Restaurante / 20 de Enero de 2017

Tori Tori: esas brochettitas japonesas

Sus dueños son hijos de japoneses: Naomi Hotta, a cargo del servicio, campeona de tango nacida en Estados Unidos; y Sergio Higasaiyoshihama, yakitori-man argentino.

Por

De Japón a su mesa. Menú de 12 brochettes para dos. Ensaladas originales, frescas que contrastan los sabores de la carne.

La traducción literal de la palabra yakitori al español es “pollo grillado”. Es una de las comidas más populares de Japón y no siempre es pollo. Son brochettes de distintos tipos de carnes y vegetales asados en una parrilla larga y angosta. En Japón son muy cortitas para nuestro standard, apenas bocados para comer al paso, pero eso fue lo primero que modificaron en Tori Tori, un yakitori porteño. Sus dueños son hijos de japoneses –Naomi Hotta, a cargo del servicio, campeona de tango nacida en Estados Unidos; y Sergio, yakitori –man argentino, con el apellido más largo y más japonés que haya escuchado, Higasaiyoshihama– y ambas nacionalidades ponderan la abundancia. Siguen siendo brochettitas, pero en la variedad está el gusto.
Cinco brochettes sacian el apetito de una persona normal, pero Naomi ha visto a alguien comerse solo la degustación de 12, pensada para dos personas. Probamos unas cuantas y las ganadoras fueron las siguientes: hongos shiitake, albóndigas de pollo con menta (tsukune), shishito (un ají enano japonés, dulzón pero si toca “esa” semilla, es muy picante), bondiola y cebolla con salsa de miso, pollo con ciruela umeboshi (neguima con ume); y piel de pollo con sal marina y limón. Abunda la salsa taré (una suerte de teriyaki), lo cual no representa un gran desafío para el paladar.
Las ensaladas son más originales y representan un contrapunto perfecto. Frescas, crocantes, amargas, contrastan los sabores de la carne. Imperdibles la Kyiru, de pepino con ciruela umeboshi y miso; y la Kimpira Gobo, con raíz de bardana (una textura similar al bambú) y zanahoria. También hay onigiris, unos pañuelos de arroz envueltos en alga nori con distintos rellenos, comparados en Tori Tori con las empanadas argentinas.
Otra diferencia con los yakitoris japoneses es que hay postres. Recomendamos la mousse de chocolate (con el dulce justo y de buen chocolate) con brochettitas de marshmallows asados. Si no reserva antes, olvídese, el lugar es tamaño japonés. Si no, pida por teléfono y búsquelo.

 

Ecuador 1175, Barrio Norte. 4961-7978. Yakitori. Lunes a sábados de 19 a 23.30. Reservas. TakeAway. Sólo efectivo. Precio promedio a la carta: $ 230.

 

Comentarios de “Tori Tori: esas brochettitas japonesas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *