Sociedad / 25 de febrero de 2017

Los dramáticos testimonios de las víctimas del anestesista

El relato escalofriante que se desprende de la causa. Cómo las dormían y violaban. Quién es quién en el expediente.

Por

Sobre el anestesista pesan dos cargos: "tentativa de femicidio" y "abuso sexual".

“Le pedí a Gerardo (Billiris) que parase porque tenía mucho miedo y que nunca había consumido tanto, que podía morir de una sobredosis. Cuando me empieza a pinchar la aguja, empiezo a gritarle que pare y sin embargo me inyectó y ahí perdí el conocimiento. Cuando recuperé la conciencia, estaba en la cama completamente desnuda con Gerardo al lado, completamente desnudo y dormido. Había una mancha de sangre entre ambos”. El relato, que consta en la causa a la que accedió NOTICIAS en forma exclusiva, es apenas un fragmento de la denuncia de abuso sexual que contó ante el juez la modelo L.A. (23) –las siglas son para preservar la identidad de las denunciantes– en agosto del 2012, días antes de que el actor y relacionista público preso junto al anestesista, Juan Martín Mercado (44), le dijera que Billiris (procesado por haber golpeado ferozmente a Belén Torres la madrugada del 31 de enero) la habría dormido porque “tiene un morbo de ‘cogerse chicas muertas’”. La denunciante acudió a la Justicia luego de ver a su supuesto violador en todos los medios.
Belén y L.A. no serían las únicas víctimas de Billiris. En la causa que investiga el juez Rodolfo Cresseri hay tres chicas más, entre ellas una menor, que denuncian al anestesista, a Mercado y al joven empresario de seguros Cristopher Rosenthal (26), también detenido.
El martes 21, el juez Cresseri, quién había excarcelado a Billiris tras el pago de una fianza de 80.000 pesos, aceptó el pedido de cambio de carátula que había realizado el abogado de Belén, Fernando Burlando, y revocó la excarcelación. Y dio un paso más que podría condenar al anestesista a prisión perpetua: “Tentativa de homicidio agravado por haber sido cometido contra una mujer y perpetrado por un varón, mediando violencia de género”. En otras palabras, “tentativa de femicidio”.

En primera persona

“Juan Martín (Mercado) me dijo que, mientras estaba inconsciente, Gerardo me abrió la boca y me colocó el pene dentro”, declaró L. A. Cuando el juez le relató al anestesista y al actor la denuncia de la joven, y a pesar de que la víctima aportó un video, los imputados negaron todo. Por eso, será clave la declaración de B. M, amiga de la denunciante, quien participó de aquellas 48 horas de excesos, ya que en ese momento tenía una relación clandestina con Mercado (era novia de un mediático empresario, hijo de uno de los hombres más ricos del país).
En el mismo relato, la víctima asegura que fueron a sacar drogas del boticario de uno de los hospitales donde Billiris trabajaba. “Gerardo les dijo que se había acabado la ketamina y si lo acompañaban a buscar más al Hospital Militar. Que fueron y volvieron en taxi (…) recuerda que él saludó y fueron al piso de anestesiología, pero que la dicente y B. M. se quedaron en otro espacio”, afirma la causa.
La ex novia de Billiris, C.D. (22), reveló el lado violento del anestesista. La joven contó ante el magistrado que conoció a Mercado en el 2012, en uno de los boliches en los que el joven trabajaba como RR.PP. En ese momento, el actor le ofreció trabajar como “presencia” en boliches y que comenzaron una relación. También afirmó que por el actor conoció a Billiris, y que este, meses más tarde, le ofrecería trabajar con él, la misma excusa que utilizaba para atraer a todas las denunciantes. C.D. afirmó que cuando se separó de Mercado comenzó una relación con el anestesista que duró hasta que la violencia hizo que la rescatara su familia. “Con una varilla del riel de la persiana me golpeaba en las manos. Esto ocurría luego de discutir. Me dejaba moretones. Luego de esto, me pedía que lo perdone. Preguntada para que diga si él estaba drogado cuando pasaba esto, responde que no, que estaba lúcido”, relata el expediente, y agrega que “luego empezó a propinarle golpes de puño cerrado en la cabeza”.
Lo contado por C.D. fue el disparador del cambio de carátula, ya que Billiris había declarado ante el magistrado que Belén Torres se drogaba con él por su propia voluntad y que los golpes que le había propinado fueron en un estado de convulsión. “Él fumó, me dio a mí, me tapó la boca y la nariz y después empezó con las piñas. Yo me tapaba, gritaba ayuda. Él me venía a pegar al palier, sentía sus patadas. Me pegaba y me decía ‘hija de puta te voy a matar’”, declaró Belén.

Quién es quién

La causa que investiga el juez Cresseri no es la única que pesa sobre la banda del anestesista: Billiris, Mercado y Rosenthal. El juez federal Sergio Torres lleva una investigación paralela por la tenencia de droga y suministro de estupefacientes a menores. Y está tras los pasos de lo que cree podría tratarse de una organización cuyo fin era cooptar chicas muy jóvenes, incorporarlas al mundo de droga y luego ofrecerlas para fiestas sexuales.
De los relatos de las denunciantes no se desprende nada que una a Billiris con Rosenthal, aunque la Justicia tendría probados chats cruzados entre ambos, obtenidos de las computadoras secuestradas.
La declaración que le da veracidad a la denuncia de abuso de L. A. es la de S. M, una joven de apenas 17 años que aseguró haber estado de novia con Mercado, quién le confesó la violación. “Mercado le relató que en el año 2012 estuvo en la casa de Billiris cuando violaron a una chica, pero le aclaró que él no había participado en el abuso sexual, pero que la había visto a la chica inconsciente”, declaró la menor quien reconoció haber compartido una noche con el actor en su casa donde también estuvieron Rosenthal y una amiga de ella, S. G. (18), la misma que denunció haber sido obligada a consumir droga hasta desvanecerse para luego ser violada por la dupla masculina. “Cristopher estaba arriba mío, completamente desnudo, penetrándome con su miembro en la zona de la vagina, en tanto que a su lado, estaba Juan, también sin ropa, con una actitud tendiente a pretender participar del acto sexual, desconociendo si de algún modo ya me había penetrado”, aseguró S. G. ante el juez. Y continuó: “Cristopher me dice que me ponga en cuatro, ayudándome con su físico, instante en el que recién advierto que al lado suyo también estaba Juan, el que se aprestaba a ponerse detrás mío para penetrarme”. Cuenta que “cuando se da cuenta que quería penetrarla, ella le dijo que no, que no quería, y se sacó a los dos hombres de encima”.
Para la Justicia Federal, Mercado y Billiris podrían estar involucrados en la comercialización de estupefacientes, ya que algunas de las declarantes afirmaron haber visto personas que se acercaban a comprarles droga e, incluso, una de ellas confesó haber acompañado al actor a vender droga a una pareja que le pagó con “una gran cantidad de billetes de 100 pesos”.

Adicciones peligrosas

Billiris reconoció ante la Justicia ser un adicto sin control que en el último tiempo fumaba crack todos los días. Mercado dice haber dejado las drogas, pero algunas de las denunciantes lo ubican consumiendo hasta poco antes de quedar detenido. Pero lo más llamativo es el uso de drogas de quirófano para desvanecer a las víctimas, como el Midazolan, entre otras.
El juez Cresseri, que cambió la carátula de “lesiones graves” a “tentativa de femicidio”, después de estos testimonios, dio un vuelco favorable luego de haberle dicho a uno de los abogados de Belén horas antes de darle la excarcelación a Billiris: “Mire que lo que dicen los medios no es tan así, eh”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *