Sociedad / 2 de enero de 2017

Moda vs. salud: Cuáles son los riegos del Blackwork

Cande Tinelli adoptó la moda de tatuarse con negro grandes zonas del cuerpo. Los especialistas advierten sobre posibles daños a la salud.

Por

El último. Cande decidió tatuar todo su cuello de negro. Un diseño "hardcore" como ella misma lo definió.

Negro. Candelaria Tinelli sorprendió a todos al realizarse un nuevo tatuaje, esta vez, “hardcore” como ella misma lo definió. La It Girl decidió ocultar los anteriores que ocupaban su cuello y reemplazarlos por un diseño negro sólido. Sin dibujos ni letras, sólo su piel ennegrecida. Desde la parte superior de su pecho hasta la parte inferior del mentón, la rebelde del clan Tinelli ahora luce una sorprendente oscuridad.
Este tipo de tattoos reciben el nombre de Blackwork y es una técnica que viene sumando adeptos en todo el mundo. De hecho, la propia Cande ya tenía en su cuerpo dos diseños de este estilo: en su espalda y su antebrazo izquierdo. Una gran porción de cuerpo sólo ocupada por tinta. Algo que, según los expertos, no es recomendable.
Los especialistas recomiendan evitar los tatuajes y más los de este tipo que requieren prácticamente ocultar el cuerpo tras un manto negro. Una de las principales razones es que con un tatuaje “Blackwork” la persona pierde noción del crecimiento o surgimiento de nuevos lunares que podrían ser malignos. “Puede enmascarar un diagnóstico temprano de una lesión pigmentaria potencialmente maligna”, explica la dermatóloga y docente de la UBA, Marta La Forgia. El cuerpo teñido de negro vuelve imposible tener control sobre lo que pasa en el propio organismo e impide detectar a tiempo lesiones que pueden volverse graves.
Pero los problemas potenciales del “Blackwork” no terminan ahí. La tinta no se queda por siempre en el lugar donde se hizo el tatuaje, sino que algunas de sus nano-partículas viajan por el torrente sanguíneo y terminan en otros órganos del cuerpo y esto puede llevar a confundir a los médicos en futuros diagnósticos. En caso de que estas migren a los ganglios, pueden llevar a un falso diagnóstico que lleve a los especialistas a confundir la tinta con células tumorales.
La técnica de diagnóstico de cáncer conocida como Tomografía por Emisión de Positrones (PET, por las siglas en inglés) consiste en inyectar al paciente una tinta especial que es absorbida por los órganos y los tejidos que más energía utilizan. Debido a que el cáncer tiende a utilizar energía de manera activa, este absorbe una mayor cantidad de la sustancia y hace que los tumores aparezcan como puntos brillantes durante el escaneo. La tinta de un tatuaje se ve igual. “Puede resultar en una innecesaria intervención quirúrgica”, resume La Forgia.
De hecho, ya existen casos en el mundo en que personas sufrieron la remoción de uno o varios órganos al ser diagnosticados con cáncer cuando sólo se trataba de los efectos de un tatuaje.
Para lograr el fundido a negro, el tatuador debe trabajar un largo rato en la zona a tatuar e inyectar gran cantidad de tinta. “Es una tremenda agresión a la piel, que además de ser doloroso, deja muchas cicatrices, que al estar el tatuaje no se ven, pero que dañan la piel”, explica Daniel Galimberti, dermatólogo especialista en remoción de tatuajes.
El especialista asegura que, además, la zona que eligió la segunda hija de Tinelli no es la más recomendable para este tipo de intervención. No sólo porque el cuello es una zona de piel muy fina y sensible, sino porque su tatuaje puede no quedar como ella lo soñó. “En esa región, la tinta puede migrar por decantación. No es algo común, pero puede suceder”, asegura. Además, al requerir tanta cantidad de pinchazos para introducir la tinta, pueden formarse hematomas que también hacen que la tinta se mueva.
Por el momento, Candelaria luce orgullosa su cuello negro. Los comentarios en las redes sociales no se hicieron esperar. En ese ámbito en el que Candelaria se mueve tan bien y en el que suele mostrar toda la tinta que cubre su cuerpo, las voces a favor y en contra debatieron sobre la última intervención. Ella, lejos de quejarse, se prestó al juego e incluso aseguró que le causaron risa los comentarios. En otra foto subida a Instagram, en la que volvía a mostrar su cuello recientemente tatuado, sólo atinó a comentar: “Perdón, mamá”, en referencia a Soledad Aquino, primera esposa de Marcelo Tinelli, quien tiempo atrás había comentado que le “gustaría tener una hija con la piel más limpita”.

 

Comentarios de “Moda vs. salud: Cuáles son los riegos del Blackwork”

  1. Me gusta mucho leer saber de todo sobre la salud,y tambien parte de las culturas,y me gusta mucho la politica,y otras cosas mas,muy agradecida por su buen trabajo,deseo usted mucho exitos atentamiente Galina.,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *