Mundo / 6 de Enero de 2017

Un ex militar, responsable del tiroteo en Florida

Tiene 26 años y sirvió en el ejército estadounidense. Mató a 5 personas e hirió a 9 en el aeropuerto de Fort Lauderdale.

El operativo de seguridad se apura para derivar a los heridos en el tiroteo.
El operativo de seguridad se apura para derivar a los heridos en el tiroteo.

Un hombre armado disparó contra los pasajeros la zona en que se retira el equipaje en la Terminal 2 del aeropuerto internacional de Fort Lauderdale (a unos 38 kilómetros al norte de Miami) matando a cinco personas e hiriendo a nueve antes de ser detenido.

El tirador fue identificado como Esteban Santiago, de 26 años y pasado militar. Oriundo de  Nueva Jersey, vestía una remera de Star Wars al momento de ser detenido por la policía.

El sheriff del condado de Broward, en el que está ubicado el aeropuerto, confirmó la cifra de víctimas que habían dado antes los medios locales.

El senador Bill Nelson, representante de Florida, afirmó que el detenido es un hombre de 26 años y que contaba con un documento que lo identificaba como miembro de las fuerzas de seguridad.

El presidente electo Donald Trump indicó en Twitter que está monitoreando la situación en Florida. “Mis pensamientos y oraciones para todos. Cuídense!”, escribió.

Más temprano, el aeropuerto había informado en Twitter que había “un incidente en la terminal 2” y luego indicó que todos los vuelos fueron suspendidos. El aeropuerto de Fort Lauderdale es utilizado anualmente por unas 25 millones de personas.

Según voceros de la  NBC TV, el incidente se registró en la zona de entrega de equipaje. “Disparaba indiscriminadamente a su alrededor”, dijo un testigo a la emisora televisiva.

Uno de los primeros en reportar el incidente fue el analista político y ex portavoz gubernamental del presidente George W. Bush, Ari Fleischer, quien informó al respecto en Twitter, ya que se encontraba en el aeropuerto en ese momento.

“Estoy en el aeropuerto Ft. Lauderdale. Hubo disparos. Todo el mundo está corriendo”, publicó. “Todo parece tranquilo ahora, pero la policía no deja salir a nadie del aeropuerto, al menos no de la zona en la que estoy”, escribió poco después.

Informe: María Cristina Ferrero

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *