Economía / 16 de Enero de 2017

Las petroleras recibieron transferencias por 21.535 millones de dólares en ocho años

Un informe de la fundación del partido verde alemán advierte sobre los subsidios, las exenciones tributarias y otros beneficios

Por

Los economistas Gustavo García Zanotti, Facundo López Crespo y Marco Kofman elaboraron una investigación para una fundación alemana, la verde Heinrich Böll, el Observatorio Petrolero Sur (OPSur) y el Taller Ecologista en el que advierten que entre 2008 y el primer semestre de 2016 las petroleras recibieron en la Argentina transferencias por 21.535 millones de dólares, en concepto de subsidios (este 10 de enero se prorrogó el Plan Gas hasta 2020), exenciones tributarias, cambios en las alícuotas de las retenciones a la exportación (eliminadas este 6 de enero), el establecimiento del precio sostén del combustible que pagan los usuarios (también en vías de extinción), las devaluaciones del peso y diversos cambios regulatorios. “Cuando la ganancia económica se encuentra detrás del desarrollo energético, los ciclos son la norma”, advierte García Zanotti sobre la caída de la inversión en exploración y producción de hidrocarburos de YPF en 2016, pese a la continuidad de las subvenciones.

Un experto kirchnerista en energía está más de acuerdo con la versión de la YPF de Mauricio Macri que con las críticas pronunciadas por García Zanotti, y quizás por eso prefiere opinar desde el anonimato: “Es verdad que en 2016 vas a terminar con una caída de la inversión productiva de YPF de 6.000 millones de dólares a unos 4.000 millones, un 33%, por dos razones: porque el barril ya no cuesta más 100 dólares, como hasta 2014, sino 50, y porque el Gobierno de Macri no dejó que el combustible subiera tanto como el dólar. Pero no es que están timbeando la guita sino que están fondeándose para financiar 2017, por las dudas de que la inestabilidad internacional les impida salir a tomar más deuda”.

En los años K, la producción nacional no convencional ha llegado a representar el 18% de la de gas y el 5% de la de petróleo. Macri busca ampliarla. Puede que encuentre la resistencia de vecinos que alertan sobre la contaminación del fracking. En 2016, Viedma y otras tres localidades de la provincia de Río Negro prohibieron la técnica, mientras la ciudad de Neuquén desterró de los basureros petroleros, según un informe de OPSur.

Dudas. Pero el actual presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, confía en un boom en 2017. Se lo hizo saber a Antonio Cassia, exjefe de la CGT que sigue dirigiendo el sindicato de empleados de YPF, Supeh. Cassia apoyó la flexibilización de condiciones laborales, pero le advirtió que sin precio sostén, sin confianza de los inversores y con inestabilidad internacional será difícil que Vaca Muerta arranque y se evite una crisis social.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *