Mundo / 12 de Marzo de 2017

Evo mintió para ocultar su tumor, pero salió a la luz

Tiene un tumor en la garganta, la misma dolencia que sufrió Lula Da Silva. Se operará en Cuba, a donde viajó para ser diagnosticado.

Por

Evo en pijama en el sanatorio de La Habana, con Raúl Castro y el canciller cubano.
Evo en pijama en el sanatorio de La Habana, con Raúl Castro y el canciller cubano.

Esta semana, por distintos sitios web, circularon falsos rumores sobre la muerte del presidente boliviano. Un grupo de “bromistas” creo una página en Facebook: “El domingo (5 de marzo), aproximadamente alas 11 a.m, nuestro amado político falleció. Evo Morales nació el 26 de octubre de 1959 en Orinoco. Lo vamos a extrañar, pero nunca lo vamos a olvidar”. La página contabilizó 1 millón de likes y se viralizó. La frase “Murió Evo Morales” permaneció por horas entre las tendencias en Twiter.

Presagios web

No es la primera vez que Evo es víctima de este tipo de elucubraciones (en marzo del año pasado circularon rumores de un tumor). Pero esta vez se acentuaron por la intempestiva decisión del mandatario de trasladarse a Cuba para ser asistido por especialistas ante recurrentes problemas de garganta.

La ministra boliviana de comunicación, Gisela López, divulgó a través de las cuentas oficiales las fotografía de Evo en el sanatorio cubano, en el que lo visitó Raúl Castro junto al canciller Bruno Rodríguez. Y el ministro de la Presidencia, René Martínez, explicó a los periodistas que la afección del gobernante fue “tratada adecuadamente, de manera que pudo superarla”.

“Evo padecía de un cuadro de virus interno, sinusitis y problemas en las cuerdas vocales. A raíz de este cuadro clínico, el Presidente fue trasladado de manera abrupta a Cuba, donde se sometió a varios examenes que descartaron complicaciones”, leyó Martínez.

Secreto cubano

Es la segunda vez que Evo, se trata con médicos en Cuba por problemas relacionados con lo otorrinoralingológico. En 2009 se sometió a una cirugía de nariz en La Habana. Un ministro de su gabinete señaló que más de cinco médicos bolivianos no pudieron tratar al mandatario de su afonía.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de La  Paz, Luis Larrea, opinó que una sinusitis puede ser diagnosticada hasta por un médico general, y señaló que la preferencia del mandatario por médicos cubanos, deja muy mal parados a los médicos bolivianos.

En tanto, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, aclaró que el traslado de Morales a La Habana se decidió después de que el mandatario estuviera “más de un mes y medio” tratándose en Bolivia, sin resultados positivos.

“Con esa preocupación de sanarse más rápidamente y de que los diagnósticos sean mucho más exactos, ha optado por viajar a Cuba”, explicó Cocarico a una radio local. El vicepresidente del país, Álvaro García Linera, aseguró también que la salud del mandatario está “controlada” y que los médicos descartan que se trate de una “enfermedad grave”.

Sin embargo, todo despertaba sospechas de un cáncer “encubierto”, como alguna vez ocurrió con Lula Da Silva (que tuvo cáncer en la garganta) y con el venezolano Hugo Chávez (ver recuadro). Y 24hs más tarde, cedieron a las presiones mediáticas y reconocieron: “una biopsia que se le practicará en abril en un hospital de Cuba determinará si es benigno o maligno el nódulo que apareció en las cuerdas bucales del presidente”, informó el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea.

 

Comentarios de “Evo mintió para ocultar su tumor, pero salió a la luz”

  1. La salud de los presidentes siempre es un misterio. Nadie quiere develar que padecen los mandatarios. El poder y la salud, que combicacion!!!!! Lo que no entiendo porque la nota esta firmada con otro nombre en la revista. La compre y aparece otro ¿?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *