Política, Sitios Externos / 7 de enero de 2017

Martín Yeza, el intendente PRO de Pinamar: “Me ofrecieron más de 50 coimas”

Habla de los sobornos rechazados y los aprietes en su primer año de gestión. “Me miran con desconfianza por no aceptar”, dice.

Por

Martín Yeza con ganas de jugar un picado en Pinamar. Foto: Eduardo Lerke.

Es alto, de ojos grandes, mueve mucho las manos cuando habla y tiene un aura simpaticona que lo acompaña adonde va. Si no fuera porque cada dos o tres metros un vecino lo interrumpe para saludarlo, pedirle o comentarle algo, perfectamente podría camuflarse entre los miles de jóvenes que todas las temporadas copan las playas de Pinamar. A pesar de que Martín Yeza comparte el physique du role de los que se vienen de fiesta a las playas atlánticas, no es uno de ellos o, mejor dicho, ya no lo es más. A fines del 2015 se convirtió en intendente de la ciudad donde nació hace 31 años, y así logró ser la persona con menos edad en llegar a este tipo de cargo en Buenos Aires. Aunque se declara peronista, es PRO de pies a cabeza: canchero, sonrisa tatuada y “el cambio” como bandera. Él, dice, quiere modificar la visión que muchos argentinos tienen de la localidad costera, asociada a la frivolidad noventosa, a la corrupción y a Yabrán y al asesinato del fotógrafo de este medio, José Luis Cabezas, hace 20 años. “En el primer mes de gestión intentaron ofrecerme más de 50 coimas”, dice Yeza, que no da nombres y además revela en esta entrevista que sufrió dos aprietes.
Noticias: ¿Cómo fueron los intentos de soborno?
Yeza: Para muchos la corrupción es un hombre de gafas oscuras y zapatos lustrados, que abre un maletín y te dice “tu alma me pertenece, esta guita es para vos”. Pero no es así: funciona con un chabón que se te hace el canchero, te invita unos tragos, un día te regala un reloj o un celular, y cuando te diste cuenta ya tenés una relación cómplice. En Pinamar muchos estaban acostumbrados a trabajar así con los intendentes anteriores, acostumbrados a tener que dejar algo en la municipalidad. Más de uno nos mira con desconfianza por no aceptar sobornos.
Noticias: ¿Con la policía tuvo problemas, como Vidal?
Yeza: En la misma semana que la gobernadora encaró la reforma policial, nosotros denunciamos al comisario Fabián Guiñazú, gracias a un audio de WhatsApp que había obtenido otro efectivo, donde el primero admitía que se “había cansado de robar”. A los cuatro días de la denuncia me abrieron el auto en la puerta de mi casa, no robaron nada. Ahí la Justicia decidió ponerme una custodia, dos efectivos por turno. Tres días después me rompieron la reja de atrás de mi casa, como diciendo “si queremos podemos”. A la semana y media de eso elegí sacarme la custodia, era lo mismo tenerla que no tenerla. Pero no sólo eso: hace dos semanas, mi hermano tuvo tres episodios de robo en seis días. Las dos primeras veces no le pudieron robar, aunque entraron armados a su casa, pero la última sí. Querían marcar presencia.
Noticias: El cargo le cambió la vida a su familia.
Yeza: Totalmente. A veces les cuesta. Es una intendencia difícil, acá asesinaron a Cabezas, han asesinado a empresarios, a políticos. Soy el sexto intendente en siete años. Hay un clima muy ennegrecido alrededor de la política, es difícil construir cuando la corrupción está tan metida. Es un desafío en el que tenemos que estar todos muy juntos como familia, pero se sienten orgullosos de mí y eso los alivia. Mi vieja es la que más lo padece, sufre con que esté en la jaula con los leones.
Noticias: ¿Podría ponerle un puntaje a su gestión, como Macri?
Yeza: Aprobado seguro, no sé si está para promoción. Igual sé que este segundo año va a ser mejor que el primero. Ahora conocemos los botones.

 

4 comentarios de “Martín Yeza, el intendente PRO de Pinamar: “Me ofrecieron más de 50 coimas””

  1. El tipo está diciendo que tenés que cortar de raíz antes de que queriendo o sin querer te encuentres en la rosca de la corrupción que desde hace añares infecta a la Argentina.

    1. si sos funcionario público y te ofrecen una coima tenés la obligación de denunciarlo. Es más, se me hace que alguien puede denunciarlo a el por no hacer esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *