 42, entonces toda la experiencia es nueva para mí. Creo que me vuelvo una mujer más completa. Escribí mi libro “La diosa erótica” a los 32 y habiendo pasado diez años digo: “¿Dónde está la diosa erótica a los 42?”. Son cosas que me permiten ser congruente con mi mensaje y con quien yo quiero ser.

Noticias: Mostrar los costados vulnerables la hace más humana.
Rampolla: ¡Y bueno sí! A mí me pasa mucho que de las críticas que recibo en redes sociales de mi vida profesional y personal, es “se divorció del marido”… Eso no me hace menos experta en el tema, me hace más vulnerable y lo comparto con el público, a mí tampoco me salen bien las cosas a veces. Me parece importante no tener la imagen de la profesional que tiene todo entendido.

Noticias: Si el público se queda afuera de sus transformaciones internas, sí podemos decir que ha asistido a sus rotundos cambios físicos. ¿Fue más natural para usted que para el resto?
Rampolla: Sí, claro. Porque fui una mujer adulta de veintipico más delgada de lo que estoy ahora y con todas las pieles en su lugar (risas). Al poco tiempo de ponerme bien gordita, aparece la posibilidad de salir en televisión y la tomé porque no era un impedimento ese sobrepeso. Después de la operación, bajar de peso no me fue tan chocante como para la gente que nunca me había visto con otra estética. En mi página web escribí un montón de lo que fue mi proceso. Fue importante compartir eso porque yo sabía que la gente no tenía el contexto y que no necesariamente iban a entender mis razones.

Noticias: ¿Alguien se atrevió a decirle que su peso era un impedimento para hablar de sexo?
Rampolla: Al contrario, siempre me han celebrado, me decían que era bonita y sexy cuando estaba bien gordita. Pero sí cuando bajé de peso vi mucha gente dentro del medio estar particularmente muy contentos…

Noticias: ¿Le cuesta mantenerse?
Rampolla: Desde el día de la cirugía estoy muy consciente de que por el resto de mi vida necesito estar pendiente de qué alimentos meto en mi cuerpo. En ese sentido ha habido cambios. Lo que no quiere decir que es así desde lo emocional, que siempre he sido ansiosa, hay veces que estoy un poquito más pasada y de repente subo un poquito.

Noticias: Es algo con lo que tiene que convivir.
Rampolla: No dejas de ser quien eres. A diferencia del alcohol, que uno lo puede eliminar de su vida, uno no puede eliminar el alimento de la vida. Entones hay que aprender a manejarlo. Si lo manejo mal, no estaría en buen peso y buena salud.

Noticias: Una de las cosas por las que decidió operarse fue para buscar un embarazo. ¿Qué le pasa ahora con el tema, habiendo cortado la relación…
Rampolla: (interrumpe) Y no siendo mamá. Ha sido un tema en mi vida pero hace un tiempo que ya no lo es, te diría que a partir de los 41. El otro día me dijeron esta cita: “Siembra expectativas y cosecha desilusiones”, entonces, aprender a manejar las expectativas que uno se ha puesto y que tal vez no es el camino que tiene que ser. He tenido mucha evolución respecto a entender que mi vida es muy extraordinaria. No me puedo quejar de algo que tal vez no venga a mi vida porque yo me he armado una realidad que si no es la correcta para eso, pues no será.

Noticias: Cuesta asumir las limitaciones, sobre todo al haber logrado casi todo lo que se propuso, ¿no?
Rampolla: ¡Claro! pero hay veces que uno necesita que la vida te ponga en tu lugar porque uno no está en control de todo. Yo vivo una vida en la que se me facilitan un montón de cosas, pero eso no quiere decir que todo lo que me dé la gana sean las reglas del universo, noooo.

Noticias: ¿Pensó en ser madre mediante un donante?
Rampolla: Sí. En algún momento algo de tratamiento hice y no me gustó la experiencia y no estoy con muchas ganas de manipular. No fue algo que fluyera conmigo. Hoy estoy tranquila y no estoy ni en pareja buscando ni solita buscando (se ríe).

Repite aquello de “el mundo que uno se crea” y en realidad, ella nunca había imaginado muchas de las cosas que serían bisagra en su vida. Como que llegaría a la sexología habiendo estudiado literatura francesa o que una entrevista casual le abriría la puerta de los medios de Latinoamérica. “Aparecen caminos y oportunidades y tú eliges. Yo he sabido mirar y decir: ‘Ah, mira este camino, quiero ir por ahí’. Entonces pienso que es una linda sincronicidad entre lo que te depara el mundo, el universo, papá Dios o como le quieras decir, y lo que uno está dispuesto para lanzarse al camino”.

Noticias: Y usted se define como una mujer valiente.
Rampolla: Puedo ser o muy cagada o muy valiente (se ríe). Soy muy intuitiva, si me resuena, me lanzo, y en esos momentos no siento miedo. Pero qué sé yo, yo me considero tan (piensa) un proyecto en proceso, y tan cero completada, estoy como en construcción.

Noticias: Hace 15 años que habla de sexo a públicos muy diversos. ¿Ha habido una evolución en el tema o quedó en un terreno de cierta superficialidad?
Rampolla: Ambas cosas. Se habla y se informa más, pero el informe no siempre se da desde el lugar de profundidad que yo preferiría, el diálogo no tiene siempre el nivel de madurez que tendría que tener para que sea realmente efectivo para la mayor parte de las personas y todavía tropezamos mucho con el chistecito de doble sentido y la objetivación de la mujer en particular. Es un proceso de ir cambiando lo aprendido por lo nuevamente entendido.

Noticias: En la era de las redes sociales, ¿qué lugar le queda a la intimidad?
Rampolla: Muchos se pierden la experiencia por estar pendientes de cómo se lo va a contar al resto. Se olvidan de lo más importante que es parar, frenar, sacar tiempo, silencio, mirar adentro y conectar con uno mismo primero y después con la vida, con la experiencia.

Noticias: A nivel sexual, ¿si no es experimentar, qué queda?
Rampolla: No hay nada. Para poder tener la experiencia hay que estar enfocado. En tiempos de redes sociales es más importante sacar tiempo para hacer conexión auténtica en la vida, para que por lo menos haya un vestigio de realidad detrás de todo eso. Hay que estar conectados y vivir con intención. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *