Política, Sitios Externos / 15 de Enero de 2017

Aníbal Fernández sin filtro: “Váyanse a cagar con La Morsa”

Picante contrapunto del ex funcionario con NOTICIAS en Cariló. Las causas judiciales en su contra y el caso de la efedrina.

Por |

La rompiente del mar impacta en el ex funcionario. Foto: Eduardo Lerke.

A la sombra de su gazebo color verde militar, se nota que la vida alejada de los flashes le sienta mejor a Aníbal Fernández: está en forma, camina y va al gimnasio todos los días –“salvo en vacaciones”–, y tiene tiempo para leer, hacer asados y escuchar a Los Redondos. Hace dos días cumplió 60 años, y se lo nota relajado, aunque no significa que esté lejos de la política. “Hablo con Cristina casi todos los días”, dice, pero no quiere revelar qué será de su vida cuando lleguen las elecciones de octubre. Casi parece que no está afrontando una montaña de causas judiciales, por presunto enriquecimiento ilícito, por el presunto desvío de fondos del Fútbol Para Todos, por supuestamente haber entregado el plan Qunita a empresas amigas y, sobre todo, por su presunta participación en el tráfico de efedrina y su culminación mortal, el Triple Crimen del 2008, entre otras. “Por la operación que me hizo Jorge Lanata perdí la elección”, se queja Aníbal.
Noticias: ¿Se arrepiente de haberse postulado?
Fernández: No me arrepiento de nada, ni de lo que hago bien o hago mal, porque todo lo pienso antes.
Noticias: ¿Qué hizo mal?
Fernández: Miles de cosas. Estaba seguro de que iba a ganar. Scioli todos los días me mostraba las encuestas y yo medía muy bien. El día de las elecciones salí de casa ganando por seis puntos en boca de urna. El efecto que tuvo aquel programa de Lanata fue desastroso. Yo laburé como un perro para ganarle las primarias a Domínguez, que es una basura y que participó del armado de Lanata, y ser gobernador. Han pasado 18 meses de aquel programa y no se demostró nada de todo lo que se dijo.
Noticias: ¿No tiene miedo de ir preso?
Fernández: No.
Noticias: ¿Le dolió el caso López?
Fernández: Mucho. Es un balde de mierda que nos salpica a todos. Pero te voy a hacer una aclaración. Esa plata no es robada, es de la coima. Y cuando coimeás hay uno que cobra, que en este caso está preso, y otro que la pone y que todavía no lo conocemos.
Noticias: ¿Vio alguna vez a Lázaro Báez?
Fernández: Lo vi una vez y lo saludé. Quizás lo vi más, pero recuerdo esa sola.
Noticias: ¿Cuántas causas tiene?
Aníbal: Tres o cuatro.
Noticias: ¿No son más?
Aníbal: No. ¿Cuáles?
Noticias: Fútbol para Todos. Qunitas…
Aníbal: (Interrumpe). Hay una de un denunciador serial del PRO que está en el Ministerio de Economía, que es una estupidez de las provincias. Una de enriquecimiento ilícito.
Noticias: ¿La de Carrió?
Aníbal: Ahí no hay nada. Yo le contesté la demanda a Carrió. Ahí vamos a ver cómo explica las cosas que dijo de mí. Yo fui a la mediación, pero ella no.
Noticias: ¿Por qué piensa que le apuntaron a usted con lo de “La Morsa”?
Fernández: En todos lados está clarísimo que yo no soy. Los abogados de este personaje que trajeron de México en enero del año pasado dicen en C5N no es Aníbal. Ellos dicen que es un tipo de apellido Posse. Después el Gobierno metió la cuchara a través de (Patricia) Bullrich y de toda la mugre que ellos arrastran con los abogados estos.
Noticias: ¿Qué opina de Pérez Corradi?
Fernández: Me chupa un huevo. No me importa nada lo que pasa con este tipo. Ni me puso triste, ni preocupado, ni contento, ni despreocupado. Vos no me podés inventar una vida que yo no tuve. Tengo custodios desde el 2002, ¿nadie sabe qué hacía yo? Mostrame un papelito, un mensaje, un GPS. No existió nada de eso.
Noticias: ¿Seguro que usted no es “La Morsa”?
Fernández: Váyanse a cagar. ¡Pero ponelo esto, eh!

 

8 comentarios de “Aníbal Fernández sin filtro: “Váyanse a cagar con La Morsa””

  1. Delincuente!!! Que no se probo? Claro que si. Y esta en las causas! Te quiero ver con los ganchos en las muñecas. Cínico desgraciado!!! Ladron!!!!!!!!!! Basura!!

  2. Ya fueron todos los K menemistas, desde los Kirchner para abajo, mas de 2 décadas robando en el Estado, ya es mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *