Showbiz / 31 de Enero de 2017

Videojuegos al cine: la industria del entretenimiento más rentable del mundo

El “cine gamer” toma impulso: 40 juegos ya pasaron a la pantalla grande. El fenómeno chino y su expansión en América latina.

Por

Assasin's Creed, del videojuego a la película.

Assassin’s Creed, la película basada en el juego de Ubisoft, llegó a los cines argentinos a casi un mes de su estreno en los Estados Unidos, el 23 de diciembre pasado. Con un arranque lento en la taquilla, donde acumula 150 millones de dólares, el film ya recuperó los 125 millones que costó el rodaje, y todavía espera por su estreno China (el 10 de febrero) mercado que en los últimos años es la meca de las películas “juegueras”.
La fórmula de un negocio que crece dentro de Hollywood más allá de su impacto moderado en los cines, ya que empuja un negocio aún más lucrativo: la venta de más videojuegos y juguetes (la tendencia incluye también a casi todas las franquicias de Lego y Disney).
Con una recaudación cerca de los 99 mil millones de dólares a nivel global, los videojuegos aventajan -y por mucho- al negocio del cine: la suma de los mercados principales como Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, China, España y Reino Unido totaliza unos 25 mil millones de dólares durante el 2016.
En 2015, la industria de los “fichines” recaudó unos 90.000 millones de dólares a nivel mundial, y el año pasado creció 9.600 millones según la agencia Newzoo. Un incremento del 10% que entusiasma a la industria: estiman que en 2018 superará los 118 mil millones de dólares.
Estas cifras la convierten en la industria del entretenimiento más rentable de todo el mundo, por encima del cine e incluso de la TV. Además, mientras que la región Asia-Pacífico, donde se destaca China como el mercado más importante de los videojuegos a nivel global, detenta el 47% de esa torta, Latinoamérica apenas se lleva el 4 por ciento, por lo que la industria mira cada vez más al mercado hispanohablante como foco de sus estrategias de crecimiento.

Asesino

Casi diez años después de su lanzamiento y con más de 105 millones de copias vendidas en todo el mundo, la saga de Ubisoft “Assasin’s Creed”, por fin tendrá su versión cinematográfica.
Protagonizada por Michael Fassbender (el Magneto de las nuevas X-Men), Marion Cotillard (Talia al Ghul en la última Batman) y Jeremy Irons, la película de 20th Century Fox adapta la historia que comenzó en 2007 con el lanzamiento de su primer videojuego.
Aquel título de Ubisoft tuvo una inmediata secuela que marcó el éxito rotundo de la franquicia. Hoy, con 9 títulos y varias derivaciones, entre los que se destaca “Assassin’s Creed IV: Black Flag” (de 2013, con 11 millones de copias), la saga acumula más de 90 millones de cd y dvd vendidos.
Por el lado de la adaptación cinematográfica que tuvo un costo de producción cercano a los 130 millones de dólares, esta es la sexta adaptación de un videojuego por parte de 20th Century Fox, y se espera que supere a Hitman, hasta ahora la más rendidora para la productora con más de 99 millones de dólares en todo el mundo.
Los encargados de trasladar la mítica historia del Credo de los Asesinos a las salas de cine han sido Justin Kurzel (Macbeth, The Turning) y los guionistas Bill Collage (“Exodus: Dioses y reyes”), Adam Cooper (“Robo en las alturas”) y el dramaturgo inglés Michael Lesslie (“Macbeth”).
La película sigue a Callum Lynch (Fassbender) un criminal que está próximo a ser ejecutado por sus delitos, hasta que recibe una nueva oportunidad por parte de la organización Abstergo. Esta entidad dirigida por Alan Rikkin (Jeremy Irons), le ofrece convertirse en su conejillo de indias, y gracias a Sophia Rikkin (Marion Cotillard), Lynch experimentará las aventuras de su antepasado Aguilar de Nehra, un asesino miembro de una hermandad secreta, que vivió durante la España del siglo XV, en pleno auge de Inquisición Española.

Otros intentos

De los seis videojuegos que Fox adaptó al cine (la lista de los games convertidos en films supera los 40 títulos), la saga de Resident Evil, que inició en 2002, es hasta ahora la franquicia con más éxito en la taquilla.
Pero en los últimos 24 años, muchas adaptaciones han tenido su paso por el cine, y la mayoría con un rendimiento regular respecto al corte de tickets. Algunos de los casos más notorios son: “Súper Mario Bross” (1993) costó 48 millones de dólares y en taquilla apenas recaudó apenas 20; “Street Fighter” (1994) con Jean-Claude Van Damme, con 35 millones de dólares de inversión, recaudó casi 100; “Lara Croft: Tomb Raider” (2001) con un presupuesto de 115 millones de dólares cosechó 274; “Max Payne” (2008) con Mark Wahlberg y Mila Kunis, de us$ 35 millones de inversión, ingresó 85; “Príncipe de Persia” (2010) recaudó 336 millones de dólares, pero tuvo un presupuesto de 200; “Need for Speed” (2014), título que costó 66 millones de dólares, recaudó 203; “Angry Birds” (2016) obtuvo una recaudación mundial de 230 millones de dólares sobre 73 de presupuesto total; y el último caso, “Warcraft”, dirigida por Duncan Jones sólo recaudó 47 millones de dólares en Estados Unidos, pero en China más de 220. Su presupuesto inicial fue de 160 millones y la recaudación mundial marca la generosa suma de 433 millones. Además está entre las 10 películas más pirateadas del año pasado.
En ese contexto, “Resident Evil”, basada en uno de los primeros juegos del sub-género survival horror (de 1996), es la excepción a la regla. Sus cinco películas ya estrenadas suman un total de 915 millones de dólares en todo el mundo, y con el próximo estreno de su sexta entrega, “El Capítulo Final”, piensan superar la marca de los mil millones de dólares.
Milla Jovovich, que es la gran protagonista de la franquicia desde la primera entrega (ese film recaudó 102 millones de dólares en todo el mundo con un presupuesto 33), lidera la resistencia de la humanidad contra una corporación maligna y sus hordas zombies. La formula es repetitiva, pero con picos como la versión 3D de 2010, que sumó 296 millones -con un presupuesto de apenas 60-, los muertos vivos siguen más vivos que nunca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *