Opinión / 14 de enero de 2017

Pobre Macri: la corrupción lo persigue

El caso Arribas no es el primero escándalo que salpica al Presidente. ¿Negocios familiares o coincidencia?

Por

Ahora se entiende  la inclinación de Mauricio Macri por las armonizaciones budistas: hay muchas ondas negativas que lo acechan.
Miremos el caso Arribas. Justo al hombre de confianza del Presidente, justo a ese le depositó dinero en Suiza un brasileño clave en el mayor escándalo de corrupción de Sudamérica.
La coincidencia alarma porque tiene antecedentes. El azar también le jugó una mala pasada ante la opinión pública cuando el Presidente se desprendió sorpresivamente de Isela Costantini, una de las CEO estrella que supuestamente estaba ordenando las cuentas de Aerolíneas Argentinas. Justo cuando eyectaban a Costantini, el director de Avianca en Argentina, Carlos Colunga, la defenestraba públicamente, en medio de una puja por el mercado aerocomercial. Por esas malditas casualidades, Avianca entró al país en 2016 comprándole una aerolínea a la familia del Presidente, justamente de la mano de Colunga, eterno hombre de confianza del clan Macri.
¿Y los Panamá Papers? Justo se le va a ocurrir a papá Franco anotar sin permiso a su hijo en los papeles de sociedades off shore sin destino claro. Justo, justo.
¿Y qué culpa tiene Mauricio de las licitaciones ganadas por su primo Angelo, que lo vinculan con los K y Odebrecht?
Con tanta mala pata, convendría pasarle a un exorcista la lista de familiares de funcionarios sumados al blanqueo. No sea cosa…

* Editor Ejecutivo de NOTICIAS.

 

Comentarios de “Pobre Macri: la corrupción lo persigue”

  1. A medida que avanza el tiempo y suben a la superficie tantos negociados caemos en cuenta que Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner , fueron cortados por la misma tijera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *