Mundo, Sociedad / 18 de Enero de 2017

El zapato que “crece” a medida que crecen los chicos

Un estadounidense creó una sandalia que se expande para ayudar a prevenir enfermedades en contextos de extrema pobreza.

Niños con "The Shoe That Grows".

El zapato que crece (The Shoe That Grows, en inglés) es un invento que le permite a miles de niños que viven en contextos críticos acceder a un calzado que estira su vida útil, y se vuelve así más accesible. Fue creado por Kenton Lee, un emprendedor estadounidense que trabajó con chicos pobres en Kenia y descubrió que se enfermaban mucho por andar descalzos. Pagar zapatos nuevos cada año les resultaba inaccesible, y esto les traía desde  parásitos en la piel de los pies y las uñas hasta infecciones.

Decidido a ofrecer una solución, Lee diseñó este zapato, en realidad una sandalia que se expande y se ajusta. La sandalia se puede usar durante cinco años (o más) y tiene dos tallas: una para chicos de 4 o 5 años hasta los 10 y otra talla que abarca desde los 10 hasta los 15. Cada una tiene tiras que se pueden ir ajustando, una suela que también se puede agrandar y una pequeña hebilla en el talón que regula el ancho de la sandalia. Puede expandirse hasta cinco talles en cinco años y está hecha a base de materiales resistentes, livianos y duraderos.

Lee logró producir el prototipo con ayuda de donaciones personales. Hoy The Shoe That Grows es una organización con el respaldo de Because International, una empresa fundada en 2009 dedicada a brindar soluciones a los contextos de extrema pobreza.  Los “zapatos mágicos” se distribuyen en 50 países, la mayoría de ellos ubicados en el continente africano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *