Política / 15 de Febrero de 2017

Amenazas de Franco y escuchas ilegales: entrevista al cuñado del Presidente

Fue una nota del 2009, y era la primera vez que hablaba junto a la hermana de Macri. Peleas con el italiano y sus sospechas por las escuchas: “Mauricio no puede decir que no sabe”.

Por |

Néstor Leonardo, el cuñado de Mauricio Macri, responde el llamado de NOTICIAS e invita: “Estoy comiendo con Sandra, si quieren vengan al restaurante y me preguntan lo que quieran”. La cita es en una parrilla de Ituzaingó. Un guardaespaldas vigila la escena. “Yo quiero que empiece hablando él, porque ha sufrido muchas amenazas. Tengo miedo por lo que le pueda pasar”, explica Sandra.
NOTICIAS: ¿Por qué cree que lo estaban espiando?
Leonardo: Esto tiene que ver con el estado de salud de mi esposa. Sandra tiene cáncer y si bien ahora está mejor y está haciendo un tratamiento de quimioterapia, estuvo muy grave y en terapia intensiva. En el fondo de esta historia se juega la parte económica, la herencia. Mi suegro, Franco Macri, me dijo: “Vos no te vas a quedar con nada”. Y yo le dije que a mí no me interesa la plata, que me interesa mi mujer y el amor que siento por ella, que nose compra con dinero.
NOTICIAS: ¿Usted cree que Franco especula con la salud de Sandra? Leonardo: Sí. Hace un año, cuando Sandra empezó con uno de los tratamientos de quimioterapia tuvimos un encontronazo. Franco recién llegaba de China y me cita en su casa. Cuando llego me sirve un café y me dice: “¿Vos sabés a qué viniste?”. Yo le dije que no y ahí enfureció y me dijo: “Es muy simple, aislate de mi hija y de mis nietos, ¿cuánto querés? Vos necesitás plata porque sos pobre”. Yo le contesté que no me iba a comprar y que me estaba vendiendo una partida de defunción de su hija. Y él me grita: “Contactate con mi abogado y no hay nada más que hablar. Sos un hijo de puta”.
Sandra Macri: Me enteré de todo. Y hubo más amenazas. Después de esa reunión fuimos los dos juntos a su casa a contarle que yo estaba haciendo un tratamiento de quimioterapia y también lo trató muy mal a Daniel. Le agarró un ataque de nervios.
Leonardo: Sandra estaba pelada por la quimioterapia y muy hinchada por la medicación. Cuando Franco la vio me gritó: “¡Querés engordar a mi hija para reventarla!”. Me quedé helado y le expliqué que era parte del tratamiento. Pero no se calmó y me amenazó: “Voy a llegar hasta las últimas consecuencias, te voy a meter preso. Sos un violador y un degenerado”. Cuando terminamos de comer Franco me ofrece un café y me dice: “Quedate tranquilo, que si te tengo que matar, te mato. La comida no tiene veneno”. Y antes de irnos él se levanta, le pega con el puño a la mesa y me dice: “A la larga te voy a cagar la vida”.
Sandra asiente con la cabeza y cuenta otro episodio de supuesta intimidación. El 20 de septiembre pasado festejó su cumpleaños en la quinta Los Abrojos, en la localidad bonaerense de San Miguel donde vive con Rodrigo y Franco, los dos hijos que tuvo con su anterior marido, Hugo Vallardés. En medio del evento, su padre se acercó a ella y a Leonardo: “Vos estás en la lista de la mafia china”, jura Sandra que fue la frase que Franco le dedicó a su marido. El miércoles 11, Leonardo y su abogado, que también fue testigo de la escena, ratificaron la frase ante la Justicia, horas antes del balazo.
NOTICIAS: Ante la Justicia usted involucró al jefe de Gobierno. Dijo: “Franco Macri habrá hablado con Mauricio Macri a los efectos de que violaran mi intimidad por medio de la pinchadura de mi teléfono”. Leonardo: Sí, ellos quieren que yo desaparezca de la familia. Creo que Franco le pidió a Mauricio que me espiara.
NOTICIAS: ¿Entonces Mauricio estaría detrás de las pinchaduras? Leonardo: La Justicia debe determinar qué es lo que pasó. Pero Mauricio es el jefe de Gobierno y no puede decir que no sabe nada.
NOTICIAS: ¿Mauricio se comunicó con usted luego de su declaración? Leonardo: No. Sólo recibí un mensaje de su secretaria y desde el área de prensa del Gobierno de la Ciudad me mandaron un mail con indicaciones de lo que tenía que decir para despegarlo del escándalo.
El hombre muestra el mail. Dice así: “Por medio de la presente comunicación quiero dejar en claro que en ningún momento he vinculado al señor jefe de Gobierno en presuntas acciones de espionaje contra mi persona”. Pero Leonardo no hizo propia esa desmentida. Voceros del jefe de Gobierno aseguraron que es “un disparate que pinche a su cuñado”, y dijeron desconocer el mail supuestamente enviado a Leonardo. Su hermana Sandra por esta vez también lo despega. “Es el gobierno de Kirchner que quiere ensuciarlo a Mauricio. Pude hablar con él y me negó que estuviera detrás de las pinchaduras. Mi hermano me dijo: ‘Vos sabés que yo nunca me metí en nada y que cuando papá empieza a hablar boludeces de tu marido le digo que lo deje en paz’”.
NOTICIAS: ¿Cómo es la relación entre Franco y Mauricio?
Macri: Es como con todos nosotros, mi padre es una persona muy especial y cuando vos le decís “quiero hablar con vos”, termina hablando él una hora y media dándote cátedra. Y con los años que tiene a veces desvaría y empieza con locuras, como esto que se le metió en la cabeza en contra de mi marido.
NOTICIAS: ¿Mauricio está de acuerdo con la relación de ustedes?
Macri: Él no se mete, como yo no me meto en la relación que tiene con cada una de sus mujeres.
NOTICIAS: Leonardo, su suegro Franco dice que usted se quiere quedar con la herencia de la familia.
Leonardo: No, para nada.
NOTICIAS: ¿O sea que no va a pedir su parte llegado el caso?
Leonardo: Yo soy feliz con lo que tengo.
NOTICIAS: Usted es parapsicólogo.
Leonardo: Sí. Tengo mi consultorio en Pilar y atiendo a 200 personas por día.
NOTICIAS: ¿A 200 personas? No me cierran las cuentas…
Leonardo: Es que los atiendo cinco minutos…
NOTICIAS: ¿Cuánto cobra por una sesión de tarot?
Leonardo: No cobro. La gente deja lo que quiera.
NOTICIAS: Qué raro. ¿Y cuánto gana por mes?
Leonardo: Es un secreto mío.
NOTICIAS: ¿Más de 5.000 pesos?
Leonardo: ¡No! Ni loco, menos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *