Política, Sitios Externos / 3 de Marzo de 2017

El libro que revela los negocios entre los K y el macrismo en la obra pública

El lazo de Caputo y Calcaterra con los Kirchner y De Vido, en la nueva investigación del periodista Luis Gasulla.

Franco Macri, kirchnerista de la primera hora

El periodista Luis Gasulla acaba de publicar su investigación “El negocio político de la obra pública”, editado por Sudamericana. Allí cuenta cómo los K y el macrismo fueron prácticamente socios en ese rubro. A continuación, algunos fragmentos:

Lázaro Báez no era la excepción sino la regla del manejo de la obra pública en la Argentina kirchnerista. Cambiar las condiciones en que se manejaron y gestionaron los fondos públicos, específicamente en los grandes proyectos, sería un enorme desafío del gobierno encabezado por Mauricio Macri. Su padre Franco había sido un símbolo de la “patria contratista”. Los vínculos comerciales y de negocios en la obra pública entre Julio De Vido, ex ministro de Planificación de los Kirchner, con empresarios como Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri, formaban parte de una historia sutilmente escondida por los protagonistas de esta obra.

El primer número en la lista de contactos del celular del ‘Negro’ era Ángelo”, relató el mejor amigo de Lázaro Báez. Ángelo es el primo del Presidente.

Más aún, Pablo Schoklender me explicó que cuando Hebe de Bonafini alzaba demasiado la voz contra Mauricio Macri, De Vido la mandaba llamar para calmarla: “No está bien que nos metamos en el tema viviendas ni inmobiliario”. Su hermano, Sergio Schoklender, explica que “las solicitudes que atendía rápidamente Néstor Kirchner eran las de sus empresarios amigos, como Nicolás Caputo”. Todos formaban parte del club de la obra pública en el que el ex financista de Néstor Kirchner, Ernesto Clarens, era el “armador”.

Pero para el establishment comunicacional, “Nicky” Caputo es sólo un empresario amigo del actual presidente Macri, sin vinculaciones con el kirchnerismo. No es así. Caputo, a través de su empresa SES SA, en el año 2010 ganó la licitación para refaccionar el hospital Posadas. Lo hizo uniéndose con el Grupo Farallon, de Eduardo Gutiérrez, a quien el fiscal Federico Delgado apuntó como el posible testaferro del ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, tras su detención en el convento de General Rodríguez. Caputo recibió 1.400 millones de pesos en contratos con la Ciudad de Buenos Aires entre 2007 y 2015. A pesar de su amistad con el detenido López, el Grupo Farallon aportó a la Fundación SUMA, de la vicepresidenta Gabriela Michetti.”

El primo Angelo

“El 27 de febrero de 2007, Mauricio Macri eligió un basural como el escenario perfecto para anunciar su candidatura a jefe de Gobierno. Lo acompañaba una niña indigente para completar la escenografía ideal. Ese mismo día, Franco Macri anunciaba la venta de Iecsa y Creaurban a su sobrino, Ángelo Calcaterra, hijo de María Pía, la hermana a la que, en el barco en el que cruzó el océano Atlántico a los 18 años, le había comprado una muñeca para que dejara de llorar. La idea de la operación de venta se pensaba desde un año antes, pero se concretó con el anuncio de Mauricio Macri. Las dos cuestiones iban de la mano. Arquitecto de profesión, Calcaterra se había iniciado en Calcaterra SA, la empresa que fundó su padre en 1964. Fue, durante seis años, gerente general de Sideco, recomendado por su tío Antonio y gestionado por su primo Mauricio. El apuro de Franco tenía un motivo: su hijo.

Mientras fue jefe de Gobierno, Mauricio Macri fue –como mínimo– dueño potencial de las dos empresas que tienen intereses directos con la ciudad, porque si la prenda se caía, Socma se quedaba con sus acciones, que retuvo a modo de garantía. La familia Macri sigue siendo dueña de Socma, que tiene dentro de su estructura a Sideco, la empresa que se había quedado con esos papeles.”

 

2 comentarios de “El libro que revela los negocios entre los K y el macrismo en la obra pública”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *