Restaurantes / 18 de febrero de 2017

Pony Line Bar: Una hamburguesa rica y famosa

La carta de comidas tiene todos clásicos como el hummus, las croquetas de coliflor, ricota y garbanzos, y las rabas con alioli de alcaparras. Las hamburguesas son furor.

Por

El Hotel Four Seasons tiene todo el brillo de un cinco estrellas pero uno no se inhibe al entrar, al menos no la segunda vez. Esto se debe a que, tal como lo define su carismático director de marketing, Gabriel Oliveri, lograron “hundir el crucero del amor” creando un “lujo descontracturado” que cambió los guantes blancos por camareros con tatuajes y recepcionistas en minifalda. Lo que mantiene la circulación constante en el hotel son sus tres restaurantes especializados en carnes –Elena, Nuestro Secreto y Pony Line Bar–, accesibles si se considera la calidad (¡y cantidad!) de la comida, la exclusividad del espacio y la eficiencia del servicio.
La democratización del Four Seasons comienza en el Pony Line Bar, al punto que se ha hecho famoso por sus hamburguesas. La tradicional está hecha con un 40% de tapa de asado Wagyu y un 60% de roastbeef y bife de chorizo Angus, panceta y cebollas salteadas, y salsa barbecue casera. La dryaged está hecha con un 40% roastbeef y un 60% bife de chorizo, ambos madurados durante 45 días, con relish casero y alioli de cilantro. Ambas pesan 150 gramos y vienen en un esponjoso pan brioche gratinado con queso Lincoln. ¿Cuál es mejor? Todo es cuestión de gustos pero la dryaged tiene una concentración de sabor que realmente la hace única.
La carta de comidas del Pony tiene otros clásicos como el hummus, las croquetas de coliflor, ricota y garbanzos, y las rabas con alioli de alcaparras; ideales para picar con un trago. Sus helados, Dolce Morte, también han ganado fama y especialmente el de pistacho y el de chocolate con chile, ya tienen su club de fans. El combo hamburguesa/helado es un número puesto con los chicos, así que los domingos al mediodía se impusieron como su momento en el Pony Line.
Un hotel no para nunca. De noche, sobre todo los miércoles, el Pony estalla en su versión bar. Para el día, el hotel tiene su propio blend de café por estación (el de verano tiene un glorioso toque cítrico), la excusa mínima para atreverse a entrar por la puerta grande. 

 

Hotel Four Seasons. Posadas 1086, Recoleta. 4321-1200. Bar, tapas, hamburguesas. Lunes a viernes de 11 a 2. Sábado de 19 a 3. Domingo de 17 a 1. Reservas. Tarjetas. Precio promedio: $ 400.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *