Opinión / 23 de Febrero de 2017

¿Se viste realmente bien Juliana Awada?

Su belleza y buen gusto son una carta ganadora, pero no está a salvo de las críticas. Por qué lo peor de su look puede resultar un acierto. Fotogalería de la visita a España.

Por

Asistir a las demostraciones de buen gusto y elegancia de la primera dama, Juliana Awada, se ha transformado ya en una pasión para los argentinos. Y qué mejor oportunidad para disfrutarla que una visita oficial en toda regla, con el condimento de una rey y una reina como anfitriones y varias veladas y reuniones de gala en grandes palacios.

Aunque bajó del avión demasiado casual y un poco despeinada, Juliana recuperó la elegancia en el encuentro con los reyes de España. Lució un tapado rosa suave prendido con lazo en la cintura y cuello de piel -de la casa de moda preferida de Awada, Menáge à Trois– y zapatos de Valentino, color nude, con tachas -ya los había usado varias veces-.

El look estaba a la altura de la situación, pero presentó varios problemas. Primero, el conjunto era del mismo color que el de la reina Letizia. Segundo, el cuello de piel del tapado despertó rechazos varios. Aunque se aclaró que el material era sintético, muchos dudaron de que una etiqueta como Menáge, una de las más refinadas y costosas de la Argentina, usara accesorios falsos. Otro punto: usar pieles es políticamente incorrecto, aquí, en España y en el fin del mundo. Juliana, en especial porque es primera dama, debería evitarlas. Ultima objeción: el peinado recogido voluminoso, sumado a la piel, “hacía ruido” en un look tan depurado. Y, para colmo, la visión de Letizia, tan minimalista,  aumentaba la sensación de que algo sobraba.

Tercer look: el vestido de gala de Gabriel Lage. Soberbio como todas las creaciones de este diseñador, tal vez resultó demasiado escotado para sentarse al lado del rey. Juliana parecía casi desnuda respecto de los demás invitados. Y en este caso, también le jugó en contra el negro total de Letizia.

Cuarto look: Lo usó en la apertura de ARCO. El vestido tenía falda tableada, con cinturón y cuello bordado, también de Menáge à Trois. Correcto y sencillo, este no es el estilo que mejor le sienta a la primera dama.

¿En qué acierta siempre Juliana Awada? En elegir diseñadores argentinos (menos los zapatos, que en esta gira fueron de Valentino y Gucci) y en apostar a los colores y cortes que mejor le quedan y más resaltan su belleza natural.

¿En qué se equivoca? Todavía no maneja a la perfección las reglas del protocolo o la repercusión que puedan tener algunas prendas en los medios. La moda siempre dice mucho más que las palabras y cada uno interpreta el mensaje como quiere. Habrá quienes la critiquen por mucho, otros por poco.

¿Un error que es en realidad un acierto? Suele acusársela de lucir “under dressed” (vestida por debajo de lo necesario) en muchas ocasiones. Es decir, de conservar los códigos de su vida anterior y no adaptarse a la formalidad e importancia de su agenda actual.  Sin embargo (los especialistas en marketing del macrismo deben saberlo) su sencillez siempre es un punto a favor. Una primera dama que prefiere los jeans, los ponchos y las zapatillas a la Alta Costura y los tacos no deja de resultar ubicada y cercana.

Su mejor secreto es conservar, contra viento y marea, esa simpleza.

 

 

 

 

22 comentarios de “¿Se viste realmente bien Juliana Awada?”

  1. Vieron cuando criticamos a esas madres q malgastan la AUH para comprar pelotudeces, bueno, lo mismo cabe para ella, o mas bien, es peor!… Espero q siendo tan rica no nos cargue todos sus gustitos a la caja “chica” del estado, no quiero mantener vagos carísimos, ya bastante caro nos están saliendo las políticas del marido y su mejor equipo de aprendices de servidores públicos.

  2. para mi se viste horrible…y nada cobina con los eventos ni con lo que se pone macri…..ademas siempre da ese aspecto de sucia…de abandonada….de grasa….horrorosa….

    1. Como si lo hubiera escrito yo .No puede andar con el pelo suelto ,es desprolijo para una fiesta, cena ,sí en algo informal .Ese cuello de piel ,sintética o no ,parece un aviador ,realmente la asesora SE EQUIVOCÓ , eses rodete con tanto volumen ,NO-LA-FAVORECE ,podrían haberle hecho unas trenzas que la haga MAS ELEGANTE ,ese batido arriba de la cabeza ,HUMMMM muy exagerado tiene las orejas paradas y debe disimular .Para que no se vean los pies tan flacos debería llevar medias de muselina ,color piel .No a las tachas ,Dos vestidos inapropiados para la ocasión ,solero muy escotado ,color NUDE , desnudo , y el otro blanco .SOBRIEDAD POR FAVOR

  3. para mi se viste horrible…y nada cobina con los eventos ni con lo que se pone macri…..ademas siempre da ese aspecto de sucia…de abandonada….de grasa….horrorosa….

  4. ay perfil en que te has transformado !! todos los argentinos!! estoy seguro que a un 80% NO LES IMPORTA UN CUERNO COMO SE VISTE LA TURQUITA

  5. Ave María de las cosas que se preocupan…Macri se subió el sueldo con los peajes, es socio nacional mayoritario del sistema y tiene unas piernas chuecas y sin maquillaje trabaja a los dos lados del mostrador.

  6. Demasiado berreta y no puedo dejar de pensar en los bolivianos trabajando clandestinamente en los talleres textiles para sus negocios

  7. Me parece que tendria que estar mejor asesorada. Yo no entiendo mucho de.moda pero porque ese escote en la Cena con el Rey para mi dice es tan dependiente de un hombre que quiere impactar a todos? Asesorate mejor sos nuestra imagen

      1. En general se viste muy bien!! Pero esta ves en la cena de gala, lució un vestido que no estaba acertado para esa reunión…. Era muy escotado y muy veraniego… Hermoso, pero incompatible con las damas presentes…

      2. En referencia a la nota sobre los atuendos coincido con Adriana Lorusso. Excelente nota. No gustó esa piel sea sintética o no en el tapado, sobraba. El vestido de la gala por el color y por el diseño (parecía desnuda) ja ja no era lo mejor que eligió para esa noche… parecía un vestido para la alfombra roja de los Oscar….

      3. Es hermosa por donde se la mire. Lució perfecta. Son jodidos che. Usa colores suaves. Antes teníamos a la presidenta que parecía un papagayo como se pintaba. El pelo colorado. Las uñas largas. Eso era feo. Además de robar no

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *