Sociedad / 2 de Abril de 2017

Prellezo truchó un documento oficial para matricularse

El ejecutor de José Luis Cabezas presentó un certificado de reincidencia que contenía datos falsos.

Por

Efímero. La matrícula de Prellezo duró seis días. Cuando las autoridades del Colegio de Abogados de Quilmes descubrió que su certificado de reincidencia contenía información falsa, decidió revocársela.

Seis días duró la carrera profesional de Gustavo Prellezo. El asesino del reportero gráfico de NOTICIAS, José Luis Cabezas, quiso iniciarse como abogado, sin embargo, una vez más, lo hizo fuera de la ley. El 22 de marzo, en una austera ceremonia en el Colegio de Abogados de Quilmes, el ex efectivo de la Policía Bonaerense juró y obtuvo su matrícula para ejercer en esa jurisdicción. Sin embargo, menos de una semana después, el 28, la junta directiva de la institución decidió revocársela debido a que la documentación que presentó el ejecutor de Cabezas faltaba a la verdad.

Prellezo, con un certificado de reincidencia con datos falsos, buscó la manera de burlar al mismo sistema judicial que lo condenó. En el documento oficial que presentó, necesario para matricularse,  se consignaba que ya había cumplido su condena, cuando la realidad indica que la sentencia dictada por la Corte Suprema sigue firme y que Prellezo purga su pena, aunque tenga el beneficio de la libertad condicional. “Este evento es un grave precedente ya que ahora no se puede confiar en los certificados emitidos por el Registro Nacional de Reincidencia”, opinó el presiente del Colegio de Abogados de Quilmes, Bienvenido Rodríguez Basalo. El origen del documento oficial con información errónea presentado por Prellezo sigue siendo un misterio. “Puede ser apócrifo, un error involuntario o que no estén actualizados los datos de las sentencias”, explican desde el Registro de Reincidencia.

Sin embargo, el director de dicha institución, José Miguel Guerrero, da por tierra con algunas de estas hipótesis: “Es una causa que tiene muchos años ya, por lo cual los datos están actualizados. Debió tratarse de un error de comunicación”, explicó a NOTICIAS, antes de asegurar que “también puede tratarse de una falsificación, pero sería algo muy arriesgado”. En diálogo con este medio, se comprometió  que la institución investigará lo sucedido y el origen del documento.

“Entre los requisitos que exige la ley para matricularse se requiere un certificado de reincidencia en el cual conste que no exista una sentencia firme condenatoria en contra del interesado. Prellezo lo presentó y por eso pudo matricularse. Sin embargo, después averiguamos que la sentencia que lo condena sigue vigente y decidimos reunirno de urgencia para revocársela”, explicó a NOTICIAS, el presidente del Colegio de Abogados de Quilmes, Bienvenido Rodríguez Basalo.

Conocido, no socio

Mientras la mentira estaba sin ser develada, Prellezo comenzaba a delinear su carrera judicial. Para ello había fijado domicilio en la calle 12 de Octubre 2505 en Quilmes, la misma dirección que tiene otro abogado, Guillermo Baque. “Yo sólo le ‘presté’ la dirección para notificaciones. Pero no iba a ser socio mío ni de mi estudio”, aseguró a NOTICIAS el propio Baque, quien explicó que el préstamo de domicilios es común entre abogados. Consultado sobre por qué había hecho este favor a Prellezo, el abogado aseguró que conoce al asesino de Cabezas desde que eran jóvenes y vivían en San Miguel del Monte.

Prellezo, quien incluso se había creado un perfil en la red social Linkedin para publicitarse como abogado, duró menos de una semana como un profesional matriculado. Esta vez, no pudo burlarse de las normas.

 

5 comentarios de “Prellezo truchó un documento oficial para matricularse”

  1. El titulo es falso, ya que se dice una cosa y por otro lado, no hay prueba alguna de que el ahora Dr. Prellezo haya falsificado documento alguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *