Motores / 19 de Febrero de 2017

Ferrari J50: Para muy pocos

La marca celebra sus 50 años en Japón con un modelo exclusivo. Sólo se fabricarán 10 unidades.

Por

Pura sangre. El motor es un V8 biturbo de 3,9 litros e inyección directa con 690 caballos de potencia y tracción trasera.

Ferrari es la marca de autos deportivos de lujo más codiciada del mundo. Comprar uno de sus vehículos no es sólo una experiencia, es también una inversión, una de las de mayor rentabilidad. Para atender la demanda de sus clientes más exclusivos, la firma lanza periódicamente un modelo especial y limitado en unidades que denomina, “fuori serie”.
El último lanzamiento fue el Ferrari J50, con el que se conmemora el 50° aniversario de la presencia la marca del “Cavallino Rampante” en Japón. De ahí su nombre y el lugar en el que fue presentado, el National Art Center de Tokio. Se trata de un biplaza roadster, con motor central trasero, del que sólo se van a fabricar 10 unidades, y que combina las últimas innovaciones tecnológicas de la marca con guiños a su esplendoroso pasado. El más llamativo de estos guiños es el techo tipo targa, característico de algunos Ferrari de los años 70 y 80, como el Dino 246 de 1972, el 308 GTS de 1977 o el 328 GTS de 1985.
El targa es un tipo de techo rígido que se utiliza en los autos deportivos descapotables. Va desde el parabrisas hasta el parante trasero que se cierra en un arco de seguridad y, a diferencia de los modernos techos descapotables, no se pliega dentro del baúl, sino que se instala o desinstala según las condiciones meteorológicas.
El techo targa del Ferrari J50 está fabricado en fibra de carbono, para conseguir así una mayor ligereza, y se divide en dos piezas por la parte central, lo que permite alojarlo fácilmente tras los asientos, que son de estilo deportivo.
El volante, revestido en cuero y fibra de carbono, se ubican algunos de los principales comandos para que sean más cómodos de usar, incluido el botón de arranque o el “manettino”, que permite seleccionar el modo de conducción entre cinco diferentes estilos, y tras él las levas, también de carbono, para facilitar la subida y bajada de marcha de forma manual.
El motor es un V8 biturbo de 3,9 litros e inyección directa con 690 caballos de potencia y tracción trasera y llantas de 20 pulgadas de diseño exclusivo para este modelo.
El nuevo modelo ha sido concebido en el departamento de Proyectos Especiales de la casa italiana sobre la base del 488 Spider, un vehículo que se presentó el pasado año en el Salón de Frankfurt y es el descapotable más potente de la historia de Ferrari, con 670 caballos. O lo era hasta ahora, porque el J50 eleva la potencia de su motor hasta los 690 caballos.
El J50 está equipado con el innovador motor V8 biturbo de 3,9 litros de Ferrari (3.902 cm3).
Los exclusivos compradores del J50 podrán personalizar su vehículo tanto en las terminaciones como en los colores del interior y exterior, lo que puede elevar el precio básico, que es de 2,5 millones de euros, hasta los tres millones. Un capricho exclusivo para disfrutar del camino a cielo abierto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *