Sociedad / 11 de marzo de 2017

Los cambios físicos de Charly: ¿Recaída o achaques de la edad?

Se lo vio desmejorado y muy flaco. El fantasma de los excesos y un nuevo disco.

Por

Distinto. El músico perdió los 15 kilos que había subido luego de su internación en 2011.

El paso es muy lento, casi sin despegar los pies del suelo. Un asistente lo ayuda a mantenerse erguido y hace las veces de bastón. Los pantalones cortos dejan ver unas piernas extremadamente delgadas y largas. La caminata desde la puerta del edificio hasta la limusina blanca que lo esperaba en la calle duró menos de 20 segundos, sin embargo, fueron suficientes para volver a ver a Charly García en público, sólo que esta vez, su aspecto lucía bastante desmejorado.
Esta imagen, distante del Charly con varios kilos de más ganados por su tratamiento contra las adicciones seis años atrás, disparó todo tipo de especulaciones e hizo reaparecer el fantasma de una recaída en las drogas. Rápidamente su entorno salió al cruce de estos rumores. “Charly está muy bien. Estamos tocando, ensayando para ver cómo suenan los temas en vivo. Sé que hubo algunas imágenes en las que se lo veía caminando medio mal”, declaró su corista Rosario Ortega, quien luego soltó una misteriosa frase sobre el porqué de este estado: “Fue un mal día. La verdad es que él tiene días en los que está mejor que otros. Lamentablemente, lo agarraron en un día así”, dijo la hija de Palito.
Sin embargo, según contaron a NOTICIAS algunos allegados al músico, la causa no sería otra que una vuelta a los excesos. “Nunca se terminó de recuperar”, confía alguien que acompañó a García durante gran parte de su carrera solista. Esta hipótesis es desechada por otros allegados al músico que alegan que la imagen de Charly se debe a los achaques de su edad potenciados por una vida al límite que terminó luego de su internación.

Entornos

“Él de salud está bien y está laburando”, dijo a esta revista la abogada del músico, Karina Bardiani, quien remarcó que tanto Charly como su novia (Mercedes Iñigo) eran muy reservados, lo que permitía la aparición de rumores sobre su estado de salud. Otro allegado al ídolo aseguró: “La vida de Charly es muy tranquila, vive en su departamento con su pareja y si está flaco es porque él siempre tuvo esa contextura”.
Pero, para otros que conocieron al ídolo de cerca, el presente de García no es tan idílico. “El año pasado hizo un festejo por su cumpleaños y no sólo que llegó tarde, además estaba dado vuelta”, confió uno de los asistentes al evento que se hizo en el Faena.
“Si lo ves a Charly está todo el día con el vasito de whisky y un pucho. Nadie lo controla”, apuntan en el entorno del músico. “En vez de cuidarlo, los que lo rodean lo llevan otra vez a los excesos”, asegura.
En diciembre de 2016, Charly sufrió la última advertencia de salud. Fue internado en una sala de terapia intensiva del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento por un cuadro de deshidratación provocado por un estado febril y si bien fue dado de alta a los cinco días, dos días después volvía a ser noticia por otra internación en el mismo sanatorio “para chequeos médicos”, según explicó su abogada. “Cualquier cosa que rodea a Charly es agrandada ‘un montón’. Y si es algo de su salud enseguida dicen que es por las drogas y nada que ver. La verdad es que tiene los mismos problemas que cualquier otro y se tiene que hacer chequeos como cualquier persona”, explica un amigo del músico.

Años

En agosto del año pasado regresó a su departamento. Después de años de vivir en hoteles, el músico volvió a su hogar junto a su novia. Desde ese momento habría empezado a cambiar su entorno y otras personas comenzaron a rodearlo. “Cortaron con mucha gente y aparecieron personas nuevas que no sé qué buscan”, opina uno de los marginados del círculo íntimo, que asegura que la última vez que habló con él, lo notó “perdido”. “Le falta lucidez y por momentos `se va`”. Intenté hablarle y no le entendí nada, le cuesta mucho modular”, afirma.
Los 65 años vividos “a lo Charly” es lo que los allegados al músico señalan como causa de los achaques. “Es mas impactante decir que volvió a drogarse y está perdido, pero la realidad es que el ritmo de vida que llevó durante mucho tiempo le está empezando a pasar factura”, opina un amigo de García que además bromea: “Muchos no hubiéramos aguantado ni el 10 por ciento o no la estaríamos contando”.
El paso de los años explica también el porqué de su andar. En el 2015, el cantante y compositor sufrió una fisura en su cadera. “Se está rehabilitando con ayuda para poder llegar a caminar bien”, detalló Rosario Ortega antes de volver a remarcar que “no tiene ninguna enfermedad de las que dicen que tiene”. Otros agregan: “No hizo la rehabilitación correctamente y hasta tuvo complicaciones postoperatorias”, dice un allegado.
El envejecimiento de los ídolos siempre es impactante. Los hace perder esa aura de invulnerabilidad y los muestra como seres humanos normales. Sin embargo la delgadez y el aspecto avejentado de Charly encendieron alarmas, además, sobre un estilo de vida que puede perjudicarlo. El lanzamiento de un nuevo material musical “Random” (ver recuadro), después de más de un lustro, da cuenta de que a pesar de los achaques su talento musical está intacto. Habrá que ver hasta dónde puede acompañarlo el cuerpo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *