Mundo / 20 de Enero de 2017

Trump ya encarcela mexicanos: llegó el Chapo a NY

El Chapo Guzmán, extraditado ayer por México, fue acusado hoy por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de 17 cargos criminales. El decomiso de más de 14.000 millones de dólares en ingresos de drogas y ganancias ilícitas, para pagar el muro.

El narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán siendo extraditado por miembros de la DEA hacia los Estados Unidos.
El narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán siendo extraditado por miembros de la DEA hacia los Estados Unidos.

El narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera, extraditado el jueves por México, fue acusado hoy por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de 17 cargos y actividades criminales, que generaron ganancias por 14.000 millones de dólares.

“El Chapo”, de 59 años, será juzgado por la corte federal para el distrito este de Nueva York, con sede en Brooklyn, por delitos como tráfico de drogas, conspiración para cometer homicidios, posesión de armas y lavado de dinero.

“Guzmán Loera es el supuesto líder de una empresa criminal multinacional de miles de millones de dólares que llevó drogas a nuestras calles y violencia y miseria a nuestras comunidades”, dijo la fiscal general  Sally Yates, en Nueva York.

“Estamos profundamente agradecidos al Gobierno de México por su ayuda en la obtención de la extradición de Guzmán Loera. El pueblo mexicano ha sufrido mucho a manos de Guzmán Loera y del cártel de Sinaloa”, indicó.

Según la acusación, entre enero de 1989 y diciembre de 2014, Guzmán “encabezó una empresa criminal responsable de importar a Estados Unidos y distribuir cantidades masivas de drogas ilegales, y conspirar para asesinar a personas que representaban una amenaza” para sus negocios.

“Como parte de esta investigación, se han incautado casi 200.000 kilogramos de cocaína vinculados al cártel de Sinaloa. La acusación busca el decomiso de más de 14.000 millones de dólares en ingresos de drogas y ganancias ilícitas”, informó el Departamento de Justicia.

México había concedido el 10 de mayo la extradición a pedido de dos cortes de Texas y California. Sin embargo, hoy el Gobierno mexicano informó que Estados Unidos le presentó después un pedido formal para juzgarlo por nuevos cargos en Nueva York, que fue aceptado.

“El Gobierno de la República otorgó su consentimiento al Gobierno de los Estados Unidos de América para juzgar a Joaquín Guzmán Loera por delitos adicionales”, indicó la cancillería mexicana.

Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, fue extraditado de manera sorpresiva el jueves desde Ciudad Juárez, donde estaba ingresado en un penal de máxima seguridad, y fue trasladado directamente a Nueva York.

En Estados Unidos enfrenta acusaciones ante seis cortes (Illinois, Arizona y Florida en la lista), pero es en Nueva York donde está el expediente más abultado, que ncluye al socio de Guzmán, Ismael “El Mayo” Zambada, que sigue prófugo. Los cargos serán procesados en conjunto por las fiscalías en Brooklyn y Miami.

De acuerdo con el tratado de extradición, no se le puede aplicar la pena de muerte: en México cumplía una pena de 20 años de cárcel y tiene otros diez procesos pendientes.

Estados Unidos acusa a Guzmán de haber ordenado a sicarios el uso de tortura y decapitaciones contra sus rivales, incluida la guerra feroz que mantuvo con el cártel de Juárez hace unos años por el control de las rutas de tráfico de drogas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *